Bartlett Incrementó Tarifas Eléctricas a Nivel de EEUU

111
Bartlett Incrementó Tarifas Eléctricas a Nivel de EEUU

*A Partir de Ya ¿Y la Pandemia?

México.- Si comparan las tarifas especializadas que ayer subió drásticamente la CFE a cargo de Manuel Bartlett con las que pagan los estadounidenses, quedarán en un nivel similar… y eso puede parecer justo, pero no es así de fácil.
Hablamos de tarifas de transmisión de electricidad. Las que cobran en la industria por llevar energía a través de ciudades por medio de altas torres que cargan seis u ocho cables y que terminan pagando ustedes en su recibo… o cuando compran unas papas que incluyen ya el costo.
Bartlett consiguió que subieran entre 400 y 800 por ciento en un solo día para un tipo específico de empresas consumidoras.
Con ello, las tarifas de transmisión alta y media tensión pasarán para éstas de 4.9 centavos, a 27.85 y 25.86 centavos por kilowatt hora. Dimensionemos: si prenden un horno eléctrico durante una hora, es posible que consuman un kilowatt hora.
En Estados Unidos este año esas tarifas de transmisión promedian un precio de 1.4 centavos de dólar o unos 29 centavos de peso por kilowatt hora, de acuerdo con la Energy Information Administration del país vecino.
Las tarifas de baja tensión también subieron ayer en la CFE, de 9.7 a 89.28 centavos por kilowatt hora. Se cobran por usar más equipo, como esos transformadores que tienen en los postes cercanos a la casa y ahí sí, la CFE parece haberse servido con pala: 67 centavos de peso es el equivalente a los 3.1 centavos de dólar que promedia el servicio en la nación vecina. Sólo por tener una referencia.
¿A quiénes les subieron las tarifas? Aquí avisé antes que el impacto va dirigido a un listado de empresas como las siguientes: Peñoles, Bimbo; la dueña de los Oxxo, FEMSA; Grupo México, Nissan, Walmart, Cinépolis, 7-Eleven, Soriana, Kimberly Clark, Banco Santander, Banamex, Farmacias Guadalajara, General Motors, Bosch, Cemex, Heineken, Arca Continental, Pepsico, Grupo Modelo, Bachoco y Alsea, la de Starbucks y Domino’s, por ejemplo.
¿Por qué? Antes de la reforma energética de 2013, empresas como las mencionadas cambiaron a la CFE por sistemas independientes para su propio abasto eléctrico.
Abandonaron a la entonces paraestatal y contrataron compañías especializadas que les instalaron grandes plantas de generación de electricidad que registraron legalmente ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE) bajo un esquema llamado ‘autoabasto’. Muchas de esas plantas funcionan con energía renovable como la del viento, otras usaron eficientes turbinas a gas natural. Obviamente, la CFE perdió grandes clientes. Agencias