Estancado, Proceso Penal de Roberto Borge Angulo

306
Estancado, Proceso Penal de Roberto Borge Angulo

Ciudad de México, 20 de diciembre.- Desde hace dos años, el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, permanece a la espera de que un tribunal federal determine si fue legal o no vincularlo a proceso por «lavado» de dinero de un desfalco al erario por más de 900 millones de pesos.
Se trata de un recurso de revisión que permanece sin resolución en las oficinas del Segundo Tribunal Colegiado, en el Estado de México, con residencia en Ciudad Nezahualcóyotl.
El recurso fue presentado por la entonces Procuraduría General de la República (PGR) desde diciembre de 2018 contra una sentencia emitida por el juez Sexto de Distrito en el Estado de México, quien ordenó reponer el procedimiento penal por el que el exgobernador permanece en la cárcel desde enero de 2018.
En su sentencia, el juez señaló que la vinculación a proceso que le fue impuesta a Borge Angulo carecía de la «debida fundamentación y motivación que exige el artículo 16 constitucional», pues aunque el juez de control señaló que los datos de prueba constituyen indicios directos para suponer que el exmandatario pudo intervenir en el delito que la PGR le imputó, no especificó por qué.
Contra esta determinación, la PGR tramitó el recurso de revisión que desde enero de 2019 pasó a sentencia con el entonces magistrado Julio César Gutiérrez Guadarrama, quien para diciembre de ese año no había emitido resolución alguna.
Para el 3 de diciembre de 2019, el magistrado Gutiérrez Guadarrama fue sustituido por José Francisco Cilia López, quien desde entonces tiene el asunto en su oficina para dictar sentencia.
Sin embargo, el expediente permaneció estancado por la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19, pues al no tratarse de una situación considerada como de extrema urgencia, fue afectado por la suspensión de los plazos legales decretada por la situación en el país.
Desde enero de este año, la acusación que Borge impugnó por la vía del amparo fue enviada a un centro de justicia federal en Quintana Roo, pese a que el exgobernador permanece recluido en un Centro Federal de Readaptación Psicosocial, ubicado en el estado de Morelos. SUN