Lotes baldíos y terrenos enmontados en Tapachula están siendo utilizados por migrantes centroamericanos para drogarse, según denuncian directivos de colonias

504