ALFIL NEGRO

1185
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Ola de Calor
Oscar D. Ballinas Lezama

Acostumbrados al sopor de las tardes y las temperaturas de 40 o 42 grados, los habitantes de la costa chiapaneca esperan con ansias se adelanten las lluvias de mayo para soportar la canícula del 2017, que esta primavera parece que hará arder la tierra.
Las autoridades de Protección Civil han enviado ya un alerta a la ciudadanía en el Soconusco, con la finalidad de que tomen las precauciones necesarias ante la ola de calor impulsada por el calentamiento global, que está provocando siniestros y enfermedades gastrointestinales, así como insolación.
Protección Civil ha hecho recomendaciones a maestros de las escuelas para que eviten las prácticas de actividades físicas en las horas ‘pico’, principalmente en aquellas escuelas donde no tienen techado, para no exponer la integridad de sus alumnos.
Francisco Pérez Morales, titular de Protección Civil en el Municipio tapachulteco, extendió sus recomendaciones hacia la población a la que pide traten de no exponerse en forma prolongada a los rayos solares, que se hidraten constantemente (ingiriendo agua u otros líquidos), utilizar protectores solares y evitar hacer ejercicio en las horas en que el golpe de calor está más fuerte.
Para nadie es secreto que Metapa, Tapachula, Mazatán, Huixtla, Mapastepec y Tonalá son los municipios del Soconusco considerados zonas del eterno verano, cuyas temperaturas son cada año más altas debido a la tala de árboles que ha repercutido en la falta de lluvias, consecuentemente ha provocado que los ríos y lagunas se estén secando, amén de que los pocos afluentes que aún quedan, han sido contaminados por la inconsciencia de la mismas poblaciones y sus autoridades.
Enfrascados en otras actividades, tanto ciudadanos como autoridades hemos minimizado el problema de la falta de agua para consumir y asearnos; al menos lo que algún día fue el río Texcuyuapan terminó convertido en un recolector de aguas negras y basura.
Los afluentes Cahoacán y el Coatán, que alguna vez fueron orgullo de los tapachultecos, quienes se bañaron, pescaron y hasta tomaron de esas aguas que bajaban con fuertes corrientes para desembocar en el Océano Pacífico, hoy vemos con tristeza e impotencia que también están agonizando con la contaminación grosera de los drenajes de aguas negras que caen sobre sus débiles corrientes, sin que nadie haga nada por rescatarlos.
El mismo problema tienen el resto de los municipios del Soconusco, que sufren la actual catástrofe del medio ambiente en el Planeta; se están quedando sin ríos y sin pozos en donde pueda obtener agua consumible; sus tierras poco a poco se quedan desérticas por la tala de árboles maderables que son destruidos en los aserraderos, como el que existe en el municipio de Tuxtla Chico.
En otras cosas, los políticos mexicanos siguen demostrando que su mayor interés es mantener el poder, y así lo demuestra nuevamente el líder priista en el país, Enrique Ochoa Reza, quien pese a las perversidades y corrupciones de sus representantes en los cargos públicos y de elección popular, jura y perjura que el PRI seguirá reinando y que van a demostrarlo ganando Nayarit y el Estado de México.
Añadió que los demás partidos políticos solo reflejan una ambición brutal por el poder, que ven la política como un negocio familiar (¿¿??); luego el ‘líder moral’ del priismo nacional pinta su raya con el PAN y el PRD, acusando al primero de sentir tanto frío, que está buscando el calor de un ‘sol azteca’ agonizante.
Ni duda cabe que ‘el clavillazo’ del tricolor anda muy envalentonado, afirmando que en las siguientes elecciones los candidatos de su partido van a darle una lección más a los de la oposición, y echa las manos a sus fierros como queriendo pelear; mira la paja en el ojo ajeno, olvidándose de la vigota que cargan los priistas; como si el burro hablara de orejas.
En Chiapas los priistas van a tener que echar toda la carne al asador, sobre todo en la búsqueda de la gubernatura en donde Roberto Albores Gleason le apuesta al ‘calor’ de Luis Videgaray, quien revivió luego del oxígeno que le dio Donald Trump y dio la oportunidad a Peña Nieto de reivindicarlo en la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde se mueve ahora como pez en el agua.
El inquilino de Santo Domingo, ya se casó para llenar el requisito de la primera dama y va a pelear hasta con los dientes, ser el ungido para la candidatura del tricolor. Habrá que esperar para saber de qué cuero saldrán más correas.