OPINIÓN PÚBLICA

785
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Por: Gonzalo Egremy
¡La Gran Estafa!

El gobierno del hoy cónsul de México en Orlando, presuntamente dio a un cantante cientos de millones de pesos para una obra que nunca se realizó.
*De acuerdo a diversos reportes, la obra consistía en hacer del río Sabinal (es como el Texcuyuapan de aquí), en Tuxtla Gtz., navegable, como en Venecia.

Pocos son los que dudan de la veracidad de las graves irregularidades con el dinero público durante el gobierno de Juan Sabines Guerrero.
Sobre todo porque las finanzas, cuando dejó el cargo, así lo demuestran: deuda pública (oficial) de 25 mil millones de pesos, aunque en esa cifra no se encuentran proveedores y prestadores de servicio a quienes no les pagaron.
La hacienda del estado vacía, saqueada, sin un peso; los Municipios sin un centavo de las participaciones estatales y federales (que manejó a su antojo aquel gobierno del sabinato), o sea, un Chiapas en bancarrota.
Y una caterva de amigos, colaboradores y familiares del propio Juan Sabines Guerrero, que el 8 de diciembre de aquel 2012 agarraron sus maletas y se fueron a disfrutar de los millones de pesos saqueados al erario chiapaneco.
En ese contexto anterior surge la denuncia que en el 2010, un cantante de renombre, traído (súper bien pagado) en aquel sexenio a ferias de pueblo por una familiar de Juan Sabines, supuestamente le otorgaron del erario, a través de su fundación llamada “Hombre-Naturaleza”, unos 200 millones de pesos.
La denuncia de algunos activistas en Tuxtla Gutiérrez agregan que esa cantidad de dinero de los chiapanecos era, presuntamente, para que el trovador metido a contratista, realizará “el rescate del río Sabinal y con diversidad de trabajos de ingeniería hidráulica y civil, lograra que navegarán lanchas, trajineras y hasta yates pequeños”.
Además el proyecto, afirman las fuentes informativas de Tuxtla Gutiérrez que conocieron y conocen de aquella “malograda obra”, contemplaba “la edificación de embarcaderos y pequeños restaurantes a lo largo de ambas riberas del río, y para esa etapa estaba autorizado por el gobierno de Juan Sabines Guerrero, otros doscientos millones de pesos para el contratista”.
Existen fotografías, en las redes sociales, de cuando el entonces gobernador, hoy flamante cónsul en Orlando, Florida, Estados Unidos, junto con otros funcionarios y el presunto contratista, hacen el anuncio de la “magna obra” que ¡nunca hicieron!, por lo que el Sabinal siguió siendo, en varios tramos, un río de aguas negras y pestilente.
Medios digitales, al reaparecer el cantante-contratista del supuesto “rescate del río Sabinal”, este martes 18 en una feria en San Cristóbal de las Casas, difundieron que al menos unos cien tuxtlecos acudirían a protestar.
El titular del contrato de obra, o sea el reconocido trovador, está obligado, moral y éticamente, a ofrecer al pueblo chiapaneco una clara, honesta y transparente explicación de qué fue lo que ocurrió con aquel presunto “rescate del río Sabinal” que muchos medios le adjudican como beneficiario.
Pero también es ineludible que el Órgano de Fiscalización Superior, los diputados locales que le aprobaron la cuenta pública a Juan Sabines Guerrero, y hasta la Auditoría Superior de la Federación (también, afirman, hubo recursos federales), que declaren sobre esa obra simulada, ¿no cree usted?
BISBISEO
Conociendo aquella mala administración, no se debe de dudar de la corrupción y saqueo del erario de los chiapanecos//Los ejemplos abundan: el proyecto de producción de biocombustible a partir de la planta de piñón, con el que engañó, junto con el panista, Felipe Calderón Hinojosa hasta al ex secretario general de la ONU, y en el que reportó haber invertido cientos de millones de pesos; las “Ciudades Rurales” que hasta la fecha solo sirven para que las familias a quienes les otorgaron las viviendas las utilicen de corral para gallinas o crianza de cerdos; las aulas escolares (“una hecha cada tres horas” decía la propaganda sabinista) que tampoco fue cierto, como no lo fueron supuestos caminos rurales en la zona baja de Tapachula//Salud.