ALFIL NEGRO

1192
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Sobre el Muerto las Coronas

Aún no llegan las aguas de mayo a los pueblos de la costa del Soconusco, ni el gallo se levanta más temprano con el horario de verano, sin embargo los pueblos siguen sufriendo por la falta de los servicios más básicos, mientras una ‘parvada’ de aspirantes a las alcaldías, andan como ‘chivos en cristalería’.
Todos andan jalando ‘agua para su molino’, sin importarles que a la mayoría de ellos no los conozcan ni en su casa, mucho menos que hayan hecho algo en beneficio de su comunidad, para poder tener el derecho de aspirar esos cargos de elección popular, que con sus raras excepciones, quienes han llegado a ocuparlos lo han tomado para enriquecerse en forma personal y se han ido como el ‘jibarito, locos de contento con su cargamento.
Pero “no tiene la culpa el indio, sino quien lo hace compadre”; parece que en este México lindo y querido, la mayoría de los políticos siguen creyendo que el que no tranza, no avanza; y por eso han hecho de la corrupción y la impunidad un santuario.
En Metapa de Domínguez, ya empezaron a ‘brincar los chapulines’, los quieren seguir hundiendo en la pobreza y marginación a ese sufrido pueblo del ‘rio de magueyes’; cuyas autoridades municipales poco o nada han hecho para sacarla del empantanamiento económico, político y social en que se encuentra.
La actual administración, afirma que ha tenido que hacer verdaderos malabarismos para poder realizar algunas pequeñas obras, ya que sus antecesores les dejaron deudas hasta para tirar para arriba, al grado que hasta el edificio del Centro de Salud les han embargado; luego tienen el problema que el INE sigue considerando en sus informes, que ahí no pasan de cinco mil 500 habitantes; cuando la realidad es que desde hace muchos años sobrepasan a las 8 mil 500 personas; por tal motivo los recursos que reciben son insuficientes, si a eso le añadimos todo lo que malversan o se roban algunos alcaldes sinvergüenzas, entonces no hay dinero que alcance. Y eso ha pasado en los 122 ayuntamientos de Chiapas.
Manrique Castro, es un metapaneco que quiere ser alcalde en el 2018 y se cobija en el PAN; Martín Benedicto, quiere ir por el PRI, ahora considerado el ‘patito feo ‘de la política mexicana; Abel Pérez, por Chiapas Unido, Luís Salgado, jura y perjura que irá por Mover a Chiapas y Carlos Ochoa por Morena. Hasta ahora el pueblo no sabe qué han hecho para ser merecedores de ocupar ese cargo, al que muchos, si no todos, ven como un negocio redondo para hacerse de ‘mulas Pedro’.
Allá por Cacahoatán, Ediel Gálvez ‘el tamachi’, ya empezó a soltar mandarriazos para abrirse camino, y ve como su principal oponente al actual alcalde Enrique Álvarez, quien podría repetir ‘color y número’ en la alcaldía del pueblo de las Gardenias.
En Tuxtla Chico crece el rumor que Esaú Guzmán, quiere regresar a ser presidente del ‘pueblo de Dios’; aunque mucha gente aún no olvida que cuando terminó su administración pasada, fue uno de los que visitó ‘Cerro Hueco’, sin embargo, luego de varios meses de estar encarcelado logró demostrar que era inocente y fue liberado de la ‘mea culpa’.
Para Tapachula también suenan varios nombres, la mayoría de ex presidentes que juran y perjuran que van a regresar; lo que los ‘huacaleros’ esperan es que regresen lo que se llevaron y por lo cual la ex Perla del Soconusco sigue sin progresar, amén de que la inseguridad ha crecido como un cáncer.
De poco o nada sirven ‘los mil y un policías’ de las corporaciones policiacas provenientes de los tres niveles de gobierno, ya que según estos personajes encargados de la seguridad ya tienen vehículos para patrullar en las calles, al parecer no les dan suficiente gasolina y es ahí donde la ‘puerca tuerce el rabo’.
El pueblo mexicano ha demostrado su resignación ante los abusos de su gobierno federal y las sinvergüenzadas de algunos gobernadores, que ahora andan a salto de mata y otros que empiezan a caer en las cárceles de países extranjeros, extrañamente no en nuestro país, donde es raro ver que el largo brazo de la ley alcance a un ‘pez gordo’; por ello, los analistas políticos afirman que difícilmente van a quitarle la presidencia de la república a los priistas, ni siquiera lo harán con el Estado de México, que se ha convertido en el termómetro que medirá hasta dónde es capaz el pueblo de soportar la ‘mala vida’ que le han dada los gobernantes emanados del PRI y el PAN, principalmente.
Por otro lado, Andrés Manuel López Obrador tiene la oportunidad de su vida, sin embargo, sabe bien cómo masca la iguana en la política mexicana, donde como dice él, la mafia del poder tiene el sartén por el mango y difícilmente va a destrabar esos nudos gordianos de la corrupción, lo más probable es que vuelva a quedarse en el ‘ya merito’ o como ‘presidente legítimo’ de a chipo. Si no, al tiempo.
Sabemos bien que la gran mayoría del pueblo de México sobrevive en la pobreza y miseria más grande de todos los tiempos, lo que obliga a ese número impresionante de gente a vender su alma al diablo si es preciso, por conseguir un poco de pan o algunos pesos para comer unos pocos días; eso lo saben los políticos y aprovechan la situación, para lograr ganar elecciones comprando votos con una miserable cantidad o bajo las amenazas de quitarles los programas de gobierno.
Desafortunadamente, el resto de la sociedad ha demostrado hasta ahora, ser apática y valemadrista; bajo el argumento de que no le harán caso a su voto, prefiere quedarse en casa el día de las elecciones y dejar que decidan los que están muriendo de hambre y venden el sufragio al mejor postor, por eso estamos como estamos y luego nos quejamos de todo, aunque muy internamente pareciera que nos gusta la mala vida.
Por cierto, el Peje defiende su honorabilidad, ante los ataques que el presume vienen de los priistas y el máximo jefe de estos en la nación y le dice, en una carta enviada a las redes:”Lo que más me apenas es su poco nivel político y moral. Es una vergüenza que, quien se ostenta como presidente de nuestro gran país, México, no actúe como hombre de estado, sino como un vulgar jefe de pandilla”.