ALFIL NEGRO

1140
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 
Por Oscar D. Ballinas Lezama

Nada Para Nadie

‘La moneda sigue en el aire’, en lo que respecta a los posibles vencedores de las elecciones del próximo 4 de junio; hasta ahora las tendencias electorales en el Estado de México, considerado por los priístas como ‘la joya de la corona’, favorecen levemente al candidato del PRI, Alfredo del Mazo.
En la política como en el amor, nada está escrito y muchas veces ‘la liebre brinca por donde menos lo esperan’; sin embargo, en el caso del Estado de México, considerado un bastión del tricolor y trampolín para llegar a Los Pinos, difícilmente los ‘rojos’ van entregar la plaza, porque su abanderado no es cualquier candidato, es primo del presidente Enrique Peña Nieto, quien nos guste o no, tiene ‘el sartén por el mango’.
Al menos en Chiapas, todo mundo anda como ‘el monje loco’ sin saber qué rumbo tomar, no obstante algunos como Eduardo Ramírez Aguilar, actual líder del Congreso Chiapaneco, está metiendo toda ‘la carne al asador’ y cada vez fortalece más su estructura electoral, hace ‘amarres bajo el agua’, camina montado en lo que puede ofrecer como líder de los diputados locales en la entidad, va y viene sin descanso buscando congratularse con los chiapanecos de todos los rincones.
La ventaja del “jaguar negro”, en esta carrera del hándicap político chiapaneco, es que como dirigente del Partido Verde Ecologista Mexicano en Chiapas, podría decirse que tiene asegurada su candidatura a la gubernatura en el 2018, amén de lo que podría lograr con las alianzas con otros institutos políticos pequeños, que desde hace meses le están coqueteando.
Por otro lado, el senador Luis Armando Melgar Bravo, pian pianito hace su recorrido en la geografía chiapaneca, contacta a la gente, hace compromisos, resuelve algunos que están dentro de su ámbito como legislador y a su manera, con su propia estrategia conforma su estructura y asegura que ‘va con todo’ para el 2018; quizás lo que el tapachulteco está dejando en el aire, es resolver si irá como candidato independiente o como representante de algún partido como el PAN,PRI o Morena, sea como sea, hay incertidumbre entre sus fans que ya quieren saber el color de su camiseta.
El magistrado Rutilio Escandón Cadenas, actual presidente del Supremo Tribunal de Justicia en Chiapas, es un hombre prudente y ‘viejo lobo de mar’ en la política, es también mencionado por la voz del pueblo, como posible aspirante a la candidatura para gobernar este estado fronterizo.
Rutilio Escandón Cadenas, pudiera ser abanderado de dos partidos que le ‘vienen como anillo al dedo’, entre ellos el PRD donde hizo una trayectoria, al grado que fue Secretario General en Chiapas; por otro lado, cuenta con la amistad de Andrés Manuel López Obrador, con quien luchó hombro con hombro, cuando ambos militaban en el PRD nacional, por lo que es otro fuerte aspirante a ser abanderado por Morena.
En cuanto al PRI, éste es un partido que se cuece aparte y que de entrada parece estar en la lona, sobre todo porque su posible candidato el senador Roberto Albores Gleason, no ha caminado en la geografía chiapaneca, debido a ello la mayoría de sus conciudadanos no lo conocen ni en fotografía, y es ahí en donde ‘la puerca va a torcer el rabo’, en caso de que insista en auto nombrarse candidato a la gubernatura por la entidad chiapaneca, aprovechando su posición de juez y parte al seguir siendo presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional en la entidad.
Por si esto no bastara, el senador comiteco tiene ya el repudio de la mayoría de sus principales generales ex líderes estatales del priísmo chiapaneco, como José Antonio Aguilar Bodegas, Roberto Castellanos Domínguez, Arturo Morales Urioste, Hernán Pedrero Sierra, Carlos Bonifaz Trujillo, entre otros, que en la víspera de su fracasado recién destape, enviaron un comunicado por escrito a su dirigente nacional Enrique Ochoa Reza, al que no solamente pusieron al tanto de lo que consideran actos de una antidemocracia y abuso de poder por parte de Albores Gleason, sino que también le advierten de una rebelión contra el priísmo nacional, en caso de que contra viento y marea se imponga la candidatura del comiteco, eternizado como inquilino del edificio de Santo Domingo en Tuxtla Gutiérrez, lugar de donde debió haber salido desde hace casi un año.
“Por diversas artimañas y complacencias, Albores Gleason se ha aferrado a la dirigencia del partido y aun lo mantienen en el cargo, según consta en documento reciente expedido por el IEPC, lo que se hace inexplicable a la vez su nombramiento como Secretario de Gestión Social del CEN del PRI, presidido por usted, lo que configura una flagrante violación a nuestros documentos básicos”, le afirman los inconformes a su dirigente nacional, quien hasta ahora ni suda ni se acongoja, lo que no es de extrañarse porque ‘clavillazo’ ya demostró ser miembro distinguido de la ‘pandilla’ de la que habla el tabasqueño dirigente del partido Morena.
Al parecer, esta denuncia de priistas contra priistas desató una guerra sucia entre las huestes escarlatas, considerando que de no dar la candidatura del PRI a Roberto Albores Gleason(lo que se considera como algo imposible),el más indicado para tomar esa bandera en Chiapas sería José Antonio Aguilar Bodegas, actual Secretario del Campo, quien hace unas semanas recibió el primer aviso mediante un grupúsculo de dizque campesinos, quienes llegaron hasta las oficinas de Manuel de la Torre, coordinador general de la Secam y le armaron la de quintín’, argumentando que no los atendía y otras lindezas más.