OPINION PUBLICA

980
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Piden no más TLC
Gonzalo Egremy

*Productores de Leche en 20 Estados del país, entre ellos, de Chiapas, afirman que el TLC con EU y Canadá, ha quebrado unos 500 mil negocios.

*Gobierno permite la importación de millones de toneladas de leche en polvo de baja calidad, así como derivados lácteos de suero de engorda de cerdo.

El noventa por ciento de productores de leche en el país, entre ellos los de Chiapas, exigen al Gobierno Federal sacar del TLC al producto lácteo.
El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (TLCAN) ha significado la quiebra de más de 500 mil unidades productivas del sector social, mientras que 150 mil “se debaten entre la subsistencia y la amenaza del exterminio”, afirmó el presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, Álvaro González Muñoz.
Por estas razones y porque las importaciones de leche en polvo y sus derivados “son una competencia despiadada” para los productores nacionales, “preferimos que el producto leche salga del contexto de negociaciones del TLCAN”, dijo tajante.
Álvaro González exhortó al Gobierno Federal y en particular al grupo de negociadores del TLCAN, a realizar una consulta a nivel de los 20 principales Estados productores de leche, a fin de constatar la inconformidad de que “este sector se haya convertido en ‘moneda de cambio’ para mantener un esquema de intercambio comercial que beneficia a pocos y perjudica a muchos”.
Lamentó que la industria de lácteos y las grandes cadenas comerciales (previa anuencia de dependencias federales como las Secretarías de Salud y de Economía) se han convertido en importadoras de fórmulas lácteas y leche en polvo descremada, a altos precios sin importarles la calidad nutritiva.
En cambio, añadió González Muñoz, los productores nacionales de leche ofrecen un producto natural, con alto potencial nutritivo y a precios accesibles, “nunca comparado con agregados de grasa vegetal, con vitaminas y minerales de dudosa calidad”, puntualizó.
Señaló que los mexicanos “no debemos caer en la trampa, el amago y sagacidad” que muestran los negociadores norteamericanos, al poner sus ‘reglas del juego’ de manera unilateral y anticipada, mientras que los negociadores mexicanos encabezados por Ildefonso Guajardo ‘no tiran golpes’.
“La revisión del TLCAN, nos obliga a articular una nueva defensa de las políticas de intercambio comercial del país, donde quepamos todos, frente a la posibilidad de recuperar el mercado interno de productos agropecuarios que ha caído en manos de importadores.
“Nosotros como productores de leche, apuntó, somos una opción productiva para contrarrestar la actitud proteccionista del Gobierno de Estados Unidos, mismo que aprovecha a la industria transnacional para dar salida a subproductos de calidad no garantizada.
“Más de cien mil productores de leche del país, expresó, estamos angustiados y en contra de un acuerdo bilateral que, por lo menos para el sector productivo de lácteos, no arroja resultados satisfactorios.
“En el caso de lácteos, México debe seguir el ejemplo del Gobierno de Canadá que, desde un principio, no incluyó al producto leche en el esquema de comercio del TLCAN, en virtud de que prefirió realizar nuevas inversiones y considerarlo como un alimento estratégico para los canadienses.
“Estamos en contra de una negociación donde metan en medio a los productores de leche, sobre todo sin consultarlos, como ocurrió en las negociaciones de hace más de 23 años.
“El sector social es el que aporta la mayor producción nacional, no fue tomado en cuenta, pero sí sufrimos las consecuencias de una competencia letal”.
En resumen, hay que señalar que 23 años desde la firma del TLCAN, demuestran que los beneficios reales en materia de lácteos, son para las industrias y cadenas comerciales en su mayoría trasnacionales.
Para el consumo familiar de la población, le ha traído consecuencias negativas. Hoy, con un salario mínimo, sólo se pueden comprar 4.5 litros de leche, en tanto que, antes del TLCAN, se adquirían 12 litros; lamentable, ¿no cree usted?//Salud