ALFIL NEGRO

1035
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Levantando la voz
Oscar D. Ballinas Lezama

Fue necesaria la intervención nuevamente del diputado federal Enrique Zamora Morlet, para que se escuchara la petición de los tapachultecos que ante la ola de inseguridad han perdido la tranquilidad, porque ni dentro de sus viviendas están a salvo de la delincuencia.
Zamora Morlet se pronunció recientemente ante el Congreso de la Unión, exigiendo a través del punto de acuerdo con número de gaceta LXIII/2SPR-28/74133, se reforzara de inmediato la seguridad en el municipio de Tapachula, donde desde hace varios meses la delincuencia ha sentado sus reales.
El legislador tapachulteco señaló que entre los posibles motivos de ese incremento delictivo, está el funcionamiento del Cefereso 15 de Villa Comaltitlán, por lo que desde el pasado 26 de Julio había solicitado en la Cámara de Diputados, un punto de acuerdo para que se implementara un operativo permanente de seguridad en este municipio, así como en otros del Soconusco en donde la ciudadanía vive con el ‘Jesús en la boca’ y con la psicosis de ser asaltada, secuestrada o asesinada por la horda de maleantes que pululan por todos lados.
El también Presidente de la Comisión de Asuntos de la Frontera Sur-Sureste, mencionó la urgencia de garantizar la seguridad de las familias en esta zona fronteriza del sur de México, donde Tapachula ha sido de los más afectados, por lo que al aprobarse dicho acuerdo en el Congreso de la Unión, habrá una mayor coordinación entre las instituciones de los tres niveles de Gobierno, lo que podrá reducir los índices delictivos en esta zona fronteriza del país.
“Soy un ciudadano preocupado por mi municipio, es por eso que mi trabajo es alzar la voz como representante de mi gente ante el Congreso de la Unión, para que sus necesidades sean escuchadas y con ello, tengan respuesta que ellos desean”, afirmó Zamora Morlet, quien además reconoció el apoyo del gobernador para redoblar la seguridad.
El caso es que, desde antenoche se anunció la llegada de más elementos policiacos enviados por el Gobierno del Estado; ahora falta ver si son gente capacitada para enfrentar a la delincuencia organizada o solamente vienen a ‘encuartelarse’, porque hasta ahora, ha quedado claro que de todos los altos y medios mandos policiacos en este municipio no se hace uno, al grado que los delincuentes actúan a cualquier hora del día o la noche sin que se les detenga; creando una psicosis entre la población que teme salir a las calles, ir a los bancos, tiendas o mercados en donde son asaltados.
Para nadie es secreto que cada municipio tiene su policía preventiva, misma que debe estar bajo las órdenes directas del Alcalde quien conforme a la ley orgánica municipal, es el jefe del municipio y como tal, éste debe hacer valer la autonomía de la municipalidad; sin embargo, los programas federales del mando único los han desplazado convirtiéndolos en simples administradores de los recursos del fondo Cuatro.
Por ello la urgencia de que los Ediles, los Diputados federales, legisladores locales y los Senadores, apuntalen los esfuerzos del Gobernador como lo está haciendo Zamora Morlet ante el Congreso de la Unión y desde ahí, surja la voz representativa de los soconusquenses, para que el Presidente de la República y el Secretario de Gobernación se den cuenta de una vez por todas, que el cacaraqueado ‘Mando Único’ ha sido un fracaso en esta zona, donde solamente ha logrado que existan muchos generales y poca tropa; todo mundo quiere mandar y pareciera que nadie obedece a nadie, mientras tanto, quien sigue pagando los platos rotos es el pueblo.
Se necesita implementar retenes ambulantes (no fijos) en las entradas y salidas de la ciudad, realizar operativos pie a tierra y hacer redadas en horario nocturno, porque la ciudadanía ya no puede andar en las calles después de las 10 de la noche; importantísimo son los operativos en los antros de vicio y que el Ayuntamiento y Jurisdicción Sanitaria obliguen a propietarios de las cantinas y discotecas respetar los horarios de cierre, amén de que se hagan revisiones dentro de esos antros, para detectar armas y drogas.
Migración debe implementar también operativos para asegurar a los extranjeros perniciosos, quienes deambulan en las calles o colonias buscando agenciarse dinero de manera ilícita o mendingando para sobrevivir; esas personas deben ser deportadas a sus lugares de origen, así como deben detener y procesar a las decenas de ‘polleros’ que se han enriquecido con el tráfico de personas.