ALFIL NEGRO

339
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

El Niño Azul
Oscar D. Ballinas Lezama

“Los servicios urbanos y la infraestructura social no son un lujo, son una necesidad, por eso estamos gestionando desde el Senado para que los apoyos sean aplicados de forma honesta y enfocados a las necesidades en cada lugar, la zona alta de Tapachula debe ser dignificada con mejores servicios”, dijo el legislador Luis Armando Melgar, en otra caminata por la zona norte de la tierra que lo vio nacer.
Ante la diversidad de problemas que presentan en esa región de los Mam, el parlamentario costeño enfatizó que es la hora de trabajar con menos política y más soluciones, sobre todo en la carretera y caminos sacacosechas que conducen a Pavencul, que ante las constantes lluvias y temblores hay muchos derrumbes y desplazamiento de tierra, lo que hace urgente darle apoyo a los habitantes de esa zona, sin politizarlo.
El ‘Senador ambientalista’ sigue caminando por calles, caminos y veredas de los 122 municipios chiapanecos, para escuchar cara a cara a la gente que ha encontrado en él un legislador que no solo les escucha, sino que les atiende, según la gente que habita los lugares por donde Melgar suda la camiseta bajo el ardiente sol y desgasta el ‘caite’ entre el polvo de los malos caminos.
Finalmente, Luis Armando Melgar explicó que la reconstrucción de las viviendas y escuelas dañadas por el sismo del 7 de Septiembre, tiene que ir de la mano con la reactivación económica y del bienestar social.
En otro orden de ideas, el ‘centinela de la casa de la justicia en Chiapas’, Rutilio Escandón Cadenas, manifestó que en el Poder Judicial den esta entidad, se camina con paso firme y responsable, estableciendo acciones que sean en beneficio de toda la sociedad; ”impartir justicia para todos es una mística que nos hemos idealizado y así seguiremos trabajando”, afirmó el Magistrado Presidente del STJE.
Por cierto, Escandón Cadenas fue elegido por los del partido Morena en Chiapas, para coordinar los trabajos encaminados a las elecciones del 2018 en esta entidad, lo que lo ha colocado en una posición privilegiada y se espera que cuando lleguen los tiempos, sea él quien abandere al Partido para tratar de llegar a ser el próximo Gobernador chiapaneco.
Hablando de ese tema, en el Partido Revolucionario Institucional se ha desatado una lucha feroz entre los seguidores de sus precandidatos, quienes están siendo exhibidos en las redes sociales en donde son emboscados por toda clase de enemigos ocultos en el anonimato, sin embargo, han logrado crear la duda en la sociedad civil, como es el caso del senador Roberto Albores Gleason, expresidente del PRI chiapaneco y virtual candidato de ese partido al Gobierno Estatal.
Las paredes del viejo edificio de Santo Domingo en Tuxtla Gutiérrez, se volvieron a cimbrar con el escándalo mediático en las redes sociales, que dieron a conocer un supuesto fraude por 57 millones 325 mil Pesos que recibió como prerrogativa cuando estuvo liderando el priismo chiapaneco y que, según los detractores del comiteco ese recurso desapareció de las arcas del PRI, lo que al parecer fue denunciado por Julián Nazar, actual presidente del tricolor que se supone había hecho una auditoría al expresidente del partido; luego ‘el mata tigre’ brincó a la palestra para detener la avalancha de especulaciones, aclarar paradas y desmentir esa ‘noticia’.
De paso, aprovechó para llevar ‘agua a su molino’ al argumentar que si atacan a Roberto Albores, es porque ven en él amplias posibilidades de participar como candidato en el 2018;
El nuevo dirigente estatal del PRI en Chiapas, jura y perjura que él nunca ordenó hacerle auditoría a su candidato a la Gubernatura, añadiendo que a ningún partido le conviene mandar señales de corrupción; sino hacer proyectos competitivos que sirvan para rescatar la confianza de la sociedad. ”No nos conviene tener candidatos de dudosa procedencia, mucho menos que se ventilen sus cosas entre ellos mismos”.
Habría que preguntarle a los priistas rebeldes que lidera Josean, sobre las denuncias que hicieron casi a principios de este fatal 2017, al acusar públicamente y por escrito ante su líder nacional al entonces dirigente del PRI en esta entidad, quien se defendió como ‘gato boca arriba’ y hasta la fecha, esas acusaciones de presuntos desvíos de los fondos del partido le han hecho lo que ‘el viento a Juárez’.
Por su parte, los perredistas chiapanecos, al igual que los del resto del país, andan medio despistados con los enredos en que los ha metido el ‘niño azul’, dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, que salió todo ‘un chucho cuerero’ al servicio del priismo con quien ha creado un circo lleno de pantomimas, como lo hacen los luchadores sobre el ring para engañar a sus incautos seguidores.