ALFIL NEGRO

802
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

Nada Para Nadie
Oscar D. Ballinas Lezama

Los días siguen pasando y el reloj electoral empezó a caminar en todo el país; si bien es cierto que se han anotado más de 50 aspirantes independientes que buscarán la Presidencia de la República, no se ve en ellos más que el deseo de dividir las fuerzas que podrían ayudar al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.
Quizás hasta ahora, lo interesante de la contienda electoral del 2018 es saber quién será el candidato oficial, al que se supone deberán vestir con la camiseta del Partido Revolucionario Institucional, que teniendo el poder no va a negar la cruz de su parroquia entregando el mando a la oposición; el problema es encontrar quién puede pasar la ‘prueba del añejo’ y vender más esperanzas a un pueblo cansado de sus mentiras, abusos y actos de corrupción.
Los que mandan en este país de las maravillas, saben que los que han gobernado amparados en las siglas del PRI no las tienen todas consigo y andan de ‘capa caída’, porque con su mal actuar de la mayoría de ellos, la mayoría de los mexicanos ya no quieren verlos ‘ni en pintura’.
Es por ello que han cambiado sus estrategias electorales, se presume que la supuesta ‘división’ de los panistas es un plan con maña, al igual que la creación del Frente Ciudadano Por México, al que Morena (el único partido opositor real hasta ahora, según los analistas de la política), ha calificado como otro tongo presuntamente fraguado desde Los Pinos, asegurando que su único fin es ayudar a los priistas para vencer al ‘Santón de Macuspana’.
Para nadie es secreto que el virtual candidato del PRI a la Presidencia es José Antonio Meade Kuribreña, actual Secretario de Hacienda; mientras que el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, podría ser el plan ‘B’ en caso de que Meade no levante, ni con toda la publicidad que ya le empezaron a hacer.
Meade, el viejo amigo de Luis Videgaray, sin pertenecer al PRI es hasta ahora la mejor carta de los priistas, que desde hace varios meses modificaron sus estatutos para poderle abrir las puertas y tenderle la alfombra roja, sabiendo que Meade Kuribreña es el político que menos ‘cola’ tiene.
Mientras tanto en Chiapas, el horno tampoco está para bollos y los aspirantes a la Gubernatura en el año venidero, parecen ‘chivos en cristalería’, aunque a diferencia de la nacional, los chiapanecos no definen aún el rumbo, siguen con sus rounds de raund de sombras y espantos con el petate del muerto; las gallos que han cantado en este gallinero siguen siendo los mismos que desde hace casi un año están en el sentir de la vox populi.
Rutilio Escandón Cadenas, casi con el boleto en la mano por el Partido de Regeneración Nacional (Morena), Roberto Albores Gleason, que a pesar del espaldarazo de su líder nacional la mayor parte de la militancia priista no quiere dejarlo pasar fácilmente, teniendo como su principal opositor en la interna al tapachulteco José Antonio Aguilar Bodegas; el Exsecretario del Campo no ha quitado el dedo del renglón y cada día que pasa se fortalece entre las huestes tricolores.
Otro de los gallos calados es Eduardo Ramírez Aguilar, quien inició a caminar fuertemente, sin embargo, cuando los priistas intentaron agandallarle a su partido el Verde Ecológico y con ello quitarle también sus aspiraciones de ser candidato al Gobierno chiapaneco, el ‘Jaguar negro’ detuvo su marcha para rebelarse y que su dirigencia nacional pudiera ‘tronar’ la alianza PRI-PVEM, lo que al final se logró.
Por otro lado, el tapachulteco Luis Armando Melgar, sigue navegando por las aguas bravas de la política chiapaneca, no arrea banderas a pesar de que sigue sin definirse por el partido político que podría abanderar; es hasta ahora el aspirante que más polémica ha generado porque presuntamente aún no se ubica ni en la independiente.
Nos queda claro que en Chiapas el PRD y PAN van en alianza (en un caso para la historia, la izquierda y la derecha unidas), sin embargo, no tienen candidato o candidata visible; aunque se rumora que podría tener como representante a una Diputada de las invisibles.
El caso es que hasta ahora no hay nada para nadie y la moneda política sigue en el aire; los mexicanos y chiapanecos tendrán que seguir esperando que salga humo blanco del Sacrosanctum Concilium político y puedan decir, ¡Habemus candidatum!
Un abrazo fraternal a mi amigo Israel Ovalle Espinosa, quien hace pocos días sufriera la irreparable pérdida de su querida madre; que Dios le dé pronta resignación.