ALFIL NEGRO

519
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Nadie se muere en la víspera, solo los guajolotes”. (Refrán popular).
La Lucha Sigue

En la víspera de la celebración del día de la virgen de la Candelaria, podría saberse los resultados finales de las alianzas pendientes en el hándicap electoral chiapaneco, donde hasta ahora, solo ‘Juntos haremos historia’, que abandera Rutilio Escandón Cadenas, sigue haciendo camino al andar.
Los priistas, verdes ecologistas, panistas y perredistas siguen esperando la decisión final, para confirmar primero si se oficializaron las coaliciones respectivas y por el otro lado, saber de una vez por todas quién abanderará cada uno de ellas y puedan arrancar sus precampañas.
Mientras tanto, Eduardo Ramírez Aguilar, dirigente estatal del PVEM, sigue en pie de lucha y lleva ya algunos días recorriendo de nuevo los municipios chiapanecos, teniendo como objetivo convocar al pueblo a que reflexione sobre los últimos acontecimientos de la política estatal y de esa manera se pueda seguir construyendo el Chiapas libre, justo y equitativo que todos quieren y merecen, apuntó el ex Secretario de Gobierno en esta entidad.
Explicó que hay algunas voces que tratan por todos los medios de desacreditar su movimiento libertario, los que en base a calumnias y mentiras tratan de confundir a la ciudadanía, “No se dejen sorprender por esos vivales, quienes por temor a lo que representamos tergiversan la verdad”, afirmó el ‘Jaguar Negro’.
“Hago un llamado a la civilidad, no pretendan intimidarnos o doblegar nuestra dignidad, porque estoy dispuesto a seguir de pie y firme; no me arrepiento de levantar la voz las veces que sean necesarias, estoy profundamente orgulloso de ser chiapaneco, vivo en Chiapas de tiempo completo y no sólo en fines de semana; así quiero morir en esta tierra que es mi hogar”, afirmó Ramírez Aguilar.
A Dios rogando y con el mazo dando; el líder de los verdes en Chiapas ha iniciado una verdadera revolución, con la cual busca entre otras cosas, impulsar la verdadera democracia basada en el respeto a la voluntad de las mayorías; su inconformidad es también por los atropellos y afrenta a sus derechos.
Ramírez Aguilar, se ha convertido en una verdadera piedra en el zapato, para los que estaban acostumbrados a meter las manos y decidir a su antojo en la política chiapaneca; su cruzada por la democracia ha puesto el dedo en la llaga y obligado a las manos que mecen la cuna en Los Pinos, ponga sus barbas a remojar antes de dar un mal paso, en la elección de los precandidatos que aún faltan para las dos alianzas restantes.
Hoy podría estar en esta región, el precandidato del PRI a la gubernatura chiapaneca; quien al igual que los verdes, Eduardo Ramírez Aguilar y Luis Armando Melgar, aún no tiene la certeza que vayan ir en alianza, sin embargo, parece que Roberto Albores Gleason, ya no está dispuesto a esperar un día más, para saber si los ‘echan en el mismo costal’ y terminen haciéndolo a un lado.
Los priistas tendrán que nadar a contra corriente, la mala fama que han logrado hacer sus dirigentes o gobernantes, que tienen harto al pueblo de México que han llevado a su pobreza más grande en la historia, sobre todo en este último sexenio que se ha distinguido por los actos de corrupción e impunidad, amén de las reformas como la energética que provocó el aumento en precios de gasolina, luz eléctrica y consecuentemente, en todos los productos y servicios.
Ahora sus candidatos a Los Pinos, gubernaturas, senadurías, diputaciones y alcaldías, juran y perjuran que ‘ya se van a portar bien’, que el pueblo les dé ‘borrón y cuenta nueva’; y aunque usted no lo crea, hay gente que aún les sigue y vitorea a éstos cínicos se burlan de la ignorancia y la necesidad económica de la gente, como dice el refrán popular: “El que por su gusto es buey, hasta la coyunta lame”.
Por cierto, los nueve priistas de Tapachula que aspiraban registrarse como precandidatos a la ‘silla china’, desistieron de hacerlo porque presuntamente el ‘mata tigre’, les exige 25 mil pesos por cabeza y tienen hasta el 9 de febrero para registrarse; denuncian los quejosos, que lo más seguro es que esa candidatura quede desierta o se la regalen ‘al gallo campero’, con lo que estarían conformando otra derrota anunciada.