OPINIÓN PÚBLICA

326
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Sufrimiento de Reclusas
Gonzalo Egremy

*La Comisión de Derechos Humanos visitó reclusorios para mujeres en el país, entre ellos a los de Chiapas, y encontró graves irregularidades

*Entre los delitos por lo que un gran número de mujeres se encuentran presas, es el de narcotráfico, robo, secuestro y homicidio.

En los Centros de Readaptación Social, para mujeres, o mixtos, tanto federales como estatales, se cometen una serie de graves irregularidades.
De acuerdo con nota informativa de la revista digital “Animal Político”, la Comisión Nacional de Derechos Humanos encuestó a mil reclusas en penales de todo el país, incluyendo a Chiapas.
“Las reclusas reportaron a la CNDH, principalmente violaciones a las condiciones de vida digna y segura, así como situaciones que vulneran sus derechos humanos como: maltrato; deficiencias en las instalaciones.
Además: falta de acceso a servicios y actividades; desigualdad; mala alimentación; sobrepoblación; autogobierno; cobros y privilegios; prostitución; irregularidades en sanciones disciplinarias; y falta de apoyo a quienes viven allí con sus hijos.
Las autoridades responsables de los centros visitados reportaron que los delitos con mayor incidencia entre la población femenil son: contra la salud 2,276; robo 2,170; secuestro, 1,134; homicidio 1,029.
Así como delincuencia organizada 611; fraude 240; lesiones 227; violencia intrafamiliar 108, y portación de arma de fuego reservada para uso exclusivo de las Fuerzas Armadas 388.
Respecto a las denuncias de las reclusas los casos de maltrato se detectaron en todos los reclusorios visitados. Las afectadas reportaron amenazas, golpes, humillaciones y tratos discriminatorios por parte del personal directivo, técnico y de custodia.
Incluso, en el centro de reclusión de Nezahualcóyotl Bordo de Xochiaca, en el Estado de México, varias internas encuestadas señalaron que fueron víctimas de abusos de tipo sexual”, detalla el Informe Especial de la CNDH sobre las Mujeres Internas en los Centros de Reclusión 2015.
Por lo menos 60 internas de 24 Estados, incluida la Ciudad de México, han sido víctimas de golpes mientras que otras 147 reclusas, reportaron amenazas de parte del personal.
Otras 256 sufrieron humillaciones por parte de los trabajadores y 213 indicaron ser víctimas de discriminación.
Las condiciones en las que viven las internas también son deplorables. La mayoría de los espacios tienen fallas en su estructura o carecen de los servicios básicos. De hecho el organismo detecto en casi todos los centros plagas de cucarachas, chinches, ratas o moscas.
La sobrepoblación, presente en 17 de los centros visitados, se suma a las razones de malas condiciones en las reclusas.
Por otro lado, el estudio detectó que en al menos 38 centros por parte del personal hacia las internas o en su defecto de las mismas reclusas que se autogobiernan y exigen un pago en efectivo a cambio de seguridad.
Derivado estos cobros también se encontraron casos en los que ciertas reclusas viven con privilegios como el tener aparatos electrónicos en sus celdas.
Uno de los temas más delicados encontrados dentro es el de la prostitución. En ese sentido, el estudio de la CNDH no da muchos detalles pero establece la presencia del delito en al menos 20 penitenciarias del país.
Las y los niños cuyas madres se encuentran presas también ven violados sus derechos. En al menos 10 reclusorios de todo el país se detectó que está prohibida la presencia de menores en dichos lugares, negándoles así el derecho de convivir con sus madres.
Ante esta serie de irregularidades, el personal de la CNDH emitió una serie de recomendaciones a las autoridades correspondientes para atacar el problema, principalmente la implementación de medidas para prevenir, sancionar y erradicar toda forma de violencia contra las mujeres internas.
Además de generar políticas públicas con perspectiva de género en materia penitenciaria con el fin de que las mujeres presas cuenten con condiciones para cumplir sus penas con dignidad”, afirma la información en algunos de sus párrafos, y en verdad que es triste la situación que viven las mujeres en las cárceles del país, ¿no cree usted?//Salud.