ALFIL NEGRO

532
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

El Ojo Clínico
Oscar D. Ballinas Lezama

Buenos hombres y buenas mujeres necesita México y los exige Chiapas, para que sus habitantes mejoren su futuro que se ve amenazado, por el calentamiento global que está creando desastres naturales en nuestro planeta, dejando como consecuencia la muerte, enfermedades y hambruna.
El mundo está sufriendo también por la ambición desmedida de poder y dinero de muchos gobernantes y funcionarios, que faltando a sus principios éticos y compromisos con la sociedad que los encumbró en el poder, se convierten en depredadores del erario público y con ello fomentan la pobreza, la violencia y la inseguridad.
De ahí la importancia para que el pueblo analice a conciencia, el ejercicio de su derecho a elegir quiénes están más aptos para representarlos como sus próximos gobernantes en la nación azteca, ya sea en Los Pinos, en una entidad o municipio cualquiera; equivocarse es volver a sufrir los mismos males que se vienen teniendo desde hace más de 70 años.
Nos queda claro que no son los institutos políticos los malos, sino sus integrantes que teniendo la oportunidad de servir, acaban sirviéndose con ‘la cuchara grande’ de los dineros públicos; por si fuera poco, carecen de sensibilidad para obedecer la voluntad popular y trabajar en cosas que le beneficien, no que le perjudiquen como en el caso de las recientes reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto.
Para nadie es secreto que en los últimos diez sexenios los mexicanos han sufrido lo insufrible, sobre todo en materia económica, de salud y de seguridad; sus gobernantes federales al igual que una gran mayoría de los estatales y municipales, han torcido el camino de la legalidad y honestidad, para ‘hacerse de mulas Pedro’ a costa del hambre y sufrimiento de los que menos tienen.
En Chiapas, hasta antes de la administración estatal de Manuel Velasco Coello, los habitantes de esta entidad fronteriza en el sur de México, eran completamente invisibles para el gobierno federal que mantenía a los municipios del Soconusco y los indígenas, en el más completo abandono y marginación; hasta que el grito salió del monte y los sin rostro, iniciaron una rebelión mediática y armados de palos y machetes, lograron que el mundo supiera de su existencia y carencias.
A unos meses de que los mexicanos acudan a las urnas el próximo primero de Julio, con la finalidad de votar para elegir al Presidente de la República, Gobernador, Senadores, Diputados federales y locales, así como a 122 Alcaldes; en Chiapas, dos de las tres alianzas que competirán para ungir a su Tlatoani estatal, siguen sin ponerse de acuerdo.
El próximo 16 y 19 de Marzo la coalición conformada por el PRI-PVEM, Chiapas Unidos, Mover a Chiapas y Nueva Alianza, podría definir la suerte de los rojos y verdes; aunque se considera que hay un empate técnico.
Es casi seguro que por las reglas del juego, sea el senador Roberto Albores Gleason el candidato de esa alianza, en donde los más intrépidos, Eduardo Ramírez Aguilar y Luis Armando Melgar, no dan su brazo a torcer y han demostrado que se morirán en la raya, peleando por lo que ellos han llamado acciones ilegales de sus aliados escarlatas, quienes ni tarde ni perezosos exigen que sea Roberto Albores Gleason, el abanderado de ‘Todos por Chiapas’.
Mientras que en la coalición PAN-PRD-MC, parece ser que ya no hay vuelta de hoja, presumiéndose que será liderada por José Antonio Aguilar Bodegas, quien será el segundo jinete listo para el hándicap de julio próximo.
En cuanto a los caballeros y damas que buscan un boleto rumbo a las alcaldías chiapanecas, es una muchedumbre la que se anotó en busca de obtener ese derecho, sin embargo no están todos los que son, ni son todos los que están, como dice la Biblia, …muchos son llamados, pero pocos los escogidos. (Mateo 22:14).
La verdad sea dicha, son muy pocos los aspirantes que han demostrado con trabajo, honradez, experiencia y espíritu de servicio, ser merecedores de tan grande responsabilidad y es ahí donde debe entrar el ‘ojo clínico’ del elector, para no dejarse llevar únicamente por sus emociones al recibir una despensa, un lío de láminas, 500 o mil Pesos por su voto a favor de quien carece de los atributos necesarios para administrar un Gobierno Municipal.
Por cierto, el joven diputado federal Enrique Zamora Morlet, presidente de la Comisión de Asuntos Frontera Sur-Sureste en el Congreso de la Unión, sigue trabajando en beneficio de sus conciudadanos, lo que no se puede negar porque lo que se ve, no se juzga.
Esta vez, Zamora Morlet impulsa un programa de salud para ayudar a quienes tienen problemas visuales y para prevenir a quienes aún no padezcan alguna enfermedad en los ojos, para ello el parlamentario federal en coordinación con la óptica Arredondo, implementarán mañana 15 de Febrero, la jornada de salud visual en Tapachula.
“La visión es importante en la salud de las personas, quienes recibimos por este conducto el 80 por ciento de la información en nuestra vida”, expresó el legislador tapachulteco, quien terminó diciendo que los exámenes de la vista serán gratuitos en la 1ª Sur número 21, entre 2ª y 4ª Oriente, añadiendo que a las primeras cien personas que lleguen, se les otorgará, además, sus lentes sin ningún costo.