ALFIL NEGRO

563
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

El Cascarón Verde
Oscar D. Ballinas Lezama

En Chiapas aún no se acomodan todas las piezas del ajedrez político, quedan pendientes los aspirantes de los partidos PAN-PRD-Chiapas Unido, Movimiento Ciudadano y Mover a Chiapas, quienes al parecer ya se registraron para ir con una candidatura en común, la que se espera sea abanderará por Eduardo Ramírez Aguilar, quien ratificó su decisión de renunciar al PVEM.
Luego de un jaloneo entre los que iniciaron integrando la alianza ‘Todos por Chiapas’, la mayoría de los dirigentes de los partidos de esa coalición se inconformaron por lo que llamaron un ‘agandalle’ priista, lo que motivó que se armara una cerrada discusión en la que, hasta el más pelón se hacía trenzas; finalmente terminaron retirándose la mayoría de los partidos políticos.
El Verde Ecologista, por razones de ir como aliado del tricolor para buscar la Presidencia de la República, no le quedó más remedio a su líder nacional que ‘doblar las manitas’ y dejar que las siglas del PVEM en Chiapas, figuren en la ‘coalición’ con los priistas.
Confiados en que actualmente las huestes de los ‘panzas verdes’ que lidera Eduardo Ramírez Aguilar son mayoría y están mejor organizados que sus oponentes políticos, amén de contar con una excelente estructura electoral, optaron por ir solos y no mal acompañados, mencionaron.
El Jaguar Negro se ha rebelado por completo a su dirigencia nacional y se quitó la camiseta verde para ponerse la que ha llamado ‘por la dignidad de los chiapanecos’; lo que no puede considerarse un salto al vacío porque atrás del ‘Jaguar rebelde’, vienen con él miles de exmilitantes verdes que están desertando de ese partido, apostándole al liderazgo del comiteco.
Con la espada desenvainada, moviendo su bandera de la dignidad y tocando los tambores de guerra, Ramírez Aguilar ha demostrado que es un político que se dobla pero no se quiebra, que está dispuesto a morirse en la raya con la cara en alto y una dignidad que espanta.
Así lo confirmó en su reciente comunicado, enviado desde la cueva del Jaguar a los pueblos de Chiapas: ”el instituto Electoral determinó que subsiste la coalición del Partido Verde con el PRI, los de allá arriba insisten en mantener esa postura; ellos podrán quitarnos una sigla, lo que no nos van a quitar son nuestros sueños, aspiraciones, motivaciones, deseos, nuestra esperanza y nuestra fe por construir un Chiapas mejor”.
Añadió que su movimiento no pertenece a una sigla partidista, “por nosotros, quédense solamente con eso, una simple y sencilla sigla; la gente, la militancia y los liderazgos nos van a acompañar, porque nuestro movimiento ha tenido invitaciones expresas y formales de abanderar una gran participación política ciudadana, sin embargo, será una decisión que tomemos de manera conjunta”.
Luego, el Jaguar volvió a rugir para terminar diciendo: ”quiero manifestar a todos los ciudadanos que nos han dado su solidaridad, cariño y respaldo, que tengan la certeza que nuestro movimiento va a participar en este movimiento electoral, tenemos rumbo, destino y victoria; sabemos que esta batalla todavía está por escribirse, que la historia la vamos a construir juntos, nadie nos va a detener, tenemos un destino y un propósito, ¡vamos a ganar y a demostrar que sí podemos!”.
En otras cosas, allá por el rumbo de Puerto Madero, donde la pobreza y el abandono contrastan con los beneficios que la federación ha dado a Puerto Chiapas, el diputado federal Enrique Zamora Morlet, sigue abanderando las causas de esa población en la que se respira miseria y pobreza.
San Benito, ahora conocido también como el puerto de los pobres, está ubicado a solos unos cuantos kilómetros de Playa Linda, divididos solamente por un canal que anteriormente servía de balneario y atracción del turismo local y nacional, hoy convertido en el desagüe de la suciedad que traen los barcos y cruceros que atracan en esa zona.
Ahí, bajo los ardientes rayos del sol, entre el polvo y el mal olor de las calles llenas de basura y faltas de una red de drenaje, con sus habitantes sobreviviendo apenas con lo poco que les da el turismo local y la escasa pesca que obtienen más allá del tumbo verde, Zamora Morlet ha caminado atendiendo las peticiones de los mareños, quienes le manifestaron también su preocupación por la mejora de las calles y el alumbrado público.
El joven parlamentario, que no pocas veces ha demostrado su espíritu de servicio subiendo a la máxima tribuna del país, para entregar puntos de acuerdo y levantar su voz exigiendo justicia para los olvidados del Soconusco, entre los que se encuentra la gente de San Benito.
Fue una reunión multitudinaria, los porteños acostumbrados al castigo del padre sol, miraban extrañados que el joven Diputado Presidente de la Comisión de Asuntos Frontera Sur Sureste, aguantara con ellos a pie firme el calor que no solo quemaba, sino parecía morder como un perro rabioso la piel de aquella muchedumbre, incluyendo la del diputado Zamora Morlet, que sudando a mares insistía en comprometer ante todos su palabra de seguir luchando desde el Congreso, para la causa del puerto de los pobres y del resto de Chiapas.
Les habló sobre la lucha que sostienen desde hace mucho tiempo en contra de los abusos de la CFE, haciéndoles ver que ya se presentó un punto de acuerdo en la Cámara de Diputados para establecer la tarifa F1 (como tarifa única).
Entre el canto de las olas que reventaban en la cercana playa, Zamora Morlet siguió desparramando sus palabras; ”como representante del pueblo, estoy promoviendo una resolución definitiva para que ustedes y toda nuestra gente de Chiapas no siga siendo víctima de los altos cobros de la CFE, vamos a seguir luchando hasta que ya no se cobren las tarifas injustas”, terminó diciendo entre aplausos y rostros llenos de esperanza, que le manifestaron confianza y le ofrecieron su apoyo en esta batalla.