ALFIL NEGRO

471
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

La Calma Chicha
Oscar D. Ballinas Lezama

Al cuarto para las doce del registro de candidatos a la Gubernatura chiapaneca, los únicos gallos que ya están cantando en sus gallineros son el priista Roberto Albores Gleason, y el del Movimiento Regeneración Nacional, Rutilio Escandón Cadenas.
Será el próximo viernes 23 de Marzo, la fecha clave para saber si las candidaturas comunes registran a un solo abanderado o se dividen; hasta ahora, el camino es incierto para los que aún no pierden la esperanza de obtener su boleto y entrar a la ‘rifa del tigre’.
Existe una lucha encarnizada entre Eduardo Ramírez Aguilar y José Antonio Aguilar Bodegas; ambos pretenden liderar la candidatura común, sin embargo, las cúpulas nacionales de los partidos que pudieran representar no parecen ponerse de acuerdo; le están dando largas al asunto y calentando el ambiente político con el ‘divide y vencerás’, aunque habría que analizar quién será el más beneficiado con estos movimientos del ajedrez político chiapaneco.
Los analistas políticos coinciden en que la candidatura común podría ser representada por ‘el jaguar’, considerando que Josean ya se vistió de azul y es muy posible que obtenga la candidatura panista; mención aparte merece Luis Armando Melgar, quien de pronto parece haberse atrincherado y quedarse quieto, sin embargo, no se le puede considerar invisible ni descartar, ya que también ha trabajado mucho para merecer la unción.
La calma chicha que está presagiando tormenta en los próximos días, únicamente podrá detenerse con una decisión política salomónica dentro de los partidos pendientes por nombrar a sus candidatos, hasta ahora, todos los que se han puesto bajo los reflectores de la vox populi, son hombres de buena fe, con experiencia calada en la política y excelentes chiapanecos.
Será interesante saber el viernes 23 los resultados de la decisión tomada para elegir a los dos candidatos faltantes; aunque los resultados podrían darse a conocer el sábado 24 por la mañana, y con ello, se tendrá un panorama de lo que sería la batalla dentro del handicap político chiapaneco.
Por otro lado, los aspirantes a las candidaturas municipales ya se están moviendo bajo el agua, sabedores que sus tiempos han empezado la cuenta regresiva para obtener el pase a ‘la madre de todas las batallas’.
En el resto de los municipios los posibles aspirantes a las alcaldías han decidido mantenerse mudos, ciegos y paralíticos, temerosos de que del plato a la boca se les vaya a caer la sopa; aunque será Abril la última oportunidad que tendrán para decir ‘esta boca es mía’ y sacar de su ronco pecho lo que ofrecen a sus conciudadanos, en caso de ‘sacarse la lotería sin comprar cachito’.
Comentando otras cosas, infinidad de chiapanecos coinciden con la opinión de Rutilio Escandón Cadenas, que mencionó hace pocos días ante algunos ciudadanos que le saludaron, que uno de los desafíos inmediatos en este país, es el combate a la corrupción y la impunidad, considerados los grandes males que han causado un gran daño a la población azteca.
Añadió en la plática, que para lograr el cambio que nuestro país necesita, la sociedad debe participar con decisiones firmes y en completa libertad; mencionó que el Estado mexicano debe respetar las decisiones del pueblo.
Estamos de acuerdo con lo comentado por el ciudadano chiapaneco, excentinela de la casa de la justicia en esta entidad, sobre todo cuando se refería a que la sociedad demanda que su voz se escuche y se atienda, sin embargo, agregó, que hasta ahora a nivel nacional no se le ha incluido y no se le quiere atender a la gente.
En un comunicado de prensa que hizo público, consideró que el momento en que vivimos es de grandes decisiones, las que tendrán que servir para que el pueblo se exprese y su opinión se respete por la clase política, ”es justo que la voz de la sociedad se escuche y se acate sus decisiones”.
Bueno, todos los que tienen un cargo de elección popular o como funcionarios públicos, deberían saber que es el pueblo quien debería mandar, conforme a lo estipulado en la constitución mexicana, que marca claramente que ‘todo poder público emana del pueblo y se instituye para beneficie de éste’; el problema es que muchos políticos lo han mal interpretado a su conveniencia y en vez de que sirvan a sus conciudadanos, se sirven de ellos, con la finalidad de ‘llevar agua a su molino’ para hacerse de ‘mulas Pedro’.