ALFIL NEGRO

681
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

El Coloso del sur
Oscar D. Ballinas Lezama

“¡Sigamos creyendo en Chiapas!”, dijo ayer el gobernador Manuel Velasco Coello, al rendir su Quinto Informe de Gobierno dentro de una sesión extraordinaria del Congreso del Estado.
El mandatario chiapaneco añadió que se debe siempre aspirar a llegar más lejos en la entrega y servicio a su entidad, sin conformarse con los logros alcanzados para construir un mejor Chiapas, atendiendo que durante décadas el coloso del sur estuvo abandonado, ”debemos representar cimientos más fuertes para llevar nuestro Estado al siguiente nivel”, apuntó.
Como representante del Presidente de la República estuvo el secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña, quien reconoció que Chiapas ha enfrentado con firmeza los retos, lo que le ha permitido reducir la pobreza extrema al igual que otros seis Estados en todo el país.
El funcionario federal que trajo la representación presidencial, manifestó que los logros obtenidos por la actual administración que lidera el ‘Güero Velasco’, no son casualidad, sino producto de un esfuerzo que hoy se refleja en resultados concretos; nombrando entre otras obras, el número de clínicas que se construyeron y equiparon, caminos, carreteras, áreas deportivas, espacios públicos y se combatió con firmeza el rezago educativo.
“Su gobierno ha actuado con determinación y visión de futuro, apostando con soluciones de fondo y no de corto plazo, y ante momentos de dificultad como los que vivimos tras el sismo de septiembre pasado, se ha conducido con sensibilidad, coordinación y cercanía, trabajando hombro con hombro con el Presidente de México, lo que no es una tarea sencilla, porque los retos del estado o del país exigen una labor permanente sin descanso, trabajando juntos con la sociedad”.
Por su parte, Velasco Coello agradeció al Gobierno Federal todo el apoyo que le ha dado a la administración estatal chiapaneca en este sexenio, sobre todo para ayudar a los damnificados de los terremotos del pasado septiembre negro, recursos que llegaron a su destino bajo la lupa y colaboración permanente de la Auditoría Superior de la Federación y con la Secretaría de la Función Pública.
El gobernante chiapaneco recordó que al inicio de su Gobierno enfrentó la peor crisis financiera que haya atravesado cualquier gobierno en la historia de Chiapas, al recibir una deuda bancaria de 12 mil millones de Pesos que y una deuda bursatilizada de casi 6 mil millones de Pesos, razón por lo que se ha pagado de intereses de esta deuda más de 9 mil millones de Pesos.
Explicó que para lograr avanzar con estos lastres financieros que le heredaron, su gobierno hizo un compromiso con la austeridad, la transparencia y eficiencia, lo que implicó la restructuración de la deuda, la reducción del salario de los funcionarios de primer nivel y de los gastos de operación en más del 20 por ciento.
Bien dice el dicho, que nadie sabe lo que pesa la caja más que quien carga el muerto; sin embargo, Velasco Coello trabajó arduamente, con una honestidad que espanta a los corruptos; fue como sacarse la rifa del tigre, sin embargo se la rifó en serio y demostró con una labor titánica, que cuando se quiere se pueden hacer bien las cosas, aún contra viento y marea.
Nadie puede negar que en esta administración estatal, Manuel Velasco Coello, hiciera un trabajo a ras de tierra, con capacidad y una honestidad que ninguno de sus antecesores había hecho; no es un trabajo fácil gobernar una entidad que se recibe hecha pedazos económica y políticamente, no obstante, lo logró, aunque hay muchos que ven los toros desde la barrera, que se niegan a reconocer ese trabajo honesto.