ALFIL NEGRO

679
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama

Sicarios Cibernéticos

Como en el juego de Juan Pirulero, donde cada quien atiende el juego sucio de sus adversarios; al menos los ‘tres reyes magos’ a nivel nacional se han dado hasta con la cubeta, considerando que en la política actual, pocos de los participantes se apegan a los reglas y practican el principio de que en la guerra y el amor todo se vale.
En Chiapas no se cantan mal las rancheras, los aspirantes a ocupar la gubernatura, con excepción del candidato de Morena y la coalición “Juntos Haremos Historia”, los demás se dieron un agarrón de ‘padre y señor nuestro’, para lograr ser ungidos como abanderados de sus respectivas alianzas.
Las redes sociales han sido utilizadas para las llamadas campañas negras, hasta ahora no hay poder humano que detenga esa avalancha de información o desinformación, con la que han logrado desorientar a la sociedad que ya no sabe cuando la información es real o falsa.
Finalmente, en esta última frontera los astros parecen ya haberse alineado y empiezan a brillar cada uno a su manera y color; aunque todavía hay rescoldos de esa guerra sucia apuntalada por los sicarios cibernéticos, que al amparo de las sombras del anonimato golpean, difaman y desprestigian a su antojo a quien se les viene en gana, sobre todo a los que aspiran obtener un cargo de representación popular en estos tiempos de sismos y reformas.
Lamentablemente, los aspirantes a gobernar o alcanzar un cargo de elección popular, que no logran ‘levantar’ su imagen’ por falta de popularidad o simplemente, por tener una larga cola de desprestigio ante la sociedad, no encuentran otro camino que la ‘guerra sucia’ y no les importa muchas veces incriminar a su propia familia, si es necesario; para ellos, el fin justifica los medios, trátese de quien se trate, desprestigian no solamente a sus adversarios políticos, sino también a ese importante medio de comunicación de las redes sociales.
En esta frontera del sur de México, más allá de las descalificaciones cibernéticas, los seis aspirantes a la gubernatura chiapaneca están entrando en una dinámica democrática, aunque no falta por ahí la ‘puya’ de un desesperado que utiliza cualquier ‘troll’ para echarle lodo a sus adversarios, que también buscan la gubernatura chiapaneca del ‘año del cerdo’(2019).
Hasta ahora, poco o nada se ha dicho de la equidad de género, en la lista de los ‘nominados a la gubernatura chiapaneca solo aparecen nombres de varones registrados ante el IEPC, mientras las damitas brillan por su ausencia; la única que sonaba era María Elena López Orantes, abanderada del partido Movimiento Ciudadano, quien al parecer catafixió la candidatura por una senaduría plurinominal, quizás pensando que ‘más vale pájaro en mano que ciento volando’.
Si bien en política ‘Chiapas se cuece aparte’, diría hace un tiempo el exdiputado Eduardo Ramírez Aguilar, en entrevista exclusiva para este rotativo, no se puede soslayar que el efecto dominó de los aspirantes a la presidencia de la república, influya en el ánimo de los votantes a la hora de hacer la elección de la persona que va a gobernar su entidad, de ahí lo interesante de este proceso electoral a definirse el próximo 1º de julio.
Con abril y el nuevo horario ‘loco’, los que buscan llegar a los Pinos arrancarán oficialmente sus campañas y los mexicanos verán de qué cuero saldrán más correas; aunque a estas alturas las encuestas que van y vienen, presuntamente mantienen al frente al ‘Santón de Macuspana’, que representa la coalición “Juntos haremos historia”; mientras que Ricardo Anaya de la alianza “Por México al Frente”, aún se mantiene en el segundo lugar pese a los terribles golpes mediáticos que ha recibido, según sus detractores lo responsabilizan de presuntos actos ilícitos, poniéndolo al ‘filo de la navaja’.
José Antonio Meade, de la alianza “Todos por México” ha logrado contra viento y marea, ir recuperando posición en el sentir de la vox populi, al grado que las encuestas oficiales lo colocan ya muy cerca del segundo lugar y de seguir así, podría remontarlo en los pocos meses que le quedan para buscar más simpatizantes.
Nos queda claro, que desafortunadamente para el exsecretario de Hacienda, la cruz más pesada que lleva a cuestas en el calvario del proceso electoral, son los dirigentes y gobernantes del partido tricolor, quienes con sus presuntas acciones de corrupción y supuesta incapacidad administrativa, flaco favor le han hecho a su candidato, que no ha tenido más que nadar a contra corriente en un río de aguas turbulentas.
En Chiapas, las encuestas para calificar a los aspirantes a la gubernatura, ponen en primer lugar al abanderado del partido de ‘ya sabes quién’, mientras que rojos, azules, amarillos, guindas, verdes, etcétera, siguen de coleros, pero nadie puede echar las campanas al vuelo, porque del ‘plato a la boca se cae la sopa’; será en el último tramo donde tendrán que meter el sprint, ahí será el ‘llanto y crujir de dientes’.