ALFIL NEGRO

908
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Guerra de Lodo
“Cada cual tiene su modo de matar pulgas” (Refrán).

Los aspirantes a la Presidencia de la República vienen usando estrategias similares, sus campañas han destacado por la guerra cibernética que mantienen para lograr desprestigiar al adversario; logrando a través de las redes sociales desorientar al electorado.
Se presume que la guerra sucia es utilizada por todos los bandos, al parecer usan todo lo que tienen a su alcance para denigrar a su oponente; el terrorismo cibernético ha influenciado a muchos futuros electores, con la estrategia de la mentira y la calumnia que de ninguna manera abonan nada a la democracia en México.
Los candidatos de las diversas coaliciones y los dos independientes, se han dedicado más a echarse lodo que dar a conocer sus propuestas de lo que harían, en caso de llegar a los Pinos; han hablado muy tibiamente de algunos proyectos que hasta ahora, no han mostrado como los aterrizarían para no dejarlos en promesas y sueños guajiros.
En Chiapas, los que buscan ganar la gubernatura tienen una estrategia más limpia en sus discursos, no se atacan ferozmente como los presidenciables, aunque dejan en el aire la duda de tener sus búnker cibernéticos en donde se fraguan algunos golpeteos, no obstante, siguen siendo ‘ataques decentes’ si los comparamos con los que se hacen quienes buscan sentarse en ‘la silla del águila’.
Para nadie es secreto que los candidatos a la gubernatura chiapaneca, se han dedicado más a realizar propuestas que agredir al adversario, lo que es una muestra de la civilidad política con la que se vienen realizando las campañas electorales en esta Frontera del Sur de México.
Lo que también han dejado en claro, es que hasta ahora sólo tres de estos aspirantes están en la lucha, no obstante que aún faltan casi dos meses para llegar a las urnas, los chiapanecos siguen viendo con posibilidades únicamente a Rutilio Escandón Cadenas, Roberto Albores Gleason y José Antonio Aguilar Bodegas, el resto se ha quedado muy rezagado.
Los candidatos van y vienen por el territorio chiapaneco, apurados por el poco tiempo que tienen para hacer sus campañas, llegan de ‘pisa y corre’ a los municipios en donde son recibidos por sus simpatizantes, escuchan sus demandas, prometen y se van a caminar el resto del trayecto que les falta por andar.
Roberto Albores Gleason, el quien le gusta desgastar el caite y sudar la camiseta, estuvo recientemente en la tierra que lo vio nacer y se reunió con un buen número de mujeres, ante quienes se comprometió a reducir la violencia y la brecha de género, en caso de ganar estas elecciones.
“Yo estoy con las mujeres chiapanecas, son responsables, hemos comprobado que tienen palabra y que ellas desarrollan los proyectos y los hacen crecer”, dijo el político ‘cositía’, quien ha venido de menos a más en su popularidad dentro del proceso electoral en Chiapas.
José Antonio Aguilar Bodegas, en su recorrido por Tapachula se reunió con algunas organizaciones empresariales, como la CANACO que preside Carlos Murillo, quien le entregó a nombre de sus asociados un plan de trabajo, en el que resaltan las necesidades que tienen y les impiden progresar a los afiliados a esa Cámara de Comercio.
“Aquí hay una acumulación de agravios de hace muchos años; no hay cosa que ofenda más en la vida, que esforzarnos por hacer algo y que no tengamos atención y respuesta a lo que pedimos; eso es lo que aquí hay, un agravio de indiferencia del poder central en la federación, sin embargo, también tenemos que reconocer algo, aquí también ha faltado mucha organización y unidad”, afirmó Josean.
En otras cosas, la CNTE y el SNTE continúan con sus bloqueos intermitentes en tramos carreteros de Chiapas, se calcula que sobre la Carretera Costera unos mil maestros tapan y abren la circulación, entregando volantes a los automovilistas y afirman que es para presionar al gobierno a que abra una mesa única de negociación nacional sobre los temas de la reforma educativa y las estructurales.