ALFIL NEGRO

554
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Para entender a Chiapas hay que escuchar a los pobres” (Rutilio Escandón Cadenas).

Que Hablen los Pobres
Oscar D. Ballinas Lezama

Mucha razón tiene el Gobernador Electo cuando manifiesta que la entidad chiapaneca es una tierra de contrastes, un Estado rico en recursos naturales con pueblos bajo el manto de la pobreza; lo que está dispuesto a revertir, contando con el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador y de la misma sociedad.
Quien por voluntad de la mayoría de los chiapanecos va a dirigir los destinos de esta entidad fronteriza, manifiesta su confianza en salir avante con su administración aplicando el diálogo, la inclusión y el consenso.
Escandón Cadenas es un chiapaneco que ha picado mucha piedra en las luchas sociales, casi todo el tiempo lo hizo al lado del ahora dueño de la ‘silla del águila’, cuando ambos militaban en otros partidos políticos y soñaban con mejorar las condiciones de vida de sus conciudadanos; no es cuento así consta en la historia de nuestro país.
Con esa voluntad y esa visión, ambos mandatarios tienen ahora la responsabilidad de llevar a cabo esas buenas intenciones que siempre han demostrado tener; es ahora cuando pueden decir ‘esta boca es mía’ y pasar del dicho al hecho.
Es por ello que cuando envía su mensaje a sus conciudadanos, sobre que en su gobierno se pondrá en marcha la austeridad republicana, que ha sido bandera del hijo pródigo de Macuspana, lo hará mediante un plan cuyos resultados sean evaluados por la ciudadanía a lo largo y ancho de la geografía chiapaneca.
“Vamos a tratar igual a los iguales y desigual a los desiguales, los pueblos y comunidades participarán en la toma de decisiones; caminaremos juntos con la gente, así se decidió en las elecciones del pasado primero de julio y así habrá de cumplirse la palabra empeñada”, reconoció.
A Rutilio Escandón Cadenas nunca se le ha conocido como hombre de medias tintas, de ahí que casi nadie duda que vaya a cumplir la palabra empeñada no sólo en campaña, sino cada día desde que la voluntad popular decidió que fuera su próximo Gobernador.
“Vamos a mejorar las condiciones de vida de la gente, respetando los derechos de todos”, afirma el hombre que vio la luz por primera vez en el municipio de Venustiano Carranza, quien además ha sentenciado en sus palabras, que se cambiará la forma de gobernar y que los resultados se pondrán a la vista de todos.
Para nadie es secreto que los mexicanos y en especial los chiapanecos, desean fervientemente que ocurra el milagro de ser mejor atendidos por la Federación; vivir en paz y armonía en un clima de seguridad, donde ya no se paguen impuestos desproporcionados, ni un servicio de energía eléctrica cobrado como si fuera oro.
Es necesario que los nuevos gobernantes y representantes populares en verdad actúen al amparo de los valores morales y dejen atrás el pecado de la corrupción, que luchen por dar justicia a quien realmente la necesita y no por conveniencias políticas o económicas, porque entonces estarían siendo ‘la misma mica, solo medio revolcada’.
No es posible que al pueblo de México se le siga cobrando por transitar por las carreteras, cuando ya las pagó con sus impuestos y ahora los Gobiernos corruptos han hecho negocios con vivales extranjeros para darles la concesión de cobrar cuotas por derecho de paso, como sucede en Chiapas en el tramo Tonalá-Tuxtla Gutiérrez; mientras que sobre la Costa del Soconusco estas vías fueron abandonadas a su suerte, simple y llanamente porque la ciudadanía se negó a pagar por un derecho que tiene al amparo de la Constitución, que le autoriza a transitar libremente por todo territorio mexicano, sin pagar por ello.
La gente espera también que los gobernantes municipales de todas las entidades se pongan las pilas, y en coordinación con los Gobiernos Estatal y Federal, bajen los recursos suficientes para poderle dar al pueblo los servicios públicos dignos y eficientes.
Es vergonzoso que la mayoría de los municipios mexicanos, sobre todo en el centro y sur del país, se carezca de sistemas de agua potable, de seguridad pública que realmente cumpla con su objetivo de proteger la vida y el patrimonio de los ciudadanos; que se tenga un servicio de limpia funcional y efectivo; calles y avenidas pavimentadas, alumbrado público, hospitales de gobierno en las que los pacientes encuentran suficientes médicos preparados y respetuosos de la ética profesional, donde haya calidad, calidez y suficientes medicamentos.
Los padres de familia exigen suficientes escuelas públicas, para que nadie se quede sin la oportunidad de aprender, que no hagan de la educación un negocio y se extirpe de las instituciones educativas a directores, maestros y personal administrativo que lucran con la necesidad de estudiar de los niños y jóvenes, dejando sin oportunidad de superarse en la vida a quienes no tienen dinero para pagar esas ‘cuotas bajo el agua’.
Hay mucho por hacer; detener la ambición de los empresarios gasolineros que cada día suben el precio de las gasolinas, muchos no dan el litraje completo y su codicia no parece tener fin, ante la pasividad de los funcionarios de la Profeco, otra institución gubernamental que sólo ha servido de comparsa a los estafadores de los consumidores.
Para colmo, el horario de verano que en nada ayuda a los consumidores de energía eléctrica, debería ser cambiado al horario de Dios; pero hasta ahora, el nuevo Gobierno Federal no ha comentado al respecto.