OPINIÓN PÚBLICA

549
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

¿Cómo Quedarán las Finanzas?
Gonzalo Egremy

*Los anteriores Ayuntamientos Municipales, la mayoría de esta región del Soconusco, firmaron la declaratoria de quiebra financiera en el 2012.

*Culpaban a las administraciones 2011-2012 de haber dejado un cúmulo de irregularidades como obras inconclusas, y sin un centavo en la Hacienda.

En Diciembre del 2012, varios Alcaldes de esta región, encabezados por Samuel Chacón Morales, firmaban la declaratoria de quiebra financiera de los Municipios.
Un par de días antes del 22 de Diciembre, otros muchos Ediles en Tuxtla Gutiérrez, afirmaban que la hacienda municipal estaba en “bancarrota”.
Tecleamos en aquella fecha que “las finanzas públicas de Chiapas, tanto estatal (dejaba la gubernatura, Juan Sabines) como en los Municipios, son prácticamente una verdadera catástrofe”.
En palacio municipal de Tapachula, los alcaldes de la región reunidos por Chacón Morales, decían a la prensa cómo encontraron las finanzas.
“Aquí, la administración anterior (2011-2012), dejó para el pago de aguinaldos, tan sólo 5 pesos con 22 centavos”, diría el entonces munícipe.
Agregaría, que el ayuntamiento (PAN) anterior debió dejar 27 millones de Pesos en caja para el pago proporcional de aguinaldos.
“En vez de ello, dejaron una deuda pública de ¡504 millones de pesos!, así como un cúmulo de graves irregularidades”, externó, Chacón Morales.
Intervendrían los demás Presidentes Municipales y representantes, que en cascada, expusieron “las millonarias deudas que les heredaron sus antecesores alcaldes del periodo 2011-2012”.
Los Ediles de Villa Comaltitlán, Tuxtla Chico, Acacoyagua, Arriaga, Suchiate, Mazatán, Frontera Hidalgo, Escuintla, Acapetahua, y representantes de Huehuetán y Cacahoatán, dieron a conocer aquel día también, la presunta ruina financiera de la hacienda al tomar posesión el primero de Octubre 2012.
En general, destacaron la millonaria deuda a la CFE; a Banobras por préstamos que hicieran los anteriores alcaldes; a proveedores y prestadores de servicios; en laudos laborales y en multas de Hacienda porque las autoridades 2011-2012 “se embolsaron el ISR (Impuesto Sobre la Renta)”, dirían.
El Alcalde de Acapetahua habló, en Diciembre del 2012, de que cuatro puentes que comunican a varias comunidades, son obras públicas inconclusas.
El de la Villa de Mazatán, Encarnación Martínez, fue contundente en señalar que el anterior alcalde, Jorge Arnoldo Chiu Madrid, dejó una de deuda de 15 millones de Pesos.
“Quedó debiendo a Hacienda Federal y Estatal; a la CFE; a Banobras y algunos millones de pesos en laudos laborales”, expondría.
Antes de firmar la declaratoria de quiebra financiera, los Ediles se pronunciaron para que el Congreso del Estado y el Órgano de Fiscalización Superior, en la esfera de sus competencias, practiquen las auditorías a todo lo público de las administraciones 2011-2012, y penalicen a los responsables.
Pasarían los meses, y los munícipes y sus séquitos de colaboradores, empezaron aparecer en público como verdaderos Jeques árabes, acumulando y despilfarrando fortunas, que según denuncias, fueron mal-habidas, producto de “moches” por obras públicas o desviación del erario.
Chacón Morales hasta presumió supuestos “reconocimientos” de organismos de la Ciudad de México y de otras latitudes, por “la buena administración en Tapachula”, y publicitó un nombramiento de Presidente de una asociación de Ediles en materia hacendaria.
Al final de aquel trienio, aseguraba, junto con su séquito, que “bajó la deuda de 504 millones de pesos a 377 millones de pesos”.
Pero la realidad y verdad salió a flote el sábado pasado cuando fue descubierto que el pasivo que heredó al Ayuntamiento municipal, el cual concluye el 30 del presente mes, es de 631 millones de Pesos, más un cúmulo de irregularidades.
Muchos, sino es que todos, los hoy Exediles dejaron vacías las arcas municipales y sobre ellos pesa la sospecha pública de desviación del erario y de enriquecimiento ilícito.
Varios exmunícipes 2011-2012 fueron penalizados por las irregularidades en aquellas administraciones, por lo que las autoridades federales y estatales que entrarán a fungir en breve, están obligadas a actuar en el mismo sentido en contra de los responsables de las actuales quiebras financieras en muchos municipios de esta región. Veremos a cuánto asciende la deuda que dejará Neftalí Del Toro y que va dejar acumulada a Gurría ¿no cree usted?//Salud.