ALFIL NEGRO

173
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Vamos a ver dijo un ciego” (Refrán)

La Hora de la Verdad
Oscar D. Ballinas Lezama

A unas horas del cambio de estafetas de los Alcaldes chiapanecos, la gran mayoría de éstos está haciendo las cuentas del gran capitán, mientras que sus municipios siguen sufriendo los estragos causados por la inseguridad.
Los servicios de limpia y de obra pública están siendo cuestionados por la sociedad. Para nadie es secreto que la mayoría de las administraciones municipales carecen de suficientes vehículos recolectores de basura, y en el caso de la rehabilitación de las calles y avenidas, al no ser atendidas asemejan a los cráteres de la luna o la forma de un totopo juche, por tener decenas de hoyos que dañan todos los vehículos que circulan sobre ellas.
No hay municipio de la costa en el que sus habitantes no sufran este tipo de problemas, los responsables se hicieron de la vista gorda y se han lavado las manos entregando la batuta a quienes se sacaron la rifa del tigre, que a partir del primero de Octubre van a saber lo que es amar a Dios en tierra ajena; son los herederos de una enorme lista de problemas que difícilmente van a resolverse, sobre todo en los tiempos de austeridad que ya se han anunciado.
Tampoco se puede considerar una misión imposible, sin embargo, va ser necesario que la gente se ‘ponga la camiseta’ y luche hombro con hombro al lado de los nuevos gobernantes que han prometido portarse derechitos y no despilfarrar los dineros del pueblo, mucho menos hincarle el diente al erario.
Seguridad, salud, limpia, agua potable y obra pública (sobre todo la rehabilitación de las calles) son algunos de los principales problemas que las recién electas autoridades tendrán que abordar de inmediato, así como buscarles una solución a corto plazo, porque a estas alturas el horno ya no está para bollos.
Los nuevos gobernantes, incluido el tabasqueño que tiene rato tocando los tambores de guerra en contra de la corrupción, van a tener que meter todo el acelerador para tratar de emparejar el marcador, que desde hace varios años viene favoreciendo al equipo de los malos.
Las nuevas autoridades tendrán que partir de cero en la mayoría de los municipios chiapanecos, reiniciar el trabajo que se necesita para sacar ‘el buey de la barranca’; su compromiso es muy grande y no pueden quedarles mal a quienes en las pasadas elecciones les prometieron que pondrían toda su capacidad, honradez y esfuerzo para demostrarles que no se equivocaron en las urnas.
Además, tanto el Presidente de la República como el Gobernador chiapaneco recién electo, ya les leyeron la cartilla y sobre aviso no hay engaño, así lo reafirmó hace unas horas Rutilio Escandón Cadenas, al decir: ”tengan la seguridad que no se desperdiciará ni un solo peso en gastos superficiales, se bajarán los salarios de altos funcionarios y se combatirán las prácticas dañinas como la corrupción, la impunidad, el tráfico de influencias y el nepotismo”.
Su advertencia fue clara sobre que no se tolerarán las conductas ilegítimas o ilegales que pudieran cometer las y los servidores públicos; se enviará iniciativa al Congreso para quitar el fuero y se harán reformas para evitar el fraude electoral, que se considera también una traición al pueblo y se le hará responder ante las autoridades, aseveró el hijo pródigo del municipio de Venustiano Carranza.
Finalmente, señaló: ”este gobierno escuchará la voz de la gente, será el pueblo, por el pueblo y para el pueblo, Chiapas nos necesita a todos, no hay duda, corresponderemos a la confianza que nos han brindado, no les vamos a fallar”.
El caso es que mientras llega la ‘hora de la verdad’, los chiapanecos siguen sufriendo uno de los números más altos en las estadísticas de crímenes, secuestros, asaltos y robos; sobre todo en la zona del Soconusco, corredor de los indocumentados que para sobrevivir no les importa delinquir, y saben que si, por casualidad, son atrapados, tardarán más en capturarlos que un Juez en liberarlos, conforme a la nueva aplicación de justicia.