EL QUINTO PODER DE MEXICO

530
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

El Constructor Favorito
Ernesto L. Quinteros

No es un secreto que la obra pública representa un jugoso negocio para los alcaldes de Chiapas, y cada trienio que pasa ha ido en incremento el porcentaje que se pide por asignar obras de manera directa a determinada constructora.
Hace muchos años pedían la mochada del 10% del costo total de la obra, pero actualmente ya piden el 30% y hasta el 50% en algunos casos.
Y de esa manera evitan licitaciones, tuercen la ley, el único objetivo es meterle el diente al recurso público.
Sin embargo este tema, de la asignación directa de obra como el porcentaje que pidieron funcionarios municipales en la administración 2015-2018, alcanzó niveles nunca antes vistos en Tapachula, en el Gobierno del exalcalde Neftalí Del Toro.
La política de tráfico de influencias, de abuso de autoridad, de robo y corrupción, simplemente “fue rapaz” en el trienio pasado.
Desde la caja de cristal, en donde las revisiones administrativas y contables no paran por parte de las actuales autoridades municipales, aún existe un grupo de empleados del Exedil que operan infiltrados en la nueva administración morenista, tratando de ayudar a su expatrón, extrayendo documentación oficial.
Los faltantes en recursos públicos son muchos, y todo indica que el cochinero administrativo no tiene reparación, “el grupo de los seis” les denominan en la Tesorería Municipal, en donde los tienen bien ubicados, deambulan como cucarachas fumigadas para tratar cuadrar cuentas.
Pero según información que hicieron llegar al autor de estas letras, lo que más les preocupa a los infiltrados es liberar al “constructor favorito” del Exedil, a quien denominaremos Arreola “N”.
Resulta que este constructor, en los tres años, con toda la obra que le dieron de manera directa, prácticamente se volvió millonario.
Se le asignaron obras por decena de millones de Pesos, sin licitación, el trato hacia él constructor fue más que privilegiado.
Pero lo peor no termina ahí, en muchos casos se le pagó por adelantado y las obras son de pésima calidad. Eso cuando existe la obra, porque las nuevas autoridades no encuentran diversos expedientes, únicamente aparecen los contratos y lo que se pagó, nada más.
Entonces es ahí donde viene la sospecha por parte de los funcionarios de la nueva administración.
No sólo por los montos millonarios en obra pública que se le asignaron los tres años, si no por la rapidez con la que le liquidaron, obras que presentan graves deficiencias en la construcción.
Lo que se podría deducir es que dicha constructora no es de Arreola “N”, y que éste personaje es únicamente un prestanombres. La pregunta es ¿quién es el dueño real de esta prominente empresa?
Por lo pronto ya andan ofreciendo fuertes sumas de dinero a quienes tienen acceso a la información de la Tesorería Municipal, en pocas palabras, andan tratando de comprar complicidades, para que las responsabilidades administrativas caigan sobre el edil Oscar Gurría y los nuevos funcionarios, que si no se ponen abusados, se las van aplicar. Si no me creen…al tiempo lo verán.
Y mientras este “constructor favorito” del Exedil anda tranquilo y campante dándose la vida de Sultán, existe decenas de constructores a los que no les pagaron, al igual que a muchos proveedores que andan buscando a los allegados al nuevo Alcalde para que les paguen los productos y servicios prestados.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx