ALFIL NEGRO

418
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

El Éxodo
Oscar D. Ballinas Lezama

El éxodo de los emigrantes centroamericanos que buscan llegar a la frontera con Estados Unidos de Norteamérica, genera cada día más polémica y mantiene en zozobra a los habitantes de los municipios fronterizos en Chiapas.
Las opiniones vertidas en las redes sociales se dividen en pro y en contra; los que van a estar en el ruedo con el toro argumentan que las familias que han emigrado de sus países, vienen con una mano adelante y otra atrás, lo que les obligará a delinquir para sobrevivir en un país en donde las fuentes de trabajo escasean.
Si bien el Presidente de la República Electo, ya hizo público su deseo de darles trabajos a los migrantes, así como darles todas las facilidades y protección que marcan los derechos humanos, muchos mexicanos argumentan que primero hay que darle esa ayuda a los de casa, quienes por esas mismas condiciones que sufren los centroamericanos los aztecas abandonan la ciudad y brincan el charco para buscar empleo en los EU.
El problema para los que residen en los municipios del Soconusco, es que muchos integrantes de esa inmigración deciden aprovechar el viaje para quedarse en esta zona, en la que no hay suficientes fuentes laborales, generando que la delincuencia y la prostitución aumenten, teniendo como actores principales a una gran cantidad de extranjeros que al no estar arraigados en estas tierras, delinquen con mayor facilidad.
Las tres instancias de Gobierno tendrán un verdadero galimatías por resolver en los próximos días, ya que por un lado la gran mayoría de los viajeros carecen de documentos legales para transitar por territorio mexicano; el Instituto Nacional de Migración, Derechos Humanos y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados tendrán que echarse ese trompo a la uña, ya que por otro lado está la presión política del presidente Donald Trump, que exige al Gobierno mexicano detener el éxodo centroamericano.
Quizás pensando en ello, Andrés Manuel López Obrador intenta amortizar cualquier inconformidad gringa, ofreciendo darle trabajo a los miles de migrantes que al parecer vienen huyendo de la violencia y la pobreza de sus países; aunque para poder ayudarles el político tabasqueño tendrá primero que sentarse en la silla del águila, lo que está a unas cuantas semanas.
Los chiapanecos esperan que los caminantes centroamericanos que logren pasar el filtro fronterizo entre Guatemala y México, sean trasladados en camiones y custodiados por las autoridades migratorias y de derechos humanos, hasta la capital del país en donde el próximo Gobierno les ha prometido una generosa y humanitaria ayuda.
En otras cosas, el exsenador tapachulteco, Luis Armando Melgar, manifestó que el sexenio que está por iniciar podría ser el mejor para Chiapas, ya que entre los proyectos para el sureste mexicano está la realización de la carretera Palenque-San Cristóbal, el Tren Maya y la ZEE.
Explicó que no obstante el esfuerzo de los gobernantes que están por entregar la estafeta a sus relevos, nadie puede negar que existen dos México: uno próspero, creciendo a un ritmo razonable, generando empleo y mayor bienestar para su población, y otro, en el sur-sureste, que no sólo se ha rezagado, sino que continúa viviendo una severa crisis económica y social.
Melgar menciona que el nuevo Gobierno Federal le está dando renovadas esperanzas a los chiapanecos, sobre la gran posibilidad de que esta región comenzará a recuperar el terreno, el empuje y la productividad que tanto necesita, concluyó diciendo.
Nadie duda que con el esfuerzo hecho por Manuel Velasco Coello se logrará abrir el surco y sembrar la semilla, que ahora tendrá muchas posibilidades de germinar y dar buenos frutos, ya que el gobernador electo Rutilio Escandón Cadenas ha manifestado venir con todo para continuar sacando esta entidad del empantanamiento económico-político y social.
Se considera que Escandón Cadenas tendrá el gran apoyo de Andrés Manuel López Obrador, ambos han trabajado juntos, tienen una visión política-social muy en común y eso será factor importante para lograr un binomio político progresista en Chiapas, desde luego, es lo que todos los chiapanecos desean.