ALFIL NEGRO

431
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Pintando su Raya
Oscar D. Ballinas Lezama

Las piezas se siguen acomodando en el ajedrez político chiapaneco; el gobernador Rutilio Escandón Cadenas les volvió a leer la cartilla a sus colaboradores y los conminó a desempeñarse con responsabilidad, para estar a la altura de la cuarta transformación, expresó.
Les advirtió que en la nueva administración estatal no hay cabida al nepotismo, pidiendo que todos se entreguen al trabajo con pasión y honestidad, ya que los tiempos de Chiapas son otros y hay exigencia de orden y aplicación de la ley.
El Ejecutivo Estatal mencionó que si bien el pasado ya quedó atrás, no habrá olvido y que nadie se confunda o quiera pasarse de listo, porque se va aplicar el estado de derecho; luego les pidió buenos resultados en el ejercicio de sus deberes, esforzándose por mejorar las políticas públicas y las acciones que buscan el bienestar de los chiapanecos.
Insistió en afirmar que en su administración van a estirar el presupuesto, así como van a trabajar en forma eficaz, justa y ordenada con lo que se tiene: ”estamos obligados a hacer efectiva la cuarta transformación de la vida pública del país”, apuntó el gobernante chiapaneco.
Finalmente, el mandatario estatal aclaró que en Chiapas se está ejecutando ‘el plan 70-30’, una estrategia con la que se pretende dar seguridad a los habitantes de esta entidad fronteriza, dando una batalla frontal a la violencia.
Es claro que los chiapanecos, al igual que el resto de los mexicanos, están ansiosos de ver los resultados, son décadas de sufrimiento por la pobreza en que sobrevive la mayoría de la ciudadanía; la falta de suficientes fuentes de trabajo ha generado el aumento de la delincuencia, que hasta ahora, no ha podido ser mermada o al menos controlada por las corporaciones policiacas.
La Federación ha mantenido al Soconusco, en los sexenios pasados, en un olvido grosero que lo coloca entre las regiones más marginadas del país, donde hay súper carreteras destrozadas e inseguras, hay vías para ferrocarril que no funcionan porque el tren tiene años que desapareció; hay un aeropuerto con las tarifas más altas de México y un servicio que deja mucho qué desear.
Un puerto con gran infraestructura, sin embargo, los barcos de gran calado no pueden atracar en ese lugar por el azolvado de toda la entrada a la zona portuaria; el costo del servicio de energía eléctrica es de los más altos, no obstante ser un estado generador de luz y petróleo, el precio de estos energéticos andan por las nubes.
La recolección de basura en las ciudades de los municipios costeños es ya casi imposible que se haga con regularidad y en todos los lugares donde se necesita, debido a que los Ayuntamientos no cuentan con dinero suficiente para la adquisición de los camiones, tan necesarios para desarrollar esta actividad.
Por otro lado, las plantas de tratamiento de aguas negras brillan por su ausencia, provocando que los ríos, el mar y todos los mantos freáticos sean contaminados y generen diversas enfermedades.
Ojalá que los nuevos gobiernos pronto pasen de los compromisos a los hechos, Enero y Febrero serán meses claves para quienes decidieron ‘bailar con la más fea’; los mexicanos y en especial los que viven en las entidades más golpeadas por la pobreza, como Guerrero, Oaxaca y Chiapas, ya no quieren queso, sino salir de la ratonera.
Andrés Manuel López Obrador ya dijo que para controlar la violencia generada por la inseguridad, el Gobierno debe pintar su raya con la delincuencia; que para lograr que los impuestos alcancen a cubrir el gasto generado por las obras públicas y los programas sociales, es urgente abatir la corrupción e impulsar la austeridad republicana. Vamos a ver, dijo un ciego; el pueblo está sediento de un poco de justicia social y han puesto en él y los demás gobernantes, su última esperanza.