EL QUINTO PODER DE MEXICO

364
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

 

Los Huachicoleros del Ayuntamiento
Ernesto L. Quinteros

Como bien dice el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, a nivel nacional existe un robo de combustible descarado en donde se encuentran involucrados funcionarios públicos de todos los niveles. Es decir, hasta en los delincuentes hay niveles.
Aquí, el asunto está en que en el actual Ayuntamiento de Tapachula que preside Oscar Gurría podría pasar a la historia como uno de los Gobiernos Municipales al que se le descubra toda una red de corrupción, que presuntamente opera con toda libertad para robar los recursos con los que se compra gasolina para el parque vehicular del Ayuntamiento.
O sea que, en el Ayuntamiento de Tapachula, según una denuncia que hicieron llegar a este rotativo, también tenemos “huachicoleros”; sí, por increíble que parezca, hay ladrones de combustible.
La única diferencia es que estos huachicoleros no le roban a Petróleos Mexicanos (PEMEX), presuntamente se están robando los recursos que deberían de servir para comprar combustible para las unidades de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.
El tema no es nuevo, ya que, en la administración pasada del nefasto exalcalde priista, Neftalí Del Toro Guzmán, pasó lo mismo.
En aquella ocasión fueron los mismos Policías Municipales quienes realizaron protestas y manifestaciones para exigir que les surtieran completo el combustible a las patrullas con que realizan los rondines en las diferentes colonias de la ciudad.
Incluso se documentó la denuncia de que a los choferes, cuando llegaban a la gasolinera con la que tenía convenio el Ayuntamiento, al momento de cargar combustible sólo les daban 20 litros por unidad, pero los hacían firmar por 50 litros de combustible.
Hubo también denuncias abiertas de la pésima alimentación que recibían, la compra de permisos y mandos en la corporación, la falta de pagos de diferentes estímulos económicos, uniformes y equipo, el robo descarados de los viáticos, entre otras anomalías.
Los recursos para comprar combustible, son federales, del fondo IV, que también sirve para soportar todos los gastos operativos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.
Gracias a estos recursos se pagan sueldos, alimentación y todo lo necesario para los elementos que trabajan en esta agrupación, y es dinero que llega religiosamente a las arcas del municipio de Tapachula.
Según el denunciante, en la presente administración municipal que encabeza el edil Oscar Gurría, está pasando prácticamente lo mismo de la administración pasada. Se triangulan empresas proveedoras para beneficiarse de los recursos públicos.
Obviamente para darle su buena “tarascada” a los recursos federales, no participa un solo funcionario municipal, existe toda una red de corrupción y complicidades. Pero como siempre suele suceder, siempre hay un inconforme por la mala repartición del botín.
Pregunta ingenua, ¿tendrá conocimiento de todo esto el Presidente Municipal de Tapachula Oscar Gurría? O será que también en este tema le están picando los ojos.
Mientras tanto en las diferentes colonias de la ciudad, la población se sigue quejando de la inseguridad y del incremento de robos y asaltos.
Las diferentes casetas que existe en diferentes puntos de la ciudad siguen abandonadas, muchas sirven como habitaciones de malvivientes.
Quién iba imaginar que el tema que puso de moda a nivel nacional el presidente López Obrador, como lo es el combate a los “huachicoleros”, también puede reventar como bomba en Tapachula, un municipio morenista. Así que ¡aguas!
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx