El Quinto Poder de México

300
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Por Ernesto L. Quinteros
Ya no Saben a Dónde Meter a los Migrantes

Como lo hemos denunciado en diferentes ocasiones en este espacio, es cuestión de tiempo para que el Gobierno de México termine reconociendo que ha sido superado por el fenómeno migratorio que está llegando a territorio nacional.
De nada servirá que documenten 15 mil o 30 mil personas de origen centroamericano, y que les den visas humanitarias, que se les aliente con la esperanza de que aquí pueden encontrar trabajo, o que se les siga prometiendo apoyos de empleo temporal y mejores condiciones de vida, etcétera, si la realidad los está alcanzando.
Hoy ni el Instituto Nacional de Migración, ni las dependencias del Estado y menos los Ayuntamientos de la región saben a dónde meter tanto migrante que se apoderan de los espacios públicos de la región, como parques, principalmente en Tapachula.
La realidad está superando la operatividad de los tres niveles de Gobierno en esta región de la frontera sur. Porque el éxodo de miles de familias que siguen saliendo de Honduras, El Salvador, Nicaragua no ha parado, y siguen llegando a las ciudades fronterizas de Suchiate, Metapa, Frontera y principalmente a Tapachula, en donde ya generan problemas sociales y económicos, porque no hay capacidad para albergar y atender con alimentación y servicios médicos a todas estas familias.
Además de que tampoco se tiene la capacidad económica para hacerle frente a este fenómeno migratorio.
Desde hace un par de días autoridades de Salud del Estado, entre ellos la Jurisdicción Sanitaria No. VII han informado a oficinas centrales que ya hay desabasto de medicamentos en la dependencia.
Sí, por increíble que parezca, se le ha dado prioridad a la atención de los migrantes que están llegando a las estaciones migratorias en la frontera, en donde se les hace valoración médica y se les brinda medicamentos de manera gratuita, así como se les vacuna contra la influenza. Pero ya hay desabasto. Y el problema alcanza también a los centros de salud de la región, afectando a la población de la región.
Lo mismo pasa con los alimentos que se les da a los migrantes, que en teoría solo van de paso por esta región, sin embargo un buen número se está quedando, y las dependencias federales con el INM ya no aguantan el peso económico que esto significa.
Desde el pasado martes por la noche empezó a circular en las redes sociales, cómo camionetas del Ayuntamiento de Tapachula trasladaban a los migrantes que se encontraban en el parque central “Miguel Hidalgo”, hacia el parque conocido como el de la estación del ferrocarril, en las inmediaciones del mercado “Soconusco”, al sur de la ciudad.
Esto después de que comerciantes del centro histórico denunciaron la pasividad y la inoperatividad del Ayuntamiento de Tapachula que encabeza Oscar Gurría, quien no ha hecho frente al tema de los migrantes que convirtieron en un gigantesco albergue al aire libre el parque central de esta ciudad, en donde hacen sus necesidades fisiológicas.
Ante esta situación, hoy los inconformes son los comerciantes y locatarios del mercado Soconusco, quienes ya le mandaron a decir al edil, que si no tiene a dónde meter a los migrantes, que los albergue en las oficinas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), o que los hospede en su casa.
Y la reacción es natural, pues en qué cabeza cabe tratar de dar solución a un problema tan complejo de esa manera tan ingenua.
Como que si sacarlos de un parque para llevarlo a otro, resuelve los problemas sociales y económicos que generan los migrantes, quienes hoy requieren de albergue y alimentación.
Y va entonces de nueva la pregunta ¿Quién asesora al Presidente Municipal de Tapachula Oscar Gurría en estos temas? Será a caso el denominado “super-asesor” como bautizaron los mismos empleados del Ayuntamiento a Jesús González Armendáriz.
Hoy en este tema migratorio hay dos grandes frentes, por un lado están los migrantes que piden acilo político y visas humanitarias, los que están siendo documentados por el INM. Y por otro lado están los miles y miles de migrantes que siguen pasando de manera ilegal por esta región fronteriza.
Toda esta situación desnuda una vez más que el actual Ayuntamiento de Tapachula, carece de un plan de trabajo y de organización. Y tampoco tiene un buen equipo de trabajo, porque la gran mayoría, lejos de ayudar al edil, solo están a la espera de cobrar cada quincena, y a la expectativa y ansiosos por saber cuando les van a pagar la compensación.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Animooo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx