ALFIL NEGRO

224
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Mucho Calor
Oscar D. Ballinas Lezama

Dentro del marco de los cien días de Gobierno, el actual mandatario nacional puso las cartas sobre la mesa y reconoció que en materia de seguridad aún falta mucho por hacer; añadió que este año no habrá más gasolinazos ni aumentos en los precios de la luz, el gas y demás energéticos.
La estrategia para combatir la corrupción en estos cien días de la administración Lópezobradorista, ha puesto de cabeza a quienes él llama integrantes de la mafia del poder, sin embargo, la ciudadanía empieza a exigir al Tlatoani que eche reversa en el tema del ‘perdón y olvido’ para los ladrones de cuello blanco; ’todos hijos o todos entenados’, argumentan los inconformes al plan presidencial de seguridad.
Quienes pensaron que ‘Roma se hizo en un día’, o que combatir la delincuencia era como hacer enchiladas, empiezan a desesperarse y están cayendo en una especie de desencanto, sobre todo porque al atacar una parte de la raíz del problema de la inseguridad, se removieron las entrañas de un monstruo de mil cabezas y la violencia se expandió a lo largo y ancho de la geografía nacional.
El informe presidencial sobre las actividades en escasos tres meses, no dio un panorama muy amplio de la situación real que aún viven los mexicanos, sin embargo, dejó en claro que 62 de los cien compromisos hechos en campaña por el líder de la ‘cuarta transformación’, han sido cumplidos al pie de la letra.
Por otro lado, un gran número de pobladores de este país han dado a conocer que se darán por bien servidos en el momento en que el nuevo Gobierno se atreva a procesar penal y civilmente a las ‘ratas grandes’, que aprovechándose de los cargos de gobernantes, funcionarios de primer y segundo nivel o ‘representantes populares’, le hincaron con ganas el diente al erario público, sin que ninguna autoridad los tocara con el pétalo de una rosa, mucho menos ahora que han sido amparados por el ‘borrón y cuenta nueva’.
Difícil situación económico-social la que está viviendo México y la mayoría de sus habitantes, todo mundo espera que el proceso de la limpia delincuencial se haga con una ‘varita mágica’, sin embargo, los mexicanos empiezan a darse cuenta que deberán esperar con paciencia el soplo de nuevos vientos en la sociedad mexicana.
Es cuestión de darle tiempo al tiempo para saber si los que hoy se echaron el trompo a la uña van a poder con el paquete y demostrar que como roncan duermen; cien días es muy poco para ponerlo en la balanza social, no obstante, el ‘Señor de la silla del ‘águila’ va tener que seguir remando a contracorriente, porque en este país el agua ya no está como para chocolate.
Por cierto, algunos grupos evangélicos en Tapachula han empezado a salir a las calles y lugares públicos para orar y pedirle a Dios que ayude a sacar la maldad de esta región, en donde pareciera que el demonio ha incubado sus huestes y la delincuencia se ha desatado, aprovechando también que entre todas las corporaciones policiacas no se hace una.
Mientras tanto, la naturaleza sigue arremetiendo en contra de los humanos; al menos en la región Costa del Soconusco las altas temperaturas están provocando deshidratación entre niños y ancianos, principalmente, por ser los más vulnerables a la ola de calor que se está dando con una fuerza tremenda, como en muchas décadas no había sucedido, según los expertos meteorólogos que han lanzado una advertencia naranja.
Los bomberos de Tapachula también han solicitado a la ciudadanía que tengan mucho cuidado con no tirar colillas de cigarro en lugares donde hay vegetación seca o basura, ya que eso puede producir quemas terribles difíciles de sofocar en estos tiempos de sequía.
Los médicos recomiendan a las personas, ingerir suficiente agua para evitar deshidratarse, así como de estar pendiente de los niños y ancianos para darles que beban suficiente agua y eviten caminar bajo el sol en las horas pico (entre 10 y 17 horas), ya que los rayos ultravioletas del sol pueden causarles enfermedades en la piel, incluyendo Cáncer.
Expertos en el clima afirman que el calentamiento global sigue provocando los cambios de temperatura en el ártico, el hielo en los polos empieza a deslizarse y eso debería preocupar a la humanidad y los gobiernos, quienes están más ocupados en hacerse la guerra para tener más dinero y poder, que en el caso de una catástrofe medioambiental de nada les servirán sus tesoros para sobrevivir.