OPINIÓN PÚBLICA

177
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

¿Jueces, Aliados de Pillos?
Gonzalo Egremy

*En altas esferas del Poder federal, estiman que existe, presuntamente, corrupción y complicidad de Fiscales del MP y juzgadores, con delincuentes.

*La puesta en libertad de probables responsables de delitos, obedece más a fallas en el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, al ser híper garantista.

Lo hemos tecleado en distintas ocasiones de que el sistema de justicia penal acusatorio, en vigencia, adolece de debilidades, por decirlo suave.
Durante aproximadamente un siglo en México imperó el sistema de justicia penal inquisitivo (o inquisitorio), donde prácticamente todos éramos culpables (a la vista del Ministerio Público) hasta no demostrar lo contrario.
Por muchos años la “reina de las pruebas” fue “la confesión” arrancada por tortura de la Policía Judicial, y la “siembra” de evidencias era lo cotidiano.
Con lo anterior el MP integraba la averiguación previa y remitía al o los detenidos ante un Juez penal, mientras, el probable responsable era internado en la prisión como sujeto bajo proceso.
El Juez, a más tardar en setenta y dos horas, y casi siempre (más a los que carecían de dinero o habían caído en las garras de la venganza de algún político o cacique) estaba dictando el auto de formal prisión.
Pasaban años en la cárcel con la categoría de “sujeto bajo proceso penal”, y hasta algunos murieron en prisión o a consecuencia de la tortura, y los jueces no les dictaron sentencia.
Era un sistema de justicia penal que por corrupción de Ministerios Públicos y Jueces, se convirtió en cruel e inhumano.
En el 2008, los Legisladores de entonces, reformaron la Constitución y crearon el conocido hoy como sistema de justicia penal acusatorio adversarial (popularmente calificado como “juicios orales”), que entró en vigencia para todo el país, en el 2016.
Las y los señores integrantes de los órganos procuradores, administradores y aplicadores de la justicia, y demás instituciones que coadyuvan con los Fiscales del Ministerio Público (policías, investigadores, Peritos en todas las materias), Jueces y demás personal, tuvieron ocho largos años para capacitarse en el nuevo sistema.
Incluso, el Gobierno de los Estados Unidos cooperó a México con algunos millones de Dólares a través del Plan Mérida, para el cambio de sistema de justicia penal y para la capacitación de todas las autoridades en la materia.
Sin embargo, pocos se percataron que ese sistema de justicia penal acusatorio, es híper garantista (obliga a toda autoridad al respeto absoluto a los derechos humanos y elementales) de los señalados como imputados.
Se supone (en la letra del Código así lo establece pero en la práctica es diferente) a que las víctimas también les respetan sus derechos más elementales, pero en sí solo le ofrecen la reparación del daño, si bien les va.
Los policías locales o estatales detienen a un presunto delincuente; lo ponen a disposición del Fiscal del MP de manera inmediata.
Y casi en un nicho para que no presente ni siquiera algún raspón o una mala mirada que le ha hecho un agente del orden, porque cuando el Ministerio Público lo traslada ante un Juez de Control, éste puede calificar la detención de ilegal, y echa al presunto hampón a la calle nuevamente.
Por eso es que ayer se difundió que “Debido a que algunos presuntos delincuentes salen libres por la mala integración de las denuncias, el presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó que se hará una revisión de la capacitación y labor de los jueces, así como de fiscales que pudieran estar relacionados con prácticas corruptas”.
En este sentido, AMLO indicó que se hará una revisión por si la liberación de personas se trata por la incapacidad de Jueces y Ministerios Públicos para elaborar la denuncia, o bien, si es complicidad con el crimen organizado.
“A ver, cómo está la capacitación de Ministerios Públicos, de fiscales, por qué están incompletas o no sólidas las consignaciones, qué está fallando, si es un asunto técnico. Si es por corrupción, también. No se pueden ocultar las cosas, ya no es lo mismo. Se transparenta todo”, añadió.
Al respecto, el Presidente de la nación también dijo que sí ha habido casos en los que los Jueces están coludido con los delincuentes, por lo que revisarán de inmediato.
“Nadie sabía. Nadie sabía sobre qué juez y si ese juez ya había en otras ocasiones hecho lo mismo, o sea, jueces a modo, jueces al servicio de la delincuencia”, finalizó el titular del Ejecutivo”, hasta aquí algunos párrafos de la información por la plataforma Regeneración.com.
No se duda que existan algunos Ministerios Público, Fiscales de Distrito, Jueces y hasta Magistrados en conductas dudosas sobre la procuración, administración e impartición de la justicia, pero queda en la ciudadanía, o sus víctimas, denunciarlos con pruebas fehacientes para que les apliquen con todo rigor la Ley, ¿no cree usted?//Salud