ALFIL NEGRO

498

Un Buen Teatro
Oscar D. Ballinas Lezama

Hace unos 35 años, fue construido el Teatro de la Ciudad y lo echaron a andar con la finalidad de que los más de 400 mil habitantes, que tenía en ese entonces Tapachula, tuvieran un lugar de esparcimiento y cultura bastante digno.
Mal acostumbradas nuestras autoridades municipales a no invertir en la cultura, fueron dejando pasar los años y el inmueble con una capacidad para más de mil espectadores, empezó a convertirse en una especie de elefante blanco; siendo en el Gobierno de Manuel Velasco Coello, cuando se le inyectaron no menos de 28 millones de Pesos, logrando levantar tan importante coliseo del pueblo soconusquense.
La escritora tapachulteca, Sheyla Horita, dio a conocer que a fines de este mes se llevará a cabo un concierto de jazz con un quinteto internacional, cuyos integrantes pertenecen a la Universidad de Veracruz, que al igual que escritores, poetas, artistas, pintores y escultores de la región, se sumarán a los festejos del XXXV aniversario del Teatro de la Ciudad.
En otras cosas, los habitantes de Tapachula siguen entrampados en el problema que causa la falta de carros recolectores de basura, ya que los pocos que están en servicio no cumplen con el objetivo de levantar los cientos de toneladas de desperdicios que diariamente producen los habitantes de la otrora Perla del Soconusco.
Los Gobiernos de los últimos cuatro trienios, no han encontrado la forma de resolver el galimatías que les presenta este servicio público, sucediendo lo mismo con el desabasto de agua rodada que ya está causando serias molestias a la población; pareciera que nadie se decide aventarse al ruedo para agarrar el toro por los cuernos, la sociedad está cansada de ver cómo todo mundo se echa la bolita.
Más allá de los dimes y diretes que existe entre Gobierno y sociedad, el problema de la basura, la falta de agua rodada y la inseguridad, está la urgente necesidad de que empiecen a trabajar unidos el pueblo y las autoridades de los tres niveles de Gobierno para encontrar el hilo de la madeja que ayude a resolver esta problemática, la cual sigue poniendo a toda la ciudadanía en el filo de la navaja.
Se sigue protestando también, por la ausencia y apoyo de los Diputados locales y federales de este Distrito costeño, afirmando los quejosos que los legisladores son representantes de la población y como tales deben funcionar, para exigir y ayudar a que resuelvan los problemas sociales que están afectando a sus conciudadanos.
La Federación aprobó el proyecto de ‘frontera abierta’ en el sur del país, bajo el argumento de “razones humanitarias” que terminaron provocando un tremendo boquete migratorio; ahora parece ser que el tema se les salió de las manos y los municipios soconusquenses siguen convertidos en un enorme corredor de migrantes indocumentados, muchos de los cuales se van quedando en esta región en donde no hay trabajo ni para los locales, y consecuentemente caen en la necesidad de delinquir.
En cuanto al problema del desabasto de agua, Tapachula debería ya contar con una planta verdaderamente potabilizadora, además de cambiar su red de tubería que está en pésimo estado, provocando que el líquido, que es vendido al consumidor, llegue a su destino bastante contaminado, creando un problema más a la salud a los habitantes de lo que un día llamaran la ‘capital económica de Chiapas’; es necesario que los tres niveles de Gobierno inviertan recursos en la rehabilitación o adquisición de una moderna maquinaria que permita a los tapachultecos tener agua limpia y purificada.
Por otro lado, el sistema de limpia no deja en claro los motivos que se han tenido para no adquirir los camiones necesarios para solventar este problema, para nadie es secreto que tiene ya mucho rato que los tricicleros recolectores han venido supliendo a quienes tienen la obligación de darlo.
Ayer, un centenar de recolectores de basura se rebelaron ante lo que llamaron abusos por parte del Director de esa dependencia municipal, quien según los quejosos, les está cobrando tarifas muy altas por recibirles los desechos, y con ello, el funcionario podría estarse llevando la tajada de león, por lo que solicitaron sea investigado.
Se espera que los responsables del desbarajuste en los diversos servicios públicos, encuentran la forma de resolver la situación, que se supone ya tenían prevista antes de responsabilizarse de los cargos, en donde hasta ahora parecen no dar pie con bola.