ALFIL NEGRO

272
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Oscar D. Ballinas Lezama

Les Leyeron la Cartilla

El inicio de una obra de gran envergadura y prioritaria para los tapachultecos, inauguró ayer el gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, afirmando que su administración invertiría en la rehabilitación del llamado ‘Camino viejo a La Pita’, no menos de 60 millones de Pesos y tendrá un tiempo aproximado de tres meses para concluirla.
El Ejecutivo Estatal aclaró que en esta obra utilizarán mano de obra local, al igual que van adquirir los insumos con las empresas de la región y crear empleos directos e indirectos para detonar el desarrollo del corazón del Soconusco.
Luego de manifestar que son tiempos en que el gobernar ya no es para presumir el poder, sino para tener la obligación de servir atendiendo el compromiso que se hizo en las urnas y que establece la misma Constitución, “nunca más un servidor público gastándose los dineros públicos en parafernalias, caminaremos a ras de tierra con el pueblo, los servidores públicos ya no vivirán como reyes”, enfatizó.
Más adelante insistió en su advertencia administrativa y política, mencionando que se acabaron los lujos del Gobierno y de las familias de los servidores públicos: “estamos luchando por exista un cero en el tráfico de influencias, poniendo toda la fuerza del Estado en contra de la corrupción y la impunidad”.
Luego de enviar ese mensaje subliminal que se presume dirigió a todos los servidores públicos ahí presentes, incluyendo a los Alcaldes de Tapachula y Suchiate, para que pararan orejas y pusieran a remojar sus barbas, pidió a la ciudadanía que sean sus ojos, oídos y manos para vigilar y estar atentos que estas obras del Gobierno Estatal se hagan y no exista el nepotismo, ni tráfico de influencias, que no haya negocios en lo oscurito ni ilegales bajo la mesa por parte de los gobernantes, que todo sea de frente al pueblo, sentenció. Más claro, ni el agua de garrafón.
Posteriormente se trasladó al Hospital General en donde entregó insumos para el combate al mosco del Dengue, Chikungunya y Zika; en donde manifestó que en Chiapas ya no se construirán ‘elefantes blancos’, refiriéndose a los hospitales inconclusos o que carecen de medicamentos e insumos quirúrgicos, ya no se diga de médicos especialistas.
Aclarando que estos centros de salud deben brindar servicios médicos de calidad y con calidez a los pacientes, quienes tienen el derecho constitucional de recibir esa atención, hablando también ahí, de que cuando se combate la corrupción los recursos públicos alcanzan para todo.
Finalmente, luego de leerles la cartilla a gobernantes municipales y funcionarios públicos estatales y municipales, manifestó que en un mes aproximadamente, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará Tapachula.
En otro orden de ideas, familiares de algunos empleados del municipio de Cacahoatán, cuyo presidente municipal Julio Calderón Sen, quien por cierto fue uno de los ausentes entre los Ediles que recibieron y acompañaron ayer al Gobernador, denunciaron a éste personaje (Julio Calderón) como un alcalde insensible e injusto, quien presuntamente le retuvo sin justificación alguna el salario de su quincena al trabajador Romeo Renaud Guzmán, quien sufre de diabetes y dicha acción injusta le provocó un severo ataque de elevación del azúcar en su cuerpo, ahora se debate entre la vida y la muerte en la sala de urgencias del Hospital Regional, sin ninguna responsabilidad ni ayuda del Ayuntamiento cacahoteco, según afirman familiares del modesto trabajador.
Si alguien sabe del paradero de Armando Robledo, flamante coordinador regional del programa ‘Bienestar’, impulsado por el Gobierno de la cuarta transformación, favor de avisarle que lo andan buscando un gran número de estudiantes de la Unach y otras universidades privadas, quienes aseguran que fueron engañados por presuntos trabajadores del citado funcionario federal.
Los afectados manifestaron que supuestamente fueron engañados por los supuestos censadores que les tomaron sus datos y fotografías, argumentando que lo hacían para que el Gobierno Federal les otorgara becas de ayuda como estudiantes; sin embargo, después de tres meses se hicieron ‘ojo de hormiga’, al igual que su presunto jefe inmediato.