ALFIL NEGRO

402
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Las piedras rodando se encuentran…” (Refrán popular)

Renuncia en Migración
Oscar D. Ballinas Lezama

Ayer viernes renunció el comisionado del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén López, quien al parecer no aguantó la presión del tema migratorio que ha puesto al país al filo de la navaja en su relación política-comercial, con los Estados Unidos de Norteamérica.
Trascendió que también están en la mira funcionarios y algunos empleados del INM en Chiapas, quienes al parecer aprovecharon el río revuelto para llevar agua a su molino, considerándose que presuntamente han participado en una posible complicidad con traficantes de personas, que operan en toda la franja fronteriza del sur de México.
Para nadie es secreto que los primeros cuatro meses de este año, con el flujo de miles de migrantes indocumentados que entraron por la porosa frontera del sureste mexicano, presuntamente algunos agentes de migración y otras corporaciones federales se estaban haciendo de ‘mulas Pedro’.
Bajo la amenaza de que de un momento a otro puedan llegar los integrantes de la Guardia Nacional, los traficantes han empezado a cruzar por el rumbo de Cancún, en donde la vigilancia parece estar más débil, o la corrupción puede ser más efectiva para contaminar a medio mundo, como presuntamente venía sucediendo en la costa chiapaneca.
Según los acuerdos del Gobierno Federal con sus homólogos de Estados Unidos, los migrantes indocumentados pueden permanecer en territorio mexicano, los que pasen el río Suchiate no pueden ir más allá de Chiapas, aunque al parecer ya no les están permitiendo salir ni de Tapachula; mientras los que son expulsados del vecino país del norte deberán quedarse en las entidades cercanas a la línea fronteriza con los gringos, bajo el cuidado y la ayuda del gobierno azteca, hasta que logren regularizar su documentación para ser aceptados en aquella nación.
Al parecer en base a los tratados internacionales la ONU puede en determinado momento, si el Gobierno mexicano se lo exige, dar una ayuda humanitaria para que los migrantes puedan sobrevivir, aunque nadie sabe por cuánto tiempo, y si los indocumentados estén dispuestos a vivir sin el sueño americano, que los motivó aventurarse en las caravanas de la migración humanitaria.
Según los analistas, el Gobierno Federal tendrá que sacar sus ases de bajo de la manga para contrarrestar la política agresiva de Donald Trump, aunque pareciera que el ‘Señor de la silla del águila’ tiene la contraofensiva, al menos eso es lo que da a entender en sus declaraciones, pidiendo paciencia y confianza al pueblo mexicano, que a estas alturas reza porque todo salga bien, ya que finalmente es la ciudadanía la que en todos los sexenios ha pagado los platos rotos.
Mientras son peras o son manzanas, los chiapanecos están pidiendo a gritos la ayuda de la Federación para que se reencuentren con los migrantes anclados en esta región del sureste mexicano; se espera la información sobre sus posibles fuentes de trabajo que les permita sobrevivir sin tener que delinquir o prostituirse, porque con ello causan más problemas a una sociedad que se encuentra en pleno proceso de transformación política y económica.
Por otro lado, los Gobernadores de Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Campeche y Veracruz, dieron su respaldo al plan para atender el flujo migratorio en México; mencionándose que el próximo martes concluye el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur, así como la contratación de 825 nuevos elementos al INAMI y 200 trabajadores de Bienestar que llegarán a Chiapas para reforzar las tareas sobre el tema migratorio.
Al asistir a la conferencia mañanera del presidente de México, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, destacó la política humanitaria del jefe del Ejecutivo Federal, en el asunto de la migración, principalmente, reconociendo también que el asunto migratorio no es una casualidad, sino deriva la pobreza que hay en el sur y Centroamérica y que requiere de mucho apoyo.
En otros temas, fuera de la incertidumbre que genera la migración y los daños colaterales, como el aumento de la inseguridad en el Soconusco y de las enfermedades diversas que traen los migrantes; las primeras lluvias están causando la destrucción de más calles y provocando que el agua rodada de Coapatap se enlode, sin que la destartalada potabilizadora pueda dar un buen servicio; también urge el cambio de la red de tubería destrozada que contamina más el vital líquido, poniendo en riesgo la salud del consumidor.