ALFIL NEGRO

294
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia (Salmo 46:1)

Chiapas se Levantará
Oscar D. Ballinas Lezama

En el sur siguen sonando los tambores de la esperanza, el actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, saben que esta entidad le ha dado mucho al país y que por justicia social, merece ser tomada en cuenta en los laberintos del progreso.
Programas como el de Sembrando Vida darán un respiro a las clases sociales más marginadas, aún con el compromiso hecho por la Federación ante el Gobierno norteamericano, de ofrecerle trabajo a miles de migrantes para evitar que estos alcancen la frontera norte.
Algo está quedando muy claro, las constantes visitas del mandatario federal a Chiapas, es una clara muestra del respaldo que le está dando al gobernador Rutilio Escandón, en la búsqueda de mejorar la salud, seguridad, la educación, combatir la corrupción la impunidad y encontrar un mejor camino para erradicar la pobreza, que conlleve a mejorar la calidad de vida de las familias chiapanecas.
Lo que se ve no se juzga, más allá de las poses demagógicas, ambos mandatarios están luchando a brazo partido por lograr cumplir sus compromisos en esta entidad, que dicho sea de paso, no le ha ido muy bien en las últimas cinco décadas; cuando aún se amarraban los perros con salchichas y no se lo comían, la agricultura y la ganadería estaban en Jauja, no había contaminación y la inseguridad no pasaba de los pleitos de borrachos.
Desafortunadamente, al pasar del tiempo la sociedad chiapaneca se fue entrampando en las redes de los malos políticos, gente que solo buscaba llevar agua a su molino, lo que fue quebrantando poco a poco la economía y la moral de un pueblo, en donde la palabra de las personas valía más que mil documentos firmados.
El Soconusco, que conforma la Costa chiapaneca, ha sido el más golpeado, el más abandonado por la Federación, que llegó a considerarlo como el patio trasero de México; marginación de la que no ha podido salir hasta la fecha, de ahí la enorme importancia que el Gobierno de la cuarta transformación esté demostrando un enorme interés por toda la geografía chiapaneca, incluyendo la región costeña.
Y para que nadie les diga ni les cuente, tanto el Presidente como el Gobernador acompañado de algunos de los miembros de su gabinete, caminaron a ras de tierra sudando la camisa y desgastando los zapatos, para checar personalmente las necesidades de cada región chiapaneca.
Se considera que tanto López Obrador como Escandón Cadenas, están consientes que la prioridad de un pueblo es su salud y en eso están trabajando ambos mandatarios, no se puede decir lo contrario porque el sol no se puede tapar con un dedo; ambos han manifestado que es una misión que tienen que cumplir y están confiados en recibir la ayuda de la gente para lograr juntos esa aspiración en el desarrollo sostenible y las políticas públicas.
En la visita más reciente de López Obrador a Chiapas, estuvo acompañado del Gobernador y de Zoé Robledo, titular del IMSS y oriundo de estas tierras, quien explicó que la política de la cuarta transformación es acudir a las comunidades para conocer la realidad y transformarla, ”sabemos que hay carencias y problemas, eso es lo que venimos a constatar, porque la realidad no se ve desde un escritorio, sino cara a cara”.
Escandón mencionó que el Ejecutivo Federal está muy pendiente de Chiapas, sobre todo, de los más vulnerables por la pobreza: ”el Presidente no está sólo, tiene al pueblo de Chiapas que lo respalda porque sabemos que es un hombre trabajador, eficaz y decente, quien nos demuestra que ahora esta entidad no seguirá en el olvido”.
El interés del Presidente por esta entidad es reconfortante para los chiapanecos, quienes por muchos años han sufrido por el abandono y la marginación del Gobierno Federal, recibiendo siempre migajas y entregando a cambio su petróleo, su energía eléctrica, su agricultura, ganadería, pesca y la confianza de su gente que siempre fue defraudada; ojalá que en esta ocasión todo sea positivo, al menos la buena voluntad de los que gobiernan ya se está viendo, el tiempo y Dios darán la última palabra.