Polígrafo Político

271
Polígrafo Político
Polígrafo Político

Primera Batalla
Darinel Zacarías

“Negocié tablas al ajedrez: tu alfil por mis peones, abrevé en los pedúnculos con sal de la mujer de Lot, antes de que tiñera noviembre mis habitaciones, descorché otra botella con la viudita de Clicquot”
Joaquín Sabina

La discrepancia subió de tono cuando Martí Batres le propuso a Ricardo Monreal que si deseaba hacer valer la equidad de género, renunciara él a la Junta de Coordinación Política y a la coordinación de la bancada.
La reyerta por el control crecía y en el mes pasado, Batres vociferó que la equidad de género no debía utilizarse para vetar a una persona, dijo se trata de un tema fraguado casuísticamente.
Batres deseaba seguir en la Presidencia del Senado. Él decía que tenía de su lado el respaldo de personajes claves. Entre ellos Napoleón Gómez Urrutia y las priistas Claudia Anaya y Vanessa Rubio.
Cuatro eran los aspirantes a la Presidencia del Senado, Martí Batres (actual Presidente) quien busca la reelección, Mónica Fernández Balboa (actual Vicepresidenta de la Mesa Directiva), Imelda Castro Castro y Ana Lilia Rivera Rivera y Freyda Marybel Villegas, las tres últimas declinaron.
Dicha renovación de la Mesa Directiva del Senado generó tensiones y jaloneos en la bancada de Morena, pues dos grupos de Senadores se disputaban el cargo: se trata del grupo afín al actual presidente de la Cámara alta, Martí Batres y el otro cercano al coordinador del grupo parlamentario, Ricardo Monreal, quien impulsó la idea de que una mujer ocupara el cargo.
Batres deseaba ya en su presentimiento de que le habían arrebatado el liderazgo, la posibilidad de que Citlalli Hernández, quien fue su compañera de fórmula en las elecciones del 2018, fuera su relevo. Pero no cuajó su intentona.
Parece que Ricardo Monreal mostró su colmillo de lobo estepario. En este cuento, Batres jugó el papel de Caperucita y Monreal el del lobo, al demostrar su superioridad para mover las piezas del tablero político.
Monreal logró acaparar el guiño de otros homólogos. Se sumaron a su propuesta y los del PAN, PRD, PRI y Movimiento Ciudadano se sumaron a la exigencia de que, en atención a los principios de paridad de género, fuera una mujer quien encabezara la Presidencia del Senado.
Dicha pugna data desde aquel 2017, siendo Batres Presidente de Morena en la Ciudad de México, decantó por Claudia Sheinbaum como candidata del partido a la jefatura de Gobierno.
Hoy, Monreal se llevó las de ganar, pues parece que tuvo el control de la mayor parte de los 59 Senadores del partido, mientras que Batres mordió el polvo.
Esto, a través de un proceso de voto directo y secreto en urna transparente, en el que se dio fe pública de su desarrollo a través de un Notario Público y donde fungió como testigo la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena, los Senadores de la bancada mayoritaria acudieron a la convocatoria de su coordinador, Ricardo Monreal, para elegir al nuevo Presidente del Senado.
La senadora por Morena, Mónica Fernández, nacida en Tabasco, asumirá la Presidencia del Senado el próximo 30 de Septiembre, luego de resultar ganadora este lunes en el proceso de voto directo y “transparente”.
Ella ha sido diputada federal en el periodo 2006-2009 por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y su formación siempre ha sido liderada por Andrés Manuel López Obrador.
Esto, sólo fue un ensayo previo a la elección de la dirigencia nacional de Morena. Donde Ricardo Monreal deberá nuevamente mostrar su hechura pues tiene la disputa y el tiro cantada contra Batres y Yeidckol Polevnsky.
Haga sus apuestas en la segunda batalla. Bertha Luján, Mario Delgado, Yeidckol Polevnsky y Alejandro Rojas Díaz Durán. Y allí el gallo de Monreal es Mario Delgado.
PD: Marcelo Toledo Cruz, es, en el Legislativo, el del oficio y tacto, es el que cabildea los asuntos extraordinarios que solicita el Ejecutivo. Marcelo Toledo, ha sabido tejer alianzas con los Coordinadores Parlamentarios de la oposición, lo que lo hace ser el poderoso del Congreso de Chiapas.
Tengo información corroborada de que, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Marcelo Toledo Cruz, es el primer personaje en externar, en foros cerrados, su aspiración a la Presidencia Municipal de la capital de Chiapas, en 2021.
Una eventual coyuntura beneficiaría a Marcelo, quien está cercano a ser el sucesor del nefasto Carlos Morales Vázquez. Capacidad, sensibilidad humana, trabajo y vocación de servicio, son parte de sus cartas de presentación.
¿Quién dijo que tengo sed?