EL QUINTO PODER DE MEXICO

1021
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

INM Entreteniendo Africanos
Ernesto L. Quinteros

El Instituto Nacional de Migración (INM), actor clave en la gestión migratoria en México, fue creado mediante el Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 19 de Octubre de 1993.
Es un órgano administrativo desconcentrado de la Administración Pública Federal, dependiente de la Secretaría de Gobernación, el cual aplica la legislación migratoria vigente, pero desde que inicio la administración morenista ha sido manoseado, tanto que ahora es manejado por la Secretaría de Relaciones Exteriores.
Su función hoy en día está reducida a “entretener migrantes”. A eso se dedican ahora los elementos de dicha dependencia, en coordinación con Guardia Nacional y otras dependencias que, en teoría, deberían de garantizar paz y seguridad en territorio nacional.
Y mientras las autoridades federales siguen atendiendo los intereses de Estados Unidos, que envían desde la Casa Blanca, para que no dejen pasar a más migrantes que atraviesan por miles en la frontera entre México y Guatemala, la región sur padece una gran diversidad de problemas.
Inseguridad, abusos, extorsiones, problemas de salud pública, falta de empleos, problemas en educación, el campo, etcétera.
Para seguir reteniendo a los migrantes, las autoridades federales han echado mano de todo. Desde crear programas sociales, en donde le pagan a migrantes para que “supuestamente” barran banquetas y hagan acciones de limpieza en algunas zonas de la ciudad de Tapachula. Así como han ofrecido asilo político para que se queden a vivir aquí, ofreciendo servicios de salud, empleo, educación y hasta vivienda.
Ante los ojos del mundo, podríamos decir que el Gobierno de México es un alma caritativa, que quiere ayudar al prójimo. Pero la realidad es otra, los migrantes aquí no tienen trabajo, sufren de extorsiones y son víctimas de la violencia que se vive en esta región, y un buen número deambula por las calles de esta ciudad en busca de alimentación y alojamiento. Así como terminan por contribuir a diferentes problemas sociales y de salud pública.
Es del dominio público también que tanto ACNUR, como COMAR, han sido utilizados indirectamente por las autoridades federales mexicanas, para tratar de persuadir a los migrantes de diferentes partes del mundo para que se queden a vivir en nuestro país, claro, principalmente en Chiapas. Y desistan de su intención de continuar su viaje para llegar a los Estados Unidos.
La ACNUR es la Agencia de la ONU para los Refugiados. Y la COMAR es la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Gobernación.
Si nuestro país tuviera las condiciones económicas necesarias y fuera un país de primer mundo, en donde su población gozara de un buen nivel económico, con suficientes fuentes de empleo, desarrollo social, etcétera, entonces sí podríamos decir que estaríamos en condiciones de ayudar a los miles y miles de migrantes de diferentes partes del mundo para que se queden a vivir aquí. Pero la realidad no se puede esconder, porque aquí también vivimos nuestros propios infiernos.
No hay empleo, Chiapas y la región de la frontera sur es una de las zonas más marginadas de la República Mexicana, en donde viven miles de familias en pobreza extrema, con problemas de inseguridad, con un campo en banca rota, un sistema de salud decadente y un sistema educativo deficiente.
En concreto, no tenemos ni para ayudar a los nuestros, menos vamos a tener para ayudar a los que están viniendo de otros países.
Hoy en día es nota nacional e internacional el tema de los migrantes africanos que todos los días se manifiestan en las afueras de la Estación Migratoria “Siglo XXI”.
Mientras las autoridades mexicanas sigan atendiendo los intereses de EU, los problemas van a seguir.
Lo más lamentable es que en realidad no hay un verdadero plan de atención a esta población, solo paliativos que hacen crecer la problemática.
De mi Correo:
Gran malestar se vive entre padres de familia de un conocido colegio particular en Tapachula, ya que mediante un supuesto programa social aceptaron a hijos de ciudadanos africanos para que estudien en el presente ciclo escolar. Las colegiaturas mensuales correrán a cargo de ya saben quién. ¿Sera acaso otro programa social para tratar de entretener a los africanos?
Exfuncionarios de Salud del sexenio pasado, se siguen burlado de las autoridades de Procuración de Justicia en Chiapas. Afirman que citatorios y comparecencias son mero trámite.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx
#TodosSomosElQuintoPoder