EL QUINTO PODER DE MEXICO

441
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Ambulantes Extracontinentales
Ernesto L. Quinteros

La ciudad de Tapachula es de los pocos lugares en el mundo que puede presumir que tiene comerciantes ambulantes de otros continentes.
Claro, presumible, si eso generara riqueza, progreso y desarrollo social para los habitantes de la región, principalmente de esta ciudad fronteriza.
Desgraciadamente no es así. La crisis migratoria que se vive en la región seguirá generando una gran diversidad de problemas sociales, económicos y políticos.
Por lo pronto, debido a la falta de atención y de gestión del Gobierno Municipal de Tapachula, que todavía preside el disminuido edil morenista Oscar Gurría Penagos, un buen número de migrantes de diferentes nacionalidades del continente africano, decidieron emprender un negocio en la vía pública, sin que nadie les diga nada.
O sea, pasaron a engrosar el número de miles de comerciantes informales que pululan por toda la geografía local, ante la incapacidad de funcionarios locales para dar solución a este complejo problema.
En pocas palabras, los migrantes de diferentes partes del mundo, aparte de obtener recursos mediante programas de Gobierno, de estar en nuestra ciudad a la fuerza, en donde han dicho que se sienten prisioneros, ahora también ya le entraron a la competencia desleal, todo en detrimento de los comerciantes establecidos, y no solo eso, harán competencia a los ambulantes locales que ya existen por miles por toda la ciudad.
¿Y después qué?, les permitirán poner un botanero o cantina, en lo que esperan sus documentos migratorios para continuar su viaje a Estados Unidos, o la tan mencionadas “visas humanitarias”, que nunca se las dan, pues llevan meses esperándolas.
Si bien es cierto, el tema migratorio es un problema que debe resolver en una primera instancia el Gobierno Federal a través del Instituto Nacional de Migración, los funcionarios del Ayuntamiento deben de poner orden, y evitar que los ahora “ambulantes extracontinentales” se apoderen de espacios públicos, como el Parque Central “Miguel Hidalgo”.
En este rotativo le hemos informado cómo africanos y haitianos, han ocupado las jardineras y bancas de concreto del Parque para ofertar cortes de cabello, peinados, venta de comida, aguas y refrescos, cuya actividad informal no solo da una mala imagen a la ciudad, sino que también representa una competencia desleal para los comercios formalmente establecidos.
Es increíble cómo la zona centro de Tapachula primero se convirtió en un enorme albergue para migrantes de diferentes partes del mundo, y ahora pasó a convertirse en un “enorme tianguis”.
En esta zona hay de todo, incluso grupos de mujeres migrantes que también han instalado sillas para ofertar sus peinados de “trenzas”, no nada más en el Parque Central sino también en el Sendero Peatonal, provocando malestar entre los comerciantes, ya que bloquean la entrada a los negocios, haciendo disminuir sus ventas, toda vez que esta actividad ahuyenta a los clientes.
Pero a pesar de que los comerciantes establecidos han alzado la voz y han exigido a las autoridades municipales un control sobre la actividad informal que realizan los migrantes, no han sido escuchados, por lo que presumen que podrían estar recibiendo alguna “cuota” por dejarlos trabajar, de lo contrario, no conciben cómo es que permitan que el Parque esté convertido en un mercado o tianguis.
Y eso es lo menos grave, pues resulta que en esta zona de la ciudad también se ejerce uno de los trabajos más antiguos del mundo, “la prostitución” a todas horas.
Todo este relajo ha provocado también mayores niveles de inseguridad, y la población tapachulteca lo que hace es evitar ir al centro de la ciudad.
Es por ello que el Municipio de Tapachula se ha convertido en un polvorín social a punto de estallar. Lo repetiremos y lo denunciaremos hasta el cansancio.
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Ánimo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx
#TodosSomosElQuintoPoder