AL FIL NEGRO

116
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Diputados Turistas
Oscar D. Ballinas Lezama

Una ola de inconformidad levantó entre la sociedad soconusquense la visita turística que hizo un grupo de Diputados federales a la frontera sur de México, quienes al parecer sólo vinieron a pajarear y demostrar que desconocen a fondo el tema migratorio, así como el resto de la problemática que se vive en esta región.
Los legisladores aceptaron que estaban en esta zona fronteriza del sur del país para ‘enterarse’ de lo que está ocurriendo con la migración y sólo pudieron hacerlo cuando algunas voces protestatarias, entre las que resaltó la de EL ORBE, expusieron la cruda realidad del olvido y la marginación en que la Federación sigue manteniendo a los habitantes de esta frontera sureña.
Horas antes, Mario Delgado Carrillo, coordinador de la bancada del partido Morena en el viejo edificio de San Lázaro, también fue interceptado por los reporteros, que, a boca de jarro, le soltaron la pregunta: ¿Diputado, algunas organizaciones sociales del Soconusco, dicen que ustedes vienen sólo a darse una vuelta, no a dar solución al problema migratorio?
Mario Delgado.- No sé qué organización sea, pero que mala leche, ¿no?, nosotros venimos a trabajar, los invitamos a que nos acompañen.
Reporteros.- ¿Van a dejar entrar a la prensa?
Diputado.- ¡Claro!, ¿por qué no?, ahorita nos organizamos. (nunca se organizaron, ni dejaron entrar a la prensa a la citada reunión con algunos alcaldes, más que por dos minutos y de tres en tres comunicadores, hasta eso, por el reclamo del diputado Porfirio Muñoz Ledo, que andaba como chivo en cristalería)
Reporteros.- ¿Cuál es el objetivo de su visita a esta frontera sur?
Mario Delgado.- Evaluar la situación en esta frontera, queremos ver de manera directa el trabajo que ha hecho el Gobierno mexicano a través de sus distintas instituciones, ante la oleada de migrantes que hemos tenido desde hace un año.
(Vinieron a valorar la situación, después de un año en que los soconusquenses han estado sufriendo con el éxodo migratorio, al que presuntamente se le abrieron las puertas en la frontera sur por instrucciones de la Secretaria de Gobernación, quien en algunas ocasiones llegó directamente al río Suchiate, para darle la bienvenida en forma personal a las caravanas de migrantes indocumentados de todo el mundo).
Reporteros.- Es cierto que el Gobierno mexicano le está haciendo el trabajo a Donald Trump, convirtiendo la nación azteca en el muro que el presidente norteamericano quiere para detener la migración que busca llegar a ese país.
Mario Delgado.- No es así, estamos en México y aquí se respeta la ley, se protegen los derechos humanos y se quiere tener una migración ordenada.
(Tan preocupado estaba éste Diputado federal y el resto de los que ‘representan’ al pueblo mexicano, que miles de migrantes indocumentados entraron como Pedro por su casa en el 2018, transitaron en caravanas por todo el territorio nacional para llegar a la frontera norte, sin que ningún legislador federal dijera ‘esta boca es mía’; las tres instancias de Gobierno dejaron que los extranjeros hicieran lo que se les diera la gana, hasta hace pocos meses, cuando el ‘rey pelos de elote’ ordenó a la cuarta transformación que parara el flujo migratorio)
Reporteros.- Sin embargo, los últimos migrantes que ingresaron a territorio mexicano fueron tratados con violencia, utilizando gases lacrimógenos para dispersarlos.
Mario Delgado.- Nosotros lo que vimos fue una disposición del Gobierno mexicano de tratar con respeto a los migrantes, cumpliendo la ley porque hay mucha confusión, ya que se piensa que todo el mundo pase como si no hubiera nada, tiene que haber un registro y orden en la migración para que se les pueda dar un trato respetuoso.
Se está dando como nunca muchas oportunidades para los migrantes que quieran solicitar su estancia como refugiados en México, el Gobierno mexicano está haciendo una gran inversión para ayudar a otros países, lo que antes no se hacía y hoy se están creando 60 mil empleos en los países centroamericanos (¿?), mediante los programas sembrando vida y jóvenes construyendo para el futuro.
(Lo que no sabe o no quiso decir el legislador entrevistado, es que cientos de mexicanos, en especial chiapanecos, carecen de fuentes de trabajo y han emigrado a los Estados Unidos, atosigados por un sistema de Gobierno que durante décadas ha funcionado como candil de la calle, oscuridad de su casa).
Reporteros.- Pareciera que hay una intención de frenar a los migrantes, pero no se ve la voluntad de atacar las redes del tráfico de indocumentados, no obstante las denuncias públicas de que éstos actúan a sus anchas entrando y saliendo de algunas dependencias de Gobierno.
Mario Delgado.- “El Gobierno mexicano está detrás de ellos, porque son traficantes y son los que promueven la violación de derechos humanos y ha habido redes que han sido desmanteladas por parte del Gobierno mexicano, si quieren más tarde les podemos dar información.
(Ni este Diputado, ni cualquier otro de los que vinieron a turistear explicó más tarde, cuáles eran las redes y cuando fueron desmanteladas)
Reporteros.- ¿Qué va a pasar con más de 60 mil extranjeros indocumentados que están varados en Tapachula?
Mario Delgado.- Vamos a ver, vamos a visitar las estaciones migratorias para saber en qué condiciones están, sabemos que algunos están con sus trámites, vamos a ver qué pasa y son los migrantes los que nos van a dar mucha información.
Reporteros.- Señor Diputado, pero la mayoría de los migrantes indocumentados no están en albergues ni en la estación migratoria, cómo se va a dar cuenta de la problemática si los indocumentados están regados a lo largo y ancho del municipio tapachulteco, carecen de trabajo, sin obtener documento migratorio alguno y sobreviviendo en condiciones infrahumanas.
Mario Delgado.- Lo vemos más tarde… (y el legislador que preside la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados se escabulló para ingresar a la reunión privada).