ALFIL NEGRO

414
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama

Nadie es Inmune al Covid-19

“La gente está cayendo como moscas ante el coronavirus”, dijo el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, quien al declararlo públicamente puso a temblar al gobierno federal, al argumentar que la pandemia dejó al descubierto el ‘talón de Aquiles’ del sector salud, que presuntamente no estaba preparado para una contingencia de esta naturaleza y ahora le está lloviendo sobre mojado.
El Covid-19 agarró fuera de base a todo mundo, tanto al sector salud como al resto de las dependencias gubernamentales, que por estar en la primera ‘línea de fuego’ en esta guerra bacteriológica, sus trabajadores son quienes más riesgos corren de contagiarse y morir con la peste que supuestamente se originó en China.
En la Ciudad de México, hasta hace pocos días, la cifra de funcionarios y empleados del gobierno capitalino que han sido contagiados por coronavirus sumaban ya 322; mientras que, en las filas de funcionarios cercanos al presidente Andrés Manuel López Obrador, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, dio positivo al Covid-19 y tuvo que ser aislada.
Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro, Omar Fayad del estado de Hidalgo, Adán Augusto López, mandatario de Tabasco, así como varios diputados de diversos partidos políticos, entre otros, también fueron reportados como infectados por el coronavirus, con ello, se deja en claro, que nadie es inmune a los estragos de esta pandemia, que no respeta condición política, religiosa y económica, ni edad o sexo, agarra parejo al que se descuida.
En Chiapas, la Secretaría de Salud informó oficialmente de 32 nuevos casos, 9 de ellos en Tuxtla Gutiérrez, 2 en Altamirano y Tonalá, mientras en Arriaga, Chenalhó, Jitotol, Juárez, Reforma, Tapachula, Mezcalapa y Villa Corzo, se detectó, hasta ayer, un contagiado de coronavirus en cada uno de estos municipios. Más los que se acumulen este fin de semana.
No obstante que los medios de comunicación llevan estas noticias, hay mucha gente irresponsable (cabeza dura), que se niega a respetar las medidas preventivas impuestas por la Secretaría de Salud; ven la tormenta y no se hincan, convirtiéndose en posibles portadores del virus.
Por otro lado, la sociedad mexicana está desconcertada con la información que se da a nivel federal sobre este tema, por un lado, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, advierte que las personas no deben salir de su casa y que el cubre boca no les garantiza mucha protección contra el virus; mientras el Presidente de la República y el Secretario de Educación, anuncian con bombos y platillos que para el próximo 18 de mayo, los estudiantes de mil municipios en el país podrán regresar a clases.
Añadieron que para el día primero de junio las escuelas abrirán sus puertas a todo el estudiantado, que se incorporarán de forma normal a sus actividades educativas, añadiendo también, que por causas de la pandemia la suspensión de labores se extenderá hasta el 1º de agosto.(¿?)
Por otro lado, el representante de la Organización Mundial de la Salud, se desgañita advirtiendo que no es hora de dejar la cuarentena, que hacerlo, provocaría una mayor y segunda oleada de contagiados; entonces, ni Dios Padre nos va a salvar.
Mientras tanto, en Tapachula, un grupo de empresarios y comerciantes del Centro Histórico argumentan que solicitarán a la alcaldesa, Rosy Urbina Castañeda, les permita abrir sus negocios de 9 a 16 horas y ellos (los comerciantes), se comprometen a usar cubre bocas y gel como medidas preventivas.
Los desesperados comerciantes tapachultecos, argumentan que están entre la espada y la pared, ya que se han descapitalizado y no podrán hacer frente a sus compromisos laborales, por lo que están decididos a retar la muerte en el campo de batalla; no hacerlo significaría seguir perdiendo el poco capital que han ganado durante años, amén de exponer a su familia a morir de hambre, argumentaron algunos de los afectados con la pandemia.