ALFIL NEGRO

372
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama

“El Covid-19, podría seguir en Chiapas hasta diciembre de este año”: JMCC

Un Tsunami de Contagios

México ha vuelto a la nueva normalidad, sus habitantes salieron en tropel y se montaron sobre el caballo del Covid-19, que corre desbocado buscando la muerte a lo largo y ancho de este país, en donde parece no haber cultura ni conciencia social entre la mayoría de sus habitantes; lo que podría traer como consecuencia, un verdadero tsunami de contagiados de la terrible pandemia.
En estos tiempos apocalípticos, en el año en que los viejos son presa fácil de morir bajo el manto de la terrible peste, millones de personas salieron a las calles para retar cara a cara al coronavirus; gracias a la disposición del Gobierno Federal, que, en pleno pico de la pandemia, autorizó que concluyera el confinamiento y la jornada nacional de la sana distancia.
La gente que sale día a día a buscar el sustento no lo pensó dos veces, desesperados por la falta de fuentes de trabajo y viéndose entre la espada y la pared, optaron por jugarse el todo por el todo para no morirse de hambre, considerando que la cacaraqueada ayuda gubernamental no llega a las mayorías; presuntamente, el programa de los créditos se ha convertido en una publicidad electoral.
El caso es que, gran parte de la sociedad mexicana está perdiendo la confianza en el gobierno federal y los funcionarios de su gabinete, quienes por sus declaraciones y actitudes encontradas sobre el tema de la pandemia, han creado una confusión tremenda entre la gente que ya no saben a quién creer y en qué creer, sobre todo, en lo que dice el subsecretario de Salud Hugo López Gatell, quien a cada rato se hace bolas y al parecer, sigue jugando con las cifras de los contagiados y muertos por la peste.
Por otro lado, el Presidente manifiesta gran optimismo y sigue apostando a muy que pronto los mexicanos podrán echar las campanas al vuelo, lo que gran parte de los mexicanos consideran es una incongruencia social, sobre todo, porque como líder máximo en el país continúa sin dar el ejemplo de usar el cubre bocas, utilizar el gel y lo más grave, fue el primero en abandonar la cuarentena días antes de la fecha oficial para viajar al Sureste del país e iniciar su gira de trabajo.
Se fue el huracán ‘Cristóbal’, se llevó la lluvia que limpió el cielo y trajo un poco calma para los chiapanecos, sobre todo, porque parece haber asustado al coronavirus que, de buenas a primera, bajó en un 50 por ciento las cifras negras de contagiados y muertos; según lo dio a conocer ayer lunes el Secretario de Salud en Chiapas, José Manuel Cruz Castellanos, quien únicamente contabilizó 68 casos en las últimas 24 horas en toda la entidad.
Mencionó que en Tuxtla Gutiérrez, únicamente detectaron 34 contagiados, en Tapachula fueron 14, por San Cristóbal hubieron 4 infectados, mientras sobre la costa del Soconusco encontraron dos en Tonalá y dos en Pijijiapan, así como uno en Arriaga, Mapastepec y Huixtla; el funcionario estatal reconoció que falta mucho por hacer y que, es probable que el problema de los contagios continúe hasta diciembre próximo.
En Tapachula los principales focos de contagio del Covid son los mercados y el transporte público, en donde la gente se niega a usar el cubre bocas y guardar la sana distancia; para nadie es secreto que en este municipio mueren a diario aproximadamente tres a cuatro personas que según familiares o vecinos, se negaron a recibirlos en los hospitales saturados o simplemente por miedo no fueron a los nosocomios y solamente esperaron la voluntad de Dios. Es claro que de ser cierto esto, esas cifras no ingresan a las oficiales.