ALFIL NEGRO

316

Por Oscar D. Ballinas Lezama

“Solo el que carga el cajón, sabe lo que pesa el muerto” (refrán popular)

Un mar de Mentiras y Abusos

Para que ‘amarren más’ las enfermedades del Covid-19, dengue, cáncer y sida, se espera que el próximo mes de octubre brote nuevamente en México el virus de la influenza; lo que podría aumentar los casos de contagiados graves y muertos, según lo dio a conocer el clarividente del sector salud, Hugo López Gatell.
Como si el horno estuviera para bollos, en medio del pico de la pandemia del coronavirus y de una mortandad, que tiene temblando de pies a cabeza a la mayoría de la población mexicana, se le ocurrió al funcionario federal jurar y perjurar que, en octubre próximo podrían enfrentar un reto mayor con la presencia de los virus de influenza y el Covid, éste último en una versión de mayor intensidad.
Peor noticia no se podría haber dado en estos momentos de desesperación, dolor y angustia de una nación que ya no siente lo duro sino lo tupido; ’aunque a su favor’ López Gatell, informó que ‘el país está preparado para combatirlos, gracias a la reconvención hospitalaria que se ha hecho durante esta crisis, en la que se han incrementado las camas de terapia intensiva. (¿?)
Ayer, el epidemiólogo consentido del ‘Señor de la silla del águila’, con su palabrerío cantinflesco siguió enredando a la sociedad mexicana, que a estas alturas ya no está muy convencida de los vaticinios de López Gatell, que para mala fortuna de todos los ha fallado, sin embargo, ahora añadió a su análisis el informe de que la epidemia del coronavirus tiene varios picos, por ese motivo cada entidad tiene su propia cresta de contagios y le hacen fallar en sus pronósticos.
Por otro lado, también quedó al descubierto que los semáforos para medir contagios de Covid, tampoco es controlado por la Secretaría de Salud Pública Federal, como se había dicho anteriormente; se dijo que cada estado creará sus propias señales y se rascará con sus propias uñas en el combate a la peste nacida en el oriente.
La verdad es que, el sector Salud federal ha mostrado su enorme incapacidad para enfrentar una pandemia apocalíptica, se les ha ido el tiempo en adivinar los estragos que puede causar el coronavirus, que continúa infectando y matando a una población indefensa, que, además, sufre el daño colateral de la crisis económica más terrible de su historia.
A pesar que el sector salud federal les ha advertido a Gobernadores de otras entidades del país que están en semáforo rojo, decidieron hacer caso omiso al ordenamiento del subsecretario de salud y anunciaron que para el 17 de este mes declararán luz amarilla, para intentar salir del bache en este desplome de la economía mexicana.
En Chiapas, no todos los municipios quieren esperar que descienda el pico de la pandemia y abrieron las puertas del desconfinamiento para iniciar la ‘nueva realidad’, incluso con actividades no esenciales bajo el argumento que prefieren poner el mal ejemplo a morirse de hambre; algunas autoridades municipales tratarán de reiniciar sus labores el próximo 16 de junio, sin importar que más de tres empleados y funcionarios de los ayuntamientos se hayan contagiado, algunos han fallecido, pareciera que miran la tormenta y no quieren hincarse.
Por cierto, dirigentes del bloque democrático Suicobach, denunciaron en las redes sociales el fallecimiento de varios trabajadores cobachenses, los cuales sin tener alguna actividad esencial, están siendo obligados por la Dirección General a realizar ‘guardias’; las consecuencias han sido funestas porque la titular de esa institución educativa, presuntamente se ha negado a obedecer las indicaciones del Secretario de Salud en Chiapas, afirman los denunciantes .
Tuxtla Gutiérrez y Tapachula están convertidos en el epicentro de la pandemia del coronavirus, así lo ha dado a conocer el Secretario de Salud chiapaneco, José Manuel Cruz Castellanos, añadiendo que en las últimas 24 horas el saldo fue de 97 nuevos casos, detectándose 39 contagiados en la capital chiapaneca y 16 en la Perla del Soconusco; el resto se distribuyó en los demás municipios; Chiapas, ha superado los tres mil infectados y casi 200 muertos, se dio a conocer en forma oficial.
Los que están haciendo su agosto en plena pandemia, son los que cobran hasta mil 800 pesos por cada ‘pre ficha’ para exámenes de ingreso a las preparatorias, independientemente de otra cantidad que deben aportar por la ficha de inscripción, al parecer este recurso es administrado por la asociación de padres de familia, que argumentan que esos miles de pesos sirven presuntamente, para el mantenimiento de la escuela. ¿Qué no la educación es gratuita? Pura boca son.
Otro que no canta mal las rancheras es Manuel Bartlett, titular de la CFE, a quien también le valió gorro la pandemia y la crisis económica del país; y para que los mexicanos se eduquen, le subió el precio a la tarifa de los consumidores. Así es que, no queda más remedio en esta cuarta transformación, que ponerse suavecito y cooperando.