ALFIL NEGRO

376
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“El buen juez por su casa empieza” (Refrán Popular)

Que Dios nos Ayude
Oscar D. Ballinas Lezama

México está viviendo una de las peores etapas de su historia; no solamente enfrenta una crisis sanitaria, que lo está entrampando en una psicosis severa, sino que, también ha empezado a caminar sobre el entramado de una tragedia económica y se ha metido en un laberinto de discordias políticas, que no parece tener salida.
Analistas políticos coinciden en señalar que el reciente atentando del narco en la Ciudad de México es un desafío al Gobierno Federal que semanas antes arremetió contra uno de los capos y su familia; la advertencia del narcotraficante al parecer fue cumplida con un ataque sorpresa en pleno corazón de la República Mexicana a un jefe policiaco de alto rango.
El despido de miles de trabajadores y el cierre de cientos de empresas, como producto de los daños colaterales causados por la pandemia del Coronavirus, que al parecer no ha sido controlada por los protocolos del Gobierno Federal; lo que ha provocado una mala imagen de quienes son responsables de la salud de los mexicanos, que al parecer han demostrado incompetencia y cerrazón ante una verdad que se antepone a los ‘otros datos’, el sol no se puede tapar con un dedo.
Las constantes críticas y advertencias presidenciales contra todo lo que huele a corrupción y esté alejado de la pobreza, principalmente en las conferencias ‘mañaneras’, están causando una peligrosa división entre los mexicanos, sobre todo, en las redes sociales que continúan echando gasolina al fuego y pueden incendiar el país.
Los comentarios y las opiniones de la voz populi van y vienen, buscando respuestas y soluciones a estos momentos tan difíciles que vive la nación mexicana; el abogado Mauricio Gándara Gallardo, exsecretario de Seguridad Pública en Chiapas y autor del libro:” el encantador de serpientes”, obra literaria en la que desnuda los presuntos actos de corrupción y soberbia del exgobernador chiapaneco, Pablo Salazar Mendiguchía, nos envió su opinión.
“El Presidente de la República debe cesar de sembrar discordias, y buscar la unidad que nos permita enfrentar esta grave crisis que apenas comienza. No soy adversario, soy crítico ante el grave e inédito escenario que vivimos en México”, dijo el abogado postulante.
El escándalo protagonizado entre policías y presuntos narcotraficantes, desvió por completo la atención de la población mexicana de la pandemia; las declaraciones de las autoridades responsables de la salud de los mexicanos sólo demuestran que no logran ponerse de acuerdo en sus versiones sobre el verdadero impacto del Covid-19, dejando entrever que las cifras de contagiados y muertos por esta peste, pudieran no ser reales y estar maquilladas, como lo ha cuestionado la misma Organización Mundial de la Salud.
La curva de la pandemia no se ve por ninguna parte del país, no obstante, la mitad de los gobernantes en las 32 entidades del país, juran que ya están en semáforos naranja, listos para abrirle todas las puertas al desconfinamiento y la apertura de los negocios; no obstante que el número real de contagiados y fallecidos por Covid continúa aumentando, según las estadísticas de las funerarias, sanatorios privados y vecinos de barrios y colonias de las poblaciones.
Por otro lado, las deudas y el hambre están desesperando y poniendo contra la pared a muchas personas, quienes, sin empleos ni forma de sobrevivir en el confinamiento, están saliendo a las calles en busca de una oportunidad para sobrevivir; protegerse de infectarse contra el Covid ya no es prioridad, están dejando su vida en manos de Dios.
Los siguientes 30 días serán muy importantes en la vida de los mexicanos, ya que, por un lado, el desconfinamiento ante el peligro de los contagios por Coronavirus, sin que se haya logrado bajar la curva de la peste apocalíptica, podría generar una nueva ola de infectados y muertos que cimbraría los muros del Palacio Nacional.
Por otro lado, no cambiar la estrategia gubernamental contra la delincuencia organizada, sería como colocar una bomba de tiempo en la administración de la cuarta transformación; mientras que la probable visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al mandatario norteamericano, Donald Trump, podría convertirse en un arma de doble filo; el mandatario azteca tendrá que sacar a relucir toda su experiencia política para evitar caer en pecados en la tierra del diablo mayor.
El exprocurador de Justicia y maestro emérito de la Universidad Autónoma de México, Sergio García Ramírez, envió una carta con entrega inmediata al inquilino del Palacio Nacional, la que en una de sus partes dice: “Señor Presidente, me dirijo a usted con la esperanza de que podrá cambiar el curso que llevamos en la víspera de la tormenta. Las nubes se acumulan. El descontento prolifera en muchos frentes: el suyo y los de un grueso sector de sus conciudadanos. Tal vez estoy equivocado, pero no soy el único que observa nubes negras en el cielo de México. ¿Usted no las mira? Por favor presidente: un gesto de concordia. Urge.”
Urge también que se detenga el infame aumento en los precios de servicios y productos, incluyendo los abusivos cobros que hace la Comisión Federal de Electricidad, una institución bajo la férula gubernamental, el gobierno debe demostrar que el ‘buen juez por su casa empieza’. Fue una promesa del político tabasqueño, que no se ha cumplido en su totalidad; que Dios y el pueblo, le ayuden a hacerlo.
Escríbenos al correo: [email protected]