Bajo Reserva

87

Llegó con la 4T, Pero Mantiene Sueldo «Neoliberal»

Con regularidad, el presidente Andrés Manuel López Obrador arremete contra los órganos autónomos por ser un engendro del neoliberalismo, los acusa de no servir de mucho y ser muy costosos, incluso ha criticado que los sueldos de sus integrantes son muy altos. Algunos de ellos, como Banxico, INE, IFT, Cofece y CNDH pidieron a la Suprema Corte les dejara ganar más salario que el Presidente, y la Suprema Corte de Justicia les dio la razón. Otros, como el Instituto Nacional de Acceso a la Información, acordó bajar la paga de sus miembros y no pelear legalmente un mayor sueldo. En contraste, nos hacen ver, en la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la presidenta, Rosario Piedra, quien fue propuesta por la autollamada Cuarta Transformación cobra, desde que llegó, el sueldo que tenía su antecesor y, nos aseguran ha «nadado de a muertito». Pues no que «no somos iguales», como dicen por ahí.
Las Clases en Palacio Nacional.
En vista que hace tiempo ya no tiene nada que informar en su conferencia de prensa vespertina en materia económica sobre dispersión de créditos a la palabra, la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín, ahora da una miniclase de cómo entender el acuerdo de libre comercio conocido como Tratado entre México Estados Unidos y Canadá, o T-MEC. El programa completo, nos explican, consta de 34 capítulos y dará uno en cada sesión. Ayer domingo tocó el capítulo 6 sobre mercancías textiles y prendas de vestir. De manera que si alguien está interesado en tomar el curso, tendrá que apurarse porque ya van un tanto atrasados. Aunque si quiere regularizarse, en la página del Cepropie encontrarán las clases de 1 a la 5 para ponerse al corriente. Ojalá doña Graciela tenga más éxito con sus clases del que tuvo con el de las conferencias sobre los créditos, nos dicen.
Dónde Quedó el «Quién es Quién».
¿Se acuerda del «Quién es quién de las empresas que cumplen o no cumplen con las medias sanitarias» por la pandemia de Covid? Lo que parecía una buena estrategia instruida por el presidente Andrés Manuel López Obrador a la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, para «balconear» a las compañías incumplidas que se negaron a cerrar, por no tener una actividad esencial, se quedó en el olvido y más ahora que ya nadie recuerda que el ejercicio de rendición de cuentas se hacía todos los lunes en la conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional. Sin más, no se volvió a saber de estos anuncios. ¿Será que todos cumplieron? ¿Regresará para ver quiénes cumplen con las medidas de la nueva normalidad? Sun