Huracán «Delta» Dejó un Muerto Tras su Paso por Yucatán

406

El huracán «Delta» impactó de lleno como categoría 2 esta zona del oriente del estado y ocasionó inundaciones, caída de árboles, suspensión del suministro eléctrico y se reportó la muerte de una persona que cayó desde un segundo piso, mientras aseguraba las puertas de su predio ante los fuertes vientos del meteoro.
En tanto, en la zona costera de Yucatán, poco más de 6 mil personas recurrieron a los albergues ante el riesgo de que sus viviendas se inundaran y los fuertes vientos que trajo el huracán que tocó tierras yucatecas alrededor de las 9 de la mañana de este miércoles.
«Delta» cobra una víctima
Un sexagenario falleció luego de caer del segundo piso de su vivienda. De acuerdo con el reporte policiaco, Roger Arturo de 65 años de edad, quien ingresó con vida al hospital San Carlos de Tizimín tras caerse del segundo piso de su casa, finalmente falleció por el golpe que sufrió. Se informó que se encontraba amarrando unas tablas en la puerta del segundo piso de su domicilio y se reventó la cuerda, lo que provocó que perdiera el equilibrio y cayera al piso.
En tanto, en la zona centro y oriente de la costa yucateca, municipios como Dzilam de Bravo, Dzilam González, Telchac Puerto, Progreso, Celestún, Sisal entre otros, enfrentaron fuertes vientos y lluvias de «Delta» en su paso por la península de Yucatán. Ante la desaparición del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), los alcaldes de municipios afectados desconocían a quién recurrir en apoyo a los damnificados de estos meteoros, ya que las lluvias de «Gamma» y el paso de «Delta», afectó viviendas de gente de escasos recursos en 19 municipios de la zona oriente y la costa de Yucatán.
Por ello, el gobernador del Estado, el panista, Mauricio Vila Dosal, solicitó al gobierno Federal la declaratoria de emergencia para luego decidir bajo qué esquemas, la Federación podría ayudar a los afectados de estos meteoros. En el puerto de Progreso, Chicxhulub, Chelem, Chuburná, entre otros, se sintieron los vientos de «Delta» en su paso hacia el Golfo de México. En Mérida, las lluvias y vientos durante más de 5 horas continuas, provocaron inundaciones en calles, avenidas, caída de árboles, ramas, láminas, entre otros.
Huracán «Delta» Paraliza
Todas las Actividades en Cancún
Cancún, uno de los puntos turísticos más importantes de México, quedó paralizado luego del impacto del huracán «Delta».
Hoteles, bares, bancos, comercios, centros comerciales y algunos supermercados hasta avenidas permanecen cerradas horas después de que «Delta» tocó tierra y causó desastres materiales en el estado.
Según las autoridades, el fenómeno natural entró a territorio mexicano a las 05:30 horas como un huracán categoría dos, con vientos sostenidos de hasta 175 kilómetros por hora.
Esto provocó que varios árboles, postes de luz, espectaculares e indicaciones de tránsito cayeran por los fuertes vientos. De esta manera los caminos fueron obstruidos y prácticamente la actividad turística y comercial quedó congelada.
Para atender esta emergencia las autoridades instalaron refugios en 11 municipios, donde turistas y pobladores fueron resguardados del mal tiempo.
El huracán hizo que pescadores y comerciantes frenaran sus actividades, pues no había mucha gente a la cual venderle sus productos.
Este día en Quintana Roo las personas se han dedicado a recoger los escombros que Delta dejó a su paso y, en algunos casos, han invertido su tiempo en quitar los árboles que cayeron en casas o vehículos.
Debido a que este huracán no vino acompañado de fuertes lluvias, no se vieron las mismas afectaciones en comparación con otros desastres como el huracán «Wilma».
Se reporta saldo blanco en
QR tras llegada de «Delta»
Tras una noche de tensión, por la llegada del huracán «Delta», esta ciudad –uno de los principales destinos turísticos del país—amaneció con daños menores y el buen ánimo de sus habitantes, que temían inundaciones generalizadas, como las que dejó el huracán «Wilma» en 2005, pero afortunadamente no fue así.
El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, informó que hubo saldo blanco en la entidad, sin reporte de víctimas mortales ni heridos, y sólo se reportaban daños en infraestructura. El mayor problema para la ciudad era la falta de energía eléctrica. De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), unos 260 mil usuarios totales de Cancún (33%) estaban sin energía eléctrica y se trabajaba para reponer el servicio lo antes posible. También se reportaba un servicio intermitente de telefonía celular y de internet, cuyo servicio era más estable en la zona hotelera. La telefonía fija también presentaba problemas. Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes anunció la reanudación del tránsito en el corredor Cancún Tulum, y se tenía previsto que el aeropuerto reiniciara operaciones la tarde de este miércoles.
En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se pudo ver que en la zona hotelera había poca gente en las calles y se encontraban palmeras y árboles derribados, pero se podía transitar sin problemas. Una turista de Montana que fue trasladada al refugio instalado en el Centro de Convenciones de Cancún se dijo agradecida por las atenciones que recibieron, que durante el paso del huracán estuvieron totalmente seguros y protegidos y esperaba volver pronto a su hotel para continuar con sus vacaciones.
En la zona de Punta Cancún, el corazón de la zona turística, se veían fachadas de negocios como restaurantes, bares, cafeterías y centro nocturnos con algunas afectaciones, algunos con marquesinas destruidas y otros con daños superficiales en las fachadas, pero las estructuras se mantenían intactas. En el resto de la ciudad, los pobladores trabajaban en levantar ramas y árboles caídos que dejó el huracán, para despejar las calles y los cables tirados por los vientos. SUN