ALFIL NEGRO

364
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“El presidente de la república, tronó contra concesionarios del aeropuerto chafa de Tapachula; la pista de aterrizaje, hasta baches tiene”

Ni una Mano de Gato
Oscar D. Ballinas Lezama

Con una inversión de aproximadamente 440 mil millones de Pesos, se amplió el aeropuerto internacional ‘Ángel Albino Corzo’, ubicado en Tuxtla Gutiérrez, la capital política de Chiapas que ahora crece su expectativa de potenciar su desarrollo económica en esa zona del sureste mexicano.
A quienes no les cayó muy bien la noticia fue a los habitantes del Soconusco, sobre todo a los tapachultecos que tienen desde hace décadas un aeropuerto concesionado, que en este siglo XXI representa una vergüenza por su deplorable y vieja estructura que no ha recibido ni una ‘manita de gato’; mientras que las pocas líneas aéreas que prestan un servicio deficiente, les cobran a los usuarios hasta por respirar.
En la gira por Chiapas del presidente Andrés Manuel López Obrador, al parecer hizo un llamado a los concesionarios del aeropuerto ‘internacional’ de Tapachula, advirtiéndoles que, si no pueden mejorar las condiciones estructurales y de servicio, que devuelvan la concesión para que el Gobierno le ‘entre al toro’ con la restructuración y modernidad de este centro de comunicación aérea. Ojalá así sea.
El presidente López Obrador, acompañado del gobernador Rutilio Escandón Cadenas, inauguraron el pasado sábado la ampliación y modernización del aeropuerto tuxtleco, en donde el ‘Gran Tlatoani’ expresó ante los medios de comunicación: “Tenemos que resolver el problema del aeropuerto de Tapachula; ya di instrucciones para que se hable con el concesionario y se le exija la modernización de ese lugar”, argumentó.
Luego, explicaría que lo que acaban de hacer en el ‘Ángel Albino Corzo’ es un ejemplo de que las cosas se pueden hacer cuando hay voluntad de las partes; argumentando que, en el caso del aeropuerto tuxtleco, el 51 por ciento de las acciones son del Gobierno del Estado y el 49 por ciento de Gobierno Federal: “así debería de administrarse el aeropuerto de Tapachula”, sostuvo.
“Dicen que hasta baches tienen en la pista del aeropuerto de Tapachula, esto lo digo para que el concesionario tome nota y se aplique a fondo; si considera que no le conviene administrar la concesión para que este aeropuerto opere como el de Tuxtla Gutiérrez, siendo una sociedad entre Gobierno del Estado, el Federal y la iniciativa privada”, sentenció López Obrador.
Luego explicaría que su visita a Chiapas para inaugurar la ampliación del aeropuerto tuxtleco, es para apuntalar obras como la que inauguró y que han sido afectadas por la crisis sanitaria que mermó el flujo turístico en esta entidad, sin embargo, confía en que obras como la remodelación del ‘Ángel Albino Corzo’, ayudarán a la reactivación de la economía chiapaneca.
Y tiene razón el Presidente de la República, con su apoyo es mucho más fácil sacar el buey de la barranca, lo malo es que en el Soconusco seguimos sufriendo la maldición gitana de cada sexenio; por angas o por mangas, la ayuda federal no fluye hacia esta frontera del sureste mexicano, considerado el patio trasero de este país.
Al inicio de este sexenio se brindó una enorme ayuda a los Estados y Municipios de la frontera norte, donde bajaron el IVA, los precios de las gasolinas, el gas, invirtiendo en hospitales, escuelas y mejoramiento de calles; mientras en la frontera del sureste mexicano, se canceló el proyecto de la Zona Económica Especial, que industrializaría la frontera considerada puerta de entrada de Centroamérica, convirtiéndola en uno de los polos de desarrollo económico.
Otra vía de comunicación abandonada, es la ‘carretera de la muerte’ sobre la Costa del Soconusco, convertida una verdadera trampa para los automovilistas; tiene más ‘agujeros’ que un totopo juche’, sin que la SCT obligue a los constructores a rehabilitarla con rapidez y material de calidad. Los accidentes de vehículos en esa vía han costado muchas vidas y miles de millones de Pesos.
Los soconusquenses esperan que pronto el ‘Gran Tlatoani’ venga en una gira de trabajo a los pueblos olvidados de la Costa, a esta frontera marginada y olvidada por los que han desfilado en la ‘silla del ‘águila’; la Costa se había convertido en un corredor para el paso de migrantes, los que ahora están varados en Tapachula, sin trabajo y con hambre, al igual que mucha gente nacida en estas tierras todo paridoras.
La ayuda del Gobierno Federal es urgente. Los Diputados federales y locales no han servido ni para tiro de escopeta en este sexenio, eso sí, todos andan haciendo campaña para seguir brincando como chapulines a otros cargos’. Ni la burla perdonan.