ALFIL NEGRO

100
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“En tiempos de envidia y de cizaña el ciego comienza a ver, el mudo a hablar y el sordo a oír” (Jazmín Ovalle)

Ecos del Pueblo
Oscar D. Ballinas Lezama

El ambiente político en el país sigue enturbiándose, los enfrentamientos de los neoliberales con el inquilino del palacio nacional son cada vez más fuertes, mientras el resto de la población ya no sabe a qué santo encomendarse, ante un mortal virus y la crisis económica que genera la pandemia.
Los partidos políticos siguen surgiendo por todos lados, existe una ‘parvada’ de aspirantes a ocupar cargos de elección popular, quienes juran y perjuran que buscan sacrificarse ‘sirviendo al pueblo’; muchos de estos no son conocidos ni en su casa, sin embargo, quieren sacarse la lotería sin comprar cachito.
Por otro lado, para nadie es secreto que desde las trincheras de la Cámara de Diputados y de Senadores, los ‘representantes del pueblo’ han cambiado las leyes a su conveniencia, buscando la reelección en los cargos que ocupan y que no desempeñan con eficacia, salvo alguna rara excepción.
Al cambiar las leyes electorales los legisladores en funciones tienen la opción de buscar su reelección sin necesidad de solicitar licencia o renunciar, simplemente solicitan el permiso para hacer campaña en días laborables, los que indudablemente se les paga un salario completo y con ello, les queda dinero para pagar sus gastos de campaña. Está sucediendo actualmente en México, increíble, pero cierto.
Quienes participan por primera vez en este proceso electoral, buscando lograr un escaño en el Congreso de la Unión, se quejan de que no hay ‘piso parejo’ con los Diputados federales que buscan la reelección, los que siguen en funciones cobrando su salario y al mismo tiempo haciendo campaña e influyendo las encuestas, sin embargo, si un precandidato hace lo mismo, se considera un acto anticipado de campaña, por lo que no existe democracia, apuntan los aspirantes inconformes con este procedimiento electoral.
Por otro lado, hay aspirantes a cargos de elección popular que sueñan al pedir a sus simpatizantes que les ayuden a luchar por una nueva historia de servicio a la gente; pretenden dejar atrás la política infeliz de usar a los electores como escalera y luego olvidarlos al igual que las promesas hechas a sus conciudadanos.
Para nadie es secreto que mientras la pandemia avanza y las vacunas escasean en todo el país, la inseguridad y la falta de fuentes de trabajo siguen permeando en cada rincón de la nación azteca; Chiapas como zona fronteriza no es la excepción, el problema migratorio está coadyuvando a la crisis sanitaria y económica que mantiene contra la pared a la sociedad completa.
Las parvadas de migrantes entran de manera ilegal por el río Suchiate, aprovechando la falta de un cerco migratorio y sanitario que les impida entrar como ‘Pedro por su casa’ para violentar el registro federal de población; lo grave no son los extranjeros que tratan de utilizar como trampolín la frontera sur, sino que entre ellos se filtren cientos de personas cuyos antecedentes se presume tienen su origen en las ‘clicas’ y grupos de maras salvatruchas, que poco a poco han venido posicionándose del territorio soconusquense, creando un cinturón de inseguridad, prostitución y tráfico de drogas.
Los bares, cantinas, discotecas, calles, escuelas y barrios, han sido copados por los grupos delictivos que operan a sus anchas, ignorándose si es por falta de la capacidad policiaca o posibles actos de corrupción de estos cuerpos institucionales.
Suchiate, Frontera Hidalgo, Metapa, Cacahoatán, Tapachula, Mazatán, Huehuetán Huixtla, son los municipios considerados de alta peligrosidad, en donde la delincuencia se ha incrementado por el ingreso de migrantes con antecedentes penales; esto y la pandemia del Coronavirus están asustando el poco turismo que llega a esta región del sureste mexicano.
En otras cosas, el joven político tapachulteco, Enrique Zamora Morlet, ya brincó al escenario electoral y dio a conocer su decisión de participar en el proceso electoral que culminará el próximo 6 de Junio; no hay que perder de vista al Exdiputado federal, quien tiene un impresionante currículum de servicio a la comunidad soconusquense.
Ediel Gálvez Rodríguez (Tamachi), fue nombrado el nuevo Presidente del PVEM en el municipio de la Villa de las Hortensias, donde el partido Verde ha sido la segunda fuerza política; se espera que la pelea por la alcaldía sea un ‘choque de trenes’ entre Morena y el Partido del Tucán. Según los cacahoatecos, el PRI está en la lona al ser dividido por el actual Presidente Municipal y la dirigente de ese instituto político ’Lady lengua viperina’, quien no obstante tener antecedentes ante la Fiscalía de Justicia, en donde existe una acta que se levantó por los presuntos delitos de amenazas de muerte y daños en propiedad ajena en agravio de una jovencita trabajadora del área de Salud en el mismo Ayuntamiento cacahoateco, con quien al parecer trae rencillas por cuestiones maritales, quiere ser la próxima Edil.
Choferes del Sitio ‘Cristóbal Colón’, dieron a conocer que con el apoyo de un empresario altruista en la región, han logrado salir avante en esta era de pandemia, ya que al donarles insumos para desinfectar sus unidades del servicio público, pueden cumplir con las medidas sanitarias exigidas por las autoridades de Salud.
Con ello, dijeron los conductores del transporte público, tratan de dar más seguridad a los usuarios, lo que desafortunadamente no hacen las unidades ‘libres’ que no cuentan con un control sanitario y al parecer están obteniendo ‘certificados patitos’ pagando componendas bajo el agua, sin que realicen la desinfección de sus vehículos.
Aprovecharon para hacer un llamado de atención al público en general, quienes utilizan autos particulares que ‘piratean’ el servicio del transporte público, ya que estos no tienen concesiones y carecen de seguro de viajero, poniendo en completo riesgo al usuario.