Por mar También se Transporta Contrabando de Gasolinas y Diesel

146

El contrabando de gasolinas y diesel no sólo se realiza por tierra, sino que ha invadido la esfera de mar territorial nacional, en donde ya se detecta; por ello la Secretaría de Marina (Semar) prepara la compra de un sistema aéreo no tripulado. Este equipo es capaz de efectuar vuelos de más de ocho horas con alcance mayor a 60 kilómetros, a una altitud superior a 5 mil pies, y puede transmitir video en tiempo real.
Luego de que el gobierno federal alertara sobre el ingreso ilegal de combustibles a México, procedentes principalmente de Estados Unidos, la dependencia encargada de resguardar las zonas costeras del país busca contar con «la tecnología más avanzada, capaz de hacer más eficiente la labor de vigilancia, fortaleciendo la capacidad de respuesta de las operaciones navales».
Mediante una inversión de 42.2 millones de pesos, la Dirección General de Investigación y Desarrollo de la Semar prepara la estrategia para cerrar el espacio a las actividades ilegales en mar adentro, siendo una de ellas el huachicol de contrabando. De acuerdo con el proyecto de inversión Réplica del Sistema de Patrullaje Autónomo de Reconocimiento Táctico Aéreo de la Armada de México, con fecha del 15 de enero de 2021, la Semar contempla «reproducir en serie un sistema aéreo no tripulado de mediano alcance y capaz de conducir operaciones navales, integrado por tres aeronaves no tripuladas, una estación de control terrena móvil compuesta por un vehículo autopropulsado para el transporte y operación del sistema, antena de comunicación con la aeronave en vuelo y antena de comunicación satelital».
Con ello, según el documento al que El Universal tuvo acceso, la dependencia podría contar con sistemas aéreos no tripulados de mediano alcance con los que harán más eficientes las operaciones navales de inteligencia, búsqueda y reconocimiento.
Asimismo, tendrá capacidad de dotar a las regiones navales con los medios aéreos para la optimización de las operaciones de reconocimiento, vigilancia y obtención de inteligencia a través de diferentes sensores, como cámaras diurna y nocturna montadas en aviones que realicen vuelos autónomos en las zonas marinas mexicanas, y donde se requiera para disuadir a los huachicoleros y a los grupos delincuenciales que operan en mar adentro.
Auge delictivo
Hasta ahora, el gobierno federal ha detectado el contrabando de EU por distintas aduanas terrestres, como Nuevo Laredo, Tamaulipas, en donde se aseguraron un millón 507 mil litros de gasolina, diesel y gas propano entre el 1 de enero de 2019 y el 30 de junio de 2020, de acuerdo con información en la Iniciativa de Ley de Hidrocarburos.
El aseguramiento de la mercancía y de los autotanques cargados con hidrocarburos se realizó por la detección en la omisión del pago de cuotas compensatorias al órgano fiscalizador, y por no acreditar con la documentación aduanera correspondiente su introducción a territorio nacional, agrega el texto.
Sin embargo, «no se descarta que los importadores que actualmente ingresan producto por tierra migren a envíos por barco», confiaron fuentes del sector consultadas por EL UNIVERSAL.
Tan es así, agregaron, que el año pasado el gobierno decidió militarizar las aduanas y los puertos para combatir todo tipo de contrabando, tras comentarios de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, en su comparecencia en el Senado de que «México estaba siendo inundado por importaciones ilegales de combustible».
La firma consultora IHS Markit realizó un estudio sobre el contrabando de combustibles a través de permisos de importación, en el que refiere que Raquel Buenrostro, jefa del SAT, denunció que se habían interpuesto 48 acciones legales en contra de autoridades aduanales entre enero y septiembre de 2020.
Equipos insuficientes
Esta situación refleja que el contrabando de gasolinas y diesel no sólo se da por tierra, sino que está presente e invade los mares territoriales nacionales, indicaron las fuentes consultadas. La capacidad actual que tiene la Semar para desarrollar operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR, por sus siglas en inglés) depende de cinco sistemas aéreos no tripulados (SANT) para atender la demanda de vuelos ISR a escala nacional. Sun