ALFIL NEGRO

171
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama

“Se vence el término para registrar integrantes de las planillas para buscar alcaldías; a un mes quince días de las elecciones”

La Cábala del 13

Llegó la hora cero; hoy a las doce de la noche de este martes cabalístico, los astros de la política mexicana tendrán que alinearse para iniciar la “madre de todas las batallas” en las elecciones del próximo 6 de junio, que ya están a la vuelta de la esquina.
Quizás el partido político que más ha trastabillado en el proceso electoral interno, ha sido Movimiento de Regeneración Nacional, luego que muchos de sus militantes han puesto el grito en el cielo al asegurar que fueron traicionados por sus dirigentes nacionales y estatales.
Algunos de los inconformes, hablaron de supuestas ventas de candidaturas, las que mencionan se tazaron hasta en cinco millones de pesos, como lo dijera la aún diputada morenista, Olvita Palomeque, refiriéndose a la imposición del ex alcalde con licencia y hoy candidato de Morena a la presidencia municipal de Huixtla, José Luis Laparra Calderón.
Será a partir de mañana en que los aspirantes a alcaldes y diputados locales se empezarán a mover con un poco más de libertad, sobre todo, aquellos que han estado el afilo de la navaja por el temor a ser bajados del caballo por sus dirigentes nacionales, quienes realmente tienen el sartén político por el mango.
Por lo pronto, los morenistas inconformes con sus candidaturas internas, han amenazado con impugnar a los candidatos que al parecer no tienen el perfil exigido por ese partido político; otros morenistas, los que ya se sienten amarrados, dicen que las acciones de sus compañeros inconformes son “patadas de ahogados” y que no habrá poder en la tierra que los baje de ese caballo guinda.
Ante esta reacción varios precandidatos morenistas que ya aceptaron su suerte, están emigrando hacia partidos de la coalición PRI-PAN-PRD, Verde Ecologista, Mover a Chiapas, PES, RSP y MC, desde donde piensan hacer frente común para derrotar las huestes de Morena, añadiendo que “traición, con traición se paga”.
Este fenómeno electoral que vive el país, sobre todo en Guerrero en donde Félix Macedonio, candidato de Morena a la gubernatura de esa entidad, ya advirtió que sí él no va en las boletas, evitará que se realicen las elecciones en ese lugar, así de ese pelo están las cosas.
Esta velada amenaza del senador guerrerense con licencia, muestra el tamaño de la gravedad que vive la política de este país, en la que cualquier chimuelo quiere mascar vidrio y cualquier pelón se está haciendo trenzas, dejando entrever el vacío de poder que existe en México.
En otras noticias, continúan las denuncias por la falta de medicamentos, alcohol, sábanas y otros insumos en el Hospital General de Tapachula, en donde además, los afectados afirman que existe una indiferencia e insensibilidad de algunos empleados, quienes constantemente tienen enfrentamientos laborales con el director Omar Gómez Cruz.
Para nadie es secreto que hace apenas una semana un grupo de trabajadores del Hospital, liderados por Límbano Domínguez, uno de los dirigentes de los ocho sindicatos que tienen esa institución de salud, tomaron a ‘sangre y fuego’ las oficinas de la dirección de esa institución, por el supuesto acoso laboral en contra de una empleada de nombre ‘Ivania’, quien tuvo que ponerse en huelga de hambre para que se le restablecieran sus derechos.
La exsecretaria general del sindicato del sector salud en Tapachula, Eloida Zárate, señaló con índice de fuego a Gómez Cruz, acusándolo de casi no presentarse a su oficina o hacerlo únicamente a partir del mediodía, lo que al parecer no le permite ver las irregularidades que ahí se presentan.
Supuestamente el domingo pasado, en el área de urgencia habían más de 50 pacientes esperando ser internados, los que según por falta de camas los tenían sentados en algunas sillas de los pasillos.
Las denuncias por las exigencias a familiares de los internados, para que compren los medicamentos prescritos en farmacias fuera del Hospital General, son casi el pan de cada día, dijo Sonia “N”, hermana de uno de los enfermos ahí hospitalizado, quien explicó del supuesto maltrato que brinda personal de vigilancia de una empresa privada, a toda las personas que llegan a solicitar atención médica en ese hospital, al que tratan de convertir en un bunker militar.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.