Financiar Autos Usados da un Respiro a la Banca

201

En medio de la escasez de autos nuevos por la falta de semiconductores en todo el mundo, los usuarios mexicanos no se han quedado con las ganas de cambiar de vehículo y han optado por autos usados, de manera que el financiamiento, particularmente de la banca, se ha volcado a ese segmento.
De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre de 2021 el crédito automotriz otorgado por los bancos alcanzó un total de 144 mil millones de Pesos, una caída de 7.6% en comparación con un año antes.
Sin embargo, según estadísticas de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) y JATO Dynamics, el año pasado el crédito de la banca y financieras de marca para seminuevos creció 14% respecto a 2020.
Si bien no es el mejor momento para esta importante industria, lo que en consecuencia se refleja en una menor colocación de crédito, los bancos siguen financiando la compra de autos.
Banorte reportó al cuarto trimestre de 2021 un total de 12 mil 73 seminuevos financiados, equivalente a una cartera de 3 mil 368 millones de Pesos, con alza de 25.2% respecto a 2020.
En el caso de BBVA, en 2021 financió 119 mil 698 autos seminuevos, con lo que obtuvo 23.8% del mercado, lo que representó un incremento en la colocación de 0.1% respecto a 2020.
El resultado es consecuencia de una estrategia de oferta diferenciada, con tasas desde 10.99%, así como procesos digitales en alianza con socios para la colocación de crédito en línea a través de sus plataformas.
La agilidad en el proceso de contratación es un diferenciador más de BBVA: «en menos de 30 minutos, un cliente tendrá respuesta a su solicitud», explicó el director de Banca Automotriz de BBVA México, Víctor Rojas.
Los principales bancos que operan en México detectaron a partir de la crisis de componentes electrónicos que los clientes querían seguir comprando autos, pero voltearon al segmento de seminuevos.
Desde finales de 2021, Scotiabank destacaba que, en su caso, otorgar un crédito automotriz es totalmente indistinto, ya sea para un auto del año o usado.
«Donde ha habido un cambio muy importante es en la parte de autos. Con el problema en las cadenas de suministro por la falta de chips, la mano de obra, lo que ha pasado es que en lugar de financiar autos nuevos estamos financiando seminuevos», explicó el director general de Scotiabank México, Adrián Otero.
«La gente tiene una propensión a revisar autos seminuevos, y ahí estamos apoyando. Al final del día, si el cliente quiere comprar un nuevo o seminuevo, para mí es lo mismo», señaló.
De acuerdo con el Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros (RAIAVL), dado a conocer por el Inegi, en Enero de 2022 se vendieron en el mercado interno 78 mil 585 vehículos ligeros, una variación negativa de 3.8% respecto al mismo mes de 2021.
Así, mientras algunos usuarios que buscan comprar un auto nuevo están optando por formar parte de listas de espera, donde sus autos tardarán entre 2 a 6 meses en llegar, pero también se ha favorecido a un mercado de seminuevos que ha mantenido a flote un segmento del crédito que ha prevalecido débil en los días de la pandemia.
«El mercado de seminuevos es una rama de la industria automotriz que se ha explorado muy poco en México; sin embargo, debido al panorama mundial, es momento de voltear a ver a nuestro lado y apostar a lo que un seminuevo puede aportar a las familias mexicanas, pues no sólo responde a la necesidad de contar con un medio de transporte, sino puede significar una fuente de empleo para algunos usuarios», dijo el director de operaciones y comercial en OLX Autos México, Jesús Garza.
Daño Colateral.
La caída en la venta de autos en México sigue repercutiendo en otro negocio financiero, tal es el caso de la venta de seguros.
De acuerdo con las cifras de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), al cierre de 2021 se registraron 108 mil millones de Pesos en seguros de autos, un decremento de 4.9% en términos reales, por la menor venta de autos nuevos en dos décadas. Sun