lunes, agosto 8, 2022
spot_img
InicioHoy EscribenEl Problema de los Médicos en México

El Problema de los Médicos en México

 

El sistema de salud en México se encuentra fuertemente golpeado por la pandemia de SARS-CoV-2, con deficiencias y carencias que no se solucionarán únicamente con más médicos, como históricamente se ha propuesto. ¿El problema de los médicos en México es sobre su distribución o sobre su cantidad? Desde mi punto de vista, la respuesta incluye ambas, pero debemos comenzar por la distribución y, para ello, se requiere una adecuada planificación y gestión de la calidad basada en evidencia. Solo basta con tomar indicadores, como la mortalidad de las regiones que no cuentan con un adecuado acceso a la salud o el analizar los indicadores del Índice de Desarrollo Humano, para saber que la equidad en la asignación de los recursos de salud es insuficiente en nuestro país.
«El sistema de salud en México es fragmentado», comenta la doctora María Fernanda Pizarro, reconocida especialista en Sistemas de Salud. Se necesitan mejorar las condiciones en las que labora la gran mayoría de los profesionales de la salud, además de corregir la distribución de estos a lo largo y ancho de la República, fortalecer la infraestructura y asegurar que existan los insumos necesarios para ejercer la profesión. El doctor Mauricio Sarmiento, defensor de los derechos de los médicos y participante en el documental Resiste Residente, utiliza una analogía que compara a nuestro sistema de salud con una cubeta con hoyos: antes de llenarla con más médicos, «debemos primero tapar los hoyos». Si bien es cierto que, de acuerdo con cifras de la OCDE, en México hay 2.4 médicos por cada mil habitantes, siendo menor al promedio de los países miembros, debemos también trabajar en evitar que estos profesionales continúen saliendo por los agujeros en el sistema, mejorando la planificación y gestionando la calidad de las diversas instituciones de salud en México.
Las estrategias tomadas últimamente por el gobierno, como el duplicar los espacios para realizar una especialidad médica en el año 2020 o, recientemente, el abrir una convocatoria para la contratación de médicos especialistas en hospitales fuera de las grandes ciudades, llegan a ser poco sustentables si no se aborda el problema de raíz. Por un lado, ha provocado que existan plazas de formación deficientes, que inclusive no cuentan con un aval universitario que es necesario para emitir una cédula profesional que acredite que el especialista ciertamente es especialista al término del programa académico. Por el otro, algunas de las plazas laborales ofertadas el mes pasado precisamente no cuentan con las condiciones laborales, infraestructura e insumos necesarios para ejercer la profesión de manera adecuada. Para que los médicos especialistas puedan ser asignados fuera de las grandes urbes del país, deben primero asegurarse las condiciones de estas plazas rechazadas.
La solución está en un abordaje multidisciplinario para la formulación de políticas públicas, que ha sido complejo porque «la evidencia no se valora como un insumo», comenta la doctora Pizarro. Propone utilizar Políticas Informadas por Evidencia, «herramientas que buscan el uso de evidencia como insumo para el proceso de formulación e implementación de políticas». Sin duda, en ocasiones esto compite con otros factores en el proceso de creación de políticas. Por ejemplo, la prontitud con la que las decisiones deben tomarse o que la evidencia no es fácil de usar porque no se comunica con los tomadores de decisiones de manera ágil. Finalmente, dentro del mismo gremio tendemos a no involucrarnos en la creación de políticas, por múltiples factores, incluyendo la falta de educación en estas áreas en los programas universitarios, entre otros. «Necesitamos llegar a un punto medio de análisis», afirma la doctora Fernanda Pizarro.
La equidad en la asignación de los recursos de salud es el requisito previo para la equidad de los servicios de salud. La doctora ve un camino prometedor empleando los medios de difusión que incrementan el alcance que tenemos con la comunicación. «Lo que es importante es que, como gremio médico, comuniquemos la evidencia […] El conocimiento nos dará este poder de acción», concluye. Sun

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

El Problema de los Médicos en México

 

El sistema de salud en México se encuentra fuertemente golpeado por la pandemia de SARS-CoV-2, con deficiencias y carencias que no se solucionarán únicamente con más médicos, como históricamente se ha propuesto. ¿El problema de los médicos en México es sobre su distribución o sobre su cantidad? Desde mi punto de vista, la respuesta incluye ambas, pero debemos comenzar por la distribución y, para ello, se requiere una adecuada planificación y gestión de la calidad basada en evidencia. Solo basta con tomar indicadores, como la mortalidad de las regiones que no cuentan con un adecuado acceso a la salud o el analizar los indicadores del Índice de Desarrollo Humano, para saber que la equidad en la asignación de los recursos de salud es insuficiente en nuestro país.
«El sistema de salud en México es fragmentado», comenta la doctora María Fernanda Pizarro, reconocida especialista en Sistemas de Salud. Se necesitan mejorar las condiciones en las que labora la gran mayoría de los profesionales de la salud, además de corregir la distribución de estos a lo largo y ancho de la República, fortalecer la infraestructura y asegurar que existan los insumos necesarios para ejercer la profesión. El doctor Mauricio Sarmiento, defensor de los derechos de los médicos y participante en el documental Resiste Residente, utiliza una analogía que compara a nuestro sistema de salud con una cubeta con hoyos: antes de llenarla con más médicos, «debemos primero tapar los hoyos». Si bien es cierto que, de acuerdo con cifras de la OCDE, en México hay 2.4 médicos por cada mil habitantes, siendo menor al promedio de los países miembros, debemos también trabajar en evitar que estos profesionales continúen saliendo por los agujeros en el sistema, mejorando la planificación y gestionando la calidad de las diversas instituciones de salud en México.
Las estrategias tomadas últimamente por el gobierno, como el duplicar los espacios para realizar una especialidad médica en el año 2020 o, recientemente, el abrir una convocatoria para la contratación de médicos especialistas en hospitales fuera de las grandes ciudades, llegan a ser poco sustentables si no se aborda el problema de raíz. Por un lado, ha provocado que existan plazas de formación deficientes, que inclusive no cuentan con un aval universitario que es necesario para emitir una cédula profesional que acredite que el especialista ciertamente es especialista al término del programa académico. Por el otro, algunas de las plazas laborales ofertadas el mes pasado precisamente no cuentan con las condiciones laborales, infraestructura e insumos necesarios para ejercer la profesión de manera adecuada. Para que los médicos especialistas puedan ser asignados fuera de las grandes urbes del país, deben primero asegurarse las condiciones de estas plazas rechazadas.
La solución está en un abordaje multidisciplinario para la formulación de políticas públicas, que ha sido complejo porque «la evidencia no se valora como un insumo», comenta la doctora Pizarro. Propone utilizar Políticas Informadas por Evidencia, «herramientas que buscan el uso de evidencia como insumo para el proceso de formulación e implementación de políticas». Sin duda, en ocasiones esto compite con otros factores en el proceso de creación de políticas. Por ejemplo, la prontitud con la que las decisiones deben tomarse o que la evidencia no es fácil de usar porque no se comunica con los tomadores de decisiones de manera ágil. Finalmente, dentro del mismo gremio tendemos a no involucrarnos en la creación de políticas, por múltiples factores, incluyendo la falta de educación en estas áreas en los programas universitarios, entre otros. «Necesitamos llegar a un punto medio de análisis», afirma la doctora Fernanda Pizarro.
La equidad en la asignación de los recursos de salud es el requisito previo para la equidad de los servicios de salud. La doctora ve un camino prometedor empleando los medios de difusión que incrementan el alcance que tenemos con la comunicación. «Lo que es importante es que, como gremio médico, comuniquemos la evidencia […] El conocimiento nos dará este poder de acción», concluye. Sun

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

El Problema de los Médicos en México

 

El sistema de salud en México se encuentra fuertemente golpeado por la pandemia de SARS-CoV-2, con deficiencias y carencias que no se solucionarán únicamente con más médicos, como históricamente se ha propuesto. ¿El problema de los médicos en México es sobre su distribución o sobre su cantidad? Desde mi punto de vista, la respuesta incluye ambas, pero debemos comenzar por la distribución y, para ello, se requiere una adecuada planificación y gestión de la calidad basada en evidencia. Solo basta con tomar indicadores, como la mortalidad de las regiones que no cuentan con un adecuado acceso a la salud o el analizar los indicadores del Índice de Desarrollo Humano, para saber que la equidad en la asignación de los recursos de salud es insuficiente en nuestro país.
«El sistema de salud en México es fragmentado», comenta la doctora María Fernanda Pizarro, reconocida especialista en Sistemas de Salud. Se necesitan mejorar las condiciones en las que labora la gran mayoría de los profesionales de la salud, además de corregir la distribución de estos a lo largo y ancho de la República, fortalecer la infraestructura y asegurar que existan los insumos necesarios para ejercer la profesión. El doctor Mauricio Sarmiento, defensor de los derechos de los médicos y participante en el documental Resiste Residente, utiliza una analogía que compara a nuestro sistema de salud con una cubeta con hoyos: antes de llenarla con más médicos, «debemos primero tapar los hoyos». Si bien es cierto que, de acuerdo con cifras de la OCDE, en México hay 2.4 médicos por cada mil habitantes, siendo menor al promedio de los países miembros, debemos también trabajar en evitar que estos profesionales continúen saliendo por los agujeros en el sistema, mejorando la planificación y gestionando la calidad de las diversas instituciones de salud en México.
Las estrategias tomadas últimamente por el gobierno, como el duplicar los espacios para realizar una especialidad médica en el año 2020 o, recientemente, el abrir una convocatoria para la contratación de médicos especialistas en hospitales fuera de las grandes ciudades, llegan a ser poco sustentables si no se aborda el problema de raíz. Por un lado, ha provocado que existan plazas de formación deficientes, que inclusive no cuentan con un aval universitario que es necesario para emitir una cédula profesional que acredite que el especialista ciertamente es especialista al término del programa académico. Por el otro, algunas de las plazas laborales ofertadas el mes pasado precisamente no cuentan con las condiciones laborales, infraestructura e insumos necesarios para ejercer la profesión de manera adecuada. Para que los médicos especialistas puedan ser asignados fuera de las grandes urbes del país, deben primero asegurarse las condiciones de estas plazas rechazadas.
La solución está en un abordaje multidisciplinario para la formulación de políticas públicas, que ha sido complejo porque «la evidencia no se valora como un insumo», comenta la doctora Pizarro. Propone utilizar Políticas Informadas por Evidencia, «herramientas que buscan el uso de evidencia como insumo para el proceso de formulación e implementación de políticas». Sin duda, en ocasiones esto compite con otros factores en el proceso de creación de políticas. Por ejemplo, la prontitud con la que las decisiones deben tomarse o que la evidencia no es fácil de usar porque no se comunica con los tomadores de decisiones de manera ágil. Finalmente, dentro del mismo gremio tendemos a no involucrarnos en la creación de políticas, por múltiples factores, incluyendo la falta de educación en estas áreas en los programas universitarios, entre otros. «Necesitamos llegar a un punto medio de análisis», afirma la doctora Fernanda Pizarro.
La equidad en la asignación de los recursos de salud es el requisito previo para la equidad de los servicios de salud. La doctora ve un camino prometedor empleando los medios de difusión que incrementan el alcance que tenemos con la comunicación. «Lo que es importante es que, como gremio médico, comuniquemos la evidencia […] El conocimiento nos dará este poder de acción», concluye. Sun

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular