sábado, agosto 13, 2022
spot_img

ALFIL NEGRO

Destruirás a los que hablan mentira; al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.
(Salmos 5:6)

El Nuevo Mesías
Oscar D. Ballinas Lezama

Este domingo del séptimo mes del 2022; en el segundo año del Coronavirus, las preocupaciones de la crisis económica y del aumento de la inseguridad en México, la iglesia católica iniciará mediante misas, procesiones y oraciones, una protesta contra la ola de asesinatos en este país.
El crimen de los dos últimos sacerdotes Jesuitas en el poblado de Cerocahui Chihuahua, fue la ‘gota que derramó el vaso’ y obligó a que las huestes religiosas levanten la voz, tratando de apaciguar a los criminales que no respetan la vida de ningún ser humano, incluso, ya lo hacen dentro de las iglesias que son lugares de reconciliación y paz.
“Dejad que el Cristo resucitado haga suya una nueva mirada y que, permita los nuevos acuerdos que tanto necesita el país; estamos ante serios problemas que exigen de todas y todos para atenderlo desde su raíz”, expresaron representantes de la grey católica.
Agregaron los religiosos católicos que “el gobierno mexicano ha fracasado por años en la tarea de detener la creciente violencia y el consiguiente clamor público, pero la voz de la iglesia no puede ser desestimada tan fácilmente”.
Desde las entrañas de la iglesia católica, apostólica y romana, están brotando las protestas, exigiendo a través del Episcopado que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ’revise las estrategias de seguridad que están fracasando, criticándolo por su incapacidad de no poder quitarle el control a la delincuencia organizada y denunciando que México es un estado fallido en el que domina la ley de la selva.
“Los abrazos ya no alcanzan para detener tantos balazos”, diría otro sacerdote, al ofrecer una misa para sus hermanos jesuitas que fueron abatidos a balazos, cuando intentaban darle los santos óleos a un guía de turistas que fue seguido por un sicario hasta una iglesia, en donde fue asesinado sin piedad frente a ellos.
Aunque el Presidente de la República ha prometido que se hará una exhaustiva investigación y ha ordenado la captura del responsable, la grey católica no cree sea la solución para detener el avasallamiento de la inseguridad, que sigue llenando de sangre y dolor a la sociedad mexicana.
Para nadie es secreto que el Ejecutivo Federal no quiere dar su brazo a torcer, e insiste que la inseguridad que los mexicanos viven actualmente es producto y culpa de los gobiernos anteriores: “todo esto es el fruto prohibido de una política de corrupción e impunidad que inició en los tiempos del expresidente Felipe Calderón; en el sexenio de 2006 a 2012”, afirmó el hombre, al que algunos de sus seguidores fanáticos han llamado el “Nuevo Mesías”.
Conforme a un comunicado de la iglesia católica, todo este mes de Julio se celebrará en sus templos una serie de misas, oraciones y procesiones comunitarias para pedir que haya paz y cese la violencia, que recen y hagan oración por las almas de los miles de víctimas que han caído bajo las balas, el odio y otras armas utilizadas por los agresores desalmados.
“La búsqueda de la paz es un compromiso de todos, debemos estar unidos para detener esta barbarie de violencia, que nos ha abierto las puertas para que construyamos la paz”, expresó otro sacerdote.
Nadie puede negar que la violencia ejercida por el crimen organizado no ha sido controlada por las autoridades, lo que ha envalentonado a los matones que siguen haciendo lo que les viene en gana en todo el país.
De nada han servido las cacaraqueadas mesas de seguridad, en las que, según muchos ciudadanos, no permiten la participación de los representantes de la sociedad y se presume que los encargados de velar por la seguridad han venido nadando de muertito; ignoran si es por falta de capacidad, o presuntamente, haber hecho ‘negociaciones bajo el agua’, como se ha dado a conocer públicamente en algunos medios de comunicación nacional.
En otras cosas, el ‘juego de Juan pirulero’ en la política mexicana sigue dando espectáculos circenses; el dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno, pareciera traer pleito cazado con la gobernadora Laida Sansores, quien ha montado un nuevo espectáculo en Campeche, utilizando en su programa de televisión como su bufón principal al ‘líder’ “Alito”. (Cuánto le costará al pueblo bueno el pago de tiempo aire en ese programa, como sucede en las mañaneras).
Ojalá algún día los legisladores federales se pongan las pilas y hagan su trabajo, obligando a quienes ordenan que se hagan estos suntuosos gastos; considerados como despilfarros del erario, que supuestamente se utilizan para satisfacer el ego y promocionar la imagen de quienes tienen cuatro años haciendo camino rumbo a las elecciones del 2024.
Mientras el Gobierno Federal y su partido político organizan entretenimientos burdos para el pueblo mexicano, los precios de productos y servicios aumentan, crece la falta de fuentes de empleos, aumenta la inseguridad, la pandemia del Coronavirus y otras llegaron para quedarse, mientras la mayoría de los hospitales públicos al parecer no tienen médicos especialistas ni medicamentos suficientes.
Por si fuera poco, las ‘corcholatas nacionales, estatales y municipales’ siguen destapándose, dejando a un lado sus verdaderos quehaceres como funcionarios, gobernantes o legisladores. ¡Qué bárbaros!, hay que ser coches pero no tan trompudos.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

ALFIL NEGRO

Destruirás a los que hablan mentira; al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.
(Salmos 5:6)

El Nuevo Mesías
Oscar D. Ballinas Lezama

Este domingo del séptimo mes del 2022; en el segundo año del Coronavirus, las preocupaciones de la crisis económica y del aumento de la inseguridad en México, la iglesia católica iniciará mediante misas, procesiones y oraciones, una protesta contra la ola de asesinatos en este país.
El crimen de los dos últimos sacerdotes Jesuitas en el poblado de Cerocahui Chihuahua, fue la ‘gota que derramó el vaso’ y obligó a que las huestes religiosas levanten la voz, tratando de apaciguar a los criminales que no respetan la vida de ningún ser humano, incluso, ya lo hacen dentro de las iglesias que son lugares de reconciliación y paz.
“Dejad que el Cristo resucitado haga suya una nueva mirada y que, permita los nuevos acuerdos que tanto necesita el país; estamos ante serios problemas que exigen de todas y todos para atenderlo desde su raíz”, expresaron representantes de la grey católica.
Agregaron los religiosos católicos que “el gobierno mexicano ha fracasado por años en la tarea de detener la creciente violencia y el consiguiente clamor público, pero la voz de la iglesia no puede ser desestimada tan fácilmente”.
Desde las entrañas de la iglesia católica, apostólica y romana, están brotando las protestas, exigiendo a través del Episcopado que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ’revise las estrategias de seguridad que están fracasando, criticándolo por su incapacidad de no poder quitarle el control a la delincuencia organizada y denunciando que México es un estado fallido en el que domina la ley de la selva.
“Los abrazos ya no alcanzan para detener tantos balazos”, diría otro sacerdote, al ofrecer una misa para sus hermanos jesuitas que fueron abatidos a balazos, cuando intentaban darle los santos óleos a un guía de turistas que fue seguido por un sicario hasta una iglesia, en donde fue asesinado sin piedad frente a ellos.
Aunque el Presidente de la República ha prometido que se hará una exhaustiva investigación y ha ordenado la captura del responsable, la grey católica no cree sea la solución para detener el avasallamiento de la inseguridad, que sigue llenando de sangre y dolor a la sociedad mexicana.
Para nadie es secreto que el Ejecutivo Federal no quiere dar su brazo a torcer, e insiste que la inseguridad que los mexicanos viven actualmente es producto y culpa de los gobiernos anteriores: “todo esto es el fruto prohibido de una política de corrupción e impunidad que inició en los tiempos del expresidente Felipe Calderón; en el sexenio de 2006 a 2012”, afirmó el hombre, al que algunos de sus seguidores fanáticos han llamado el “Nuevo Mesías”.
Conforme a un comunicado de la iglesia católica, todo este mes de Julio se celebrará en sus templos una serie de misas, oraciones y procesiones comunitarias para pedir que haya paz y cese la violencia, que recen y hagan oración por las almas de los miles de víctimas que han caído bajo las balas, el odio y otras armas utilizadas por los agresores desalmados.
“La búsqueda de la paz es un compromiso de todos, debemos estar unidos para detener esta barbarie de violencia, que nos ha abierto las puertas para que construyamos la paz”, expresó otro sacerdote.
Nadie puede negar que la violencia ejercida por el crimen organizado no ha sido controlada por las autoridades, lo que ha envalentonado a los matones que siguen haciendo lo que les viene en gana en todo el país.
De nada han servido las cacaraqueadas mesas de seguridad, en las que, según muchos ciudadanos, no permiten la participación de los representantes de la sociedad y se presume que los encargados de velar por la seguridad han venido nadando de muertito; ignoran si es por falta de capacidad, o presuntamente, haber hecho ‘negociaciones bajo el agua’, como se ha dado a conocer públicamente en algunos medios de comunicación nacional.
En otras cosas, el ‘juego de Juan pirulero’ en la política mexicana sigue dando espectáculos circenses; el dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno, pareciera traer pleito cazado con la gobernadora Laida Sansores, quien ha montado un nuevo espectáculo en Campeche, utilizando en su programa de televisión como su bufón principal al ‘líder’ “Alito”. (Cuánto le costará al pueblo bueno el pago de tiempo aire en ese programa, como sucede en las mañaneras).
Ojalá algún día los legisladores federales se pongan las pilas y hagan su trabajo, obligando a quienes ordenan que se hagan estos suntuosos gastos; considerados como despilfarros del erario, que supuestamente se utilizan para satisfacer el ego y promocionar la imagen de quienes tienen cuatro años haciendo camino rumbo a las elecciones del 2024.
Mientras el Gobierno Federal y su partido político organizan entretenimientos burdos para el pueblo mexicano, los precios de productos y servicios aumentan, crece la falta de fuentes de empleos, aumenta la inseguridad, la pandemia del Coronavirus y otras llegaron para quedarse, mientras la mayoría de los hospitales públicos al parecer no tienen médicos especialistas ni medicamentos suficientes.
Por si fuera poco, las ‘corcholatas nacionales, estatales y municipales’ siguen destapándose, dejando a un lado sus verdaderos quehaceres como funcionarios, gobernantes o legisladores. ¡Qué bárbaros!, hay que ser coches pero no tan trompudos.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular

ALFIL NEGRO

Destruirás a los que hablan mentira; al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.
(Salmos 5:6)

El Nuevo Mesías
Oscar D. Ballinas Lezama

Este domingo del séptimo mes del 2022; en el segundo año del Coronavirus, las preocupaciones de la crisis económica y del aumento de la inseguridad en México, la iglesia católica iniciará mediante misas, procesiones y oraciones, una protesta contra la ola de asesinatos en este país.
El crimen de los dos últimos sacerdotes Jesuitas en el poblado de Cerocahui Chihuahua, fue la ‘gota que derramó el vaso’ y obligó a que las huestes religiosas levanten la voz, tratando de apaciguar a los criminales que no respetan la vida de ningún ser humano, incluso, ya lo hacen dentro de las iglesias que son lugares de reconciliación y paz.
“Dejad que el Cristo resucitado haga suya una nueva mirada y que, permita los nuevos acuerdos que tanto necesita el país; estamos ante serios problemas que exigen de todas y todos para atenderlo desde su raíz”, expresaron representantes de la grey católica.
Agregaron los religiosos católicos que “el gobierno mexicano ha fracasado por años en la tarea de detener la creciente violencia y el consiguiente clamor público, pero la voz de la iglesia no puede ser desestimada tan fácilmente”.
Desde las entrañas de la iglesia católica, apostólica y romana, están brotando las protestas, exigiendo a través del Episcopado que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ’revise las estrategias de seguridad que están fracasando, criticándolo por su incapacidad de no poder quitarle el control a la delincuencia organizada y denunciando que México es un estado fallido en el que domina la ley de la selva.
“Los abrazos ya no alcanzan para detener tantos balazos”, diría otro sacerdote, al ofrecer una misa para sus hermanos jesuitas que fueron abatidos a balazos, cuando intentaban darle los santos óleos a un guía de turistas que fue seguido por un sicario hasta una iglesia, en donde fue asesinado sin piedad frente a ellos.
Aunque el Presidente de la República ha prometido que se hará una exhaustiva investigación y ha ordenado la captura del responsable, la grey católica no cree sea la solución para detener el avasallamiento de la inseguridad, que sigue llenando de sangre y dolor a la sociedad mexicana.
Para nadie es secreto que el Ejecutivo Federal no quiere dar su brazo a torcer, e insiste que la inseguridad que los mexicanos viven actualmente es producto y culpa de los gobiernos anteriores: “todo esto es el fruto prohibido de una política de corrupción e impunidad que inició en los tiempos del expresidente Felipe Calderón; en el sexenio de 2006 a 2012”, afirmó el hombre, al que algunos de sus seguidores fanáticos han llamado el “Nuevo Mesías”.
Conforme a un comunicado de la iglesia católica, todo este mes de Julio se celebrará en sus templos una serie de misas, oraciones y procesiones comunitarias para pedir que haya paz y cese la violencia, que recen y hagan oración por las almas de los miles de víctimas que han caído bajo las balas, el odio y otras armas utilizadas por los agresores desalmados.
“La búsqueda de la paz es un compromiso de todos, debemos estar unidos para detener esta barbarie de violencia, que nos ha abierto las puertas para que construyamos la paz”, expresó otro sacerdote.
Nadie puede negar que la violencia ejercida por el crimen organizado no ha sido controlada por las autoridades, lo que ha envalentonado a los matones que siguen haciendo lo que les viene en gana en todo el país.
De nada han servido las cacaraqueadas mesas de seguridad, en las que, según muchos ciudadanos, no permiten la participación de los representantes de la sociedad y se presume que los encargados de velar por la seguridad han venido nadando de muertito; ignoran si es por falta de capacidad, o presuntamente, haber hecho ‘negociaciones bajo el agua’, como se ha dado a conocer públicamente en algunos medios de comunicación nacional.
En otras cosas, el ‘juego de Juan pirulero’ en la política mexicana sigue dando espectáculos circenses; el dirigente nacional del PRI Alejandro Moreno, pareciera traer pleito cazado con la gobernadora Laida Sansores, quien ha montado un nuevo espectáculo en Campeche, utilizando en su programa de televisión como su bufón principal al ‘líder’ “Alito”. (Cuánto le costará al pueblo bueno el pago de tiempo aire en ese programa, como sucede en las mañaneras).
Ojalá algún día los legisladores federales se pongan las pilas y hagan su trabajo, obligando a quienes ordenan que se hagan estos suntuosos gastos; considerados como despilfarros del erario, que supuestamente se utilizan para satisfacer el ego y promocionar la imagen de quienes tienen cuatro años haciendo camino rumbo a las elecciones del 2024.
Mientras el Gobierno Federal y su partido político organizan entretenimientos burdos para el pueblo mexicano, los precios de productos y servicios aumentan, crece la falta de fuentes de empleos, aumenta la inseguridad, la pandemia del Coronavirus y otras llegaron para quedarse, mientras la mayoría de los hospitales públicos al parecer no tienen médicos especialistas ni medicamentos suficientes.
Por si fuera poco, las ‘corcholatas nacionales, estatales y municipales’ siguen destapándose, dejando a un lado sus verdaderos quehaceres como funcionarios, gobernantes o legisladores. ¡Qué bárbaros!, hay que ser coches pero no tan trompudos.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.

 

RELATED ARTICLES
- Advertisment -

Most Popular